Público
Público

Resultados anuales Las cuentas de Inditex marcan récords en 2018, pero con la menor alza en ingresos de su historia

La ralentización del crecimiento de las ventas y el rápido ritmo de cierre de tiendas de la multinacional textil gallega inquieta a los inversores, y sus acciones se desploman más de un cuatro por ciento.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Etiqueta de Zara, la principal enseña de la multinacional textil gallega Inditex, en un abrigo de mujer en una tienda en Barcelona. REUTERS/Albert Gea

El beneficio anual del gigante textil Inditex estuvo ligeramente por debajo de lo esperado el miércoles, con unos márgenes planos y una apreciación del euro que frenaron el crecimiento de las ventas de Zara y otras de sus marcas.

En concreto, la firma registró un beneficio neto de 3.444 millones de euros en su año fiscal 2018-2019 (del 1 de febrero de 2018 al 31 de enero de 2019), lo que supone un incremento del 2% respecto al ejercicio anterior. Las ventas alcanzaron los 26.145 millones de euros, un 3% más.

Pese al avance del beneficio y de las ventas en 2018, se trata del menor crecimiento de las ganancias desde 2013, cuando aumentaron un 1%, y de la facturación desde que la compañía salió a Bolsa.

El grupo textil minorista más grande del mundo aumentó un 7% sus ventas en tiendas y online a tipo de cambio constante en las cinco primeras semanas de su nuevo año fiscal.

Con unos márgenes que se esperan estables este año, los inversores están preocupados de que el crecimiento del grupo se esté ralentizando después de que cerrara pequeñas tiendas a un ritmo más rápido de lo esperado el pasado año para centrarse en tiendas más grandes y las ventas online.

Las acciones de Inditex llegaron a caer más de un 5% tras la publicación de sus resultados esta mañana. Al cierre del mercado, el descenso era del 4,45%, el peor valor del Ibex 35.

"Aunque muchas minoristas estarían complacidas con un crecimiento del 7 por ciento en las ventas (a tipos de cambio constante el año pasado), esto es menos de la mitad de la tasa de crecimiento de Inditex hace sólo un par de años y creemos que es prueba de que el perfil de crecimiento del grupo se ralentiza rápidamente", dijo Morgan Stanley en una nota.

Las acciones de Inditex cotizan en 23 veces su beneficio anual, frente a las 18 veces de su rival sueca H&M, cuyos beneficios también han decepcionado ante una fuerte competencia.

Inditex dice que no hace descuentos fuera de temporada a diferencia de sus rivales H&M y Gap, que bajaron precios antes de Navidad para limpiar sus inventarios. Sin embargo, eso hace más difícil que las marcas de Inditex, como Zara o Pull & Bear, compitan en un sector textil deprimido donde los descuentos de fin de año se han convertido en la norma.

El grupo controlado por su fundador, Amancio Ortega, anunció un aumento del 17% en su dividendo, aunque el anuncio quedó eclipsado por sus decepcionantes cuentas anuales.

El presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, durante la presentación de resultados de 2018. EFE/Moncho Fuentes

El año pasado el grupo que también posee las marcas Massimo Dutti y Oysho, había dicho que planeaba abrir entre 300 y 400 tiendas en el año fiscal 2018 y cerrar 200, pero terminó el periodo abriendo 370 y cerrando 355, casi el doble que en su plan inicial.

"Este proceso de ajustar sus tiendas está sorprendiendo a los inversores y sucede más rápido de lo que la gente esperaba", dijo Alistair Wittet, gestor de cartera de renta variable europea en Comgest, que tiene 11,19 millones de acciones de Inditex y es el decimotercer mayor inversor, según datos de Refinitiv.

"Eso naturalmente lastra el crecimiento de las ventas de algún modo a corto plazo, pero creo que es la estrategia adecuada a largo plazo", dijo.

En el año fiscal que terminó el 31 de enero, la fortaleza del euro mermó los beneficios de Inditex, que genera más de la mitad de sus ventas en otras divisas y luego las contabiliza en euros al presentar resultados.

El margen bruto fue del 56,7% en el periodo, frente al 56,3% del año anterior. El consejero delegado, Pablo Isla, dijo que la empresa había logrado unos márgenes saludables pese al negativo impacto de las divisas, y dijo que esperaba márgenes estables en 2019.

Inditex anunció un beneficio de 3.444 millones de euros en el ejercicio de 2018, un aumento interanual del 2%, con unas ventas de 26.145 millones de euros. Estas cifras quedaron por debajo de una estimación de consenso de 3.490 millones de euros para el beneficio neto y de 26.450 millones para las ventas, según datos de Refinitiv I/B/E/S.

Las ventas online del grupo crecieron un 27% en 2018, alcanzando los 3.200 millones de euros, lo que supone un 12% de las ventas totales.

Las ventas online suponen algo menos que el 14,5% de su competidora H&M, y está por debajo del nivel de penetración en países desarrollados como Estados Unidos, por ejemplo, donde las ventas online suponen un 27% de las ventas totales de ropa.

Inditex estima un crecimiento de las ventas comparables de entre el 4% y el 6% para este ejercicio, frente al 4% obtenido el pasado ejercicio.

El grupo propuso aumentar un 17% su dividendo hasta 0,88 euros con cargo al ejercicio 2018, y anunció que propondrá en la junta general de accionistas una nueva política de dividendos.

El grupo se dispone a incrementar el pay out ordinario (porcentaje del beneficio ordinario destinado a remunerar a los accionistas) del 50% al 60%, y propondrá además un dividendo extraordinario total de 1 euro por acción a distribuir con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020.