Público
Público

Resultados anuales Deoleo pierde 291 millones en 2018 tras aflorar un deterioro de sus activos de 200 millones e incurre en causa de disolución

El consejo de administración de la aceitera destituye al presidente y consejero delegado, Pierluigi Tosato, y su sustitución por Miguel Ibarrola López.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Productos de Deoleo. E.P.

Deoleo ha cerrado el ejercicio 2018 con unos números rojos de 291 millones de euros, frente a las pérdidas de 18,4 millones de euros de 2017, después de aflorar una deterioro de activos de más de 200 millones de euros que no tienen impacto en caja, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, el fabricante de Carapelli y Carbonell ha explicado que en el segundo semestre del año realizó un test de deterioro, encomendada a PwC, del valor de sus activos, fondo de comercio e intangibles esencialmente, una vez que se ha constatado la peor evolución de las operaciones en Italia y Estados Unidos, de 201 millones de euros, de los que 111 millones de euros corresponden a las actividades en el mercado estadounidense.

Deoleo ha precisado que este deterioro supone un ajuste "meramente contable" que no tiene impacto sobre la situación financiera del grupo, que ha reducido su deuda financiera neta en cinco millones de euros y que, tras la ampliación de capital y de su línea de financiación sindicada, cuenta con 74 millones de euros de liquidez.

Sin embargo, debido a este deterioro de los activos, la sociedad dominante ha incurrido en causa de disolución, por lo que el consejo de administración tomará las decisiones e implementará las medidas necesarias para restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) ajustado se situó en los 15,4 millones de euros, lo que supone un 50,7% menos que el alcanzado en 2017, mientras que la deuda financiera neta se situó en los 556 millones de euros, un 1% menos que en 2017, por el incremento de la tesorería de la compañía.

La cifra de negocio cayó un 12,5%, hasta los 605,5 millones de euros, debido esencialmente a la caída de precios por la evolución de las cotizaciones de materias primas y a los menores volúmenes comercializados. Para hacer frente a esta situación, Deoleo ha elevado sus inversiones en acciones publicitarias y de promoción de sus marcas.

En España, el consumo de aceite de oliva en el canal retail se recupera con un crecimiento del 2,6% durante 2018, principalmente como consecuencia del traslado al consumidor de la reducción de los precios en la materia prima en origen. Sin embargo, continúa descendiendo en Italia (-5,4%) y Estados Unidos (-2,1%), según datos de Nielsen e IRI.

Nuevo presidente

Antes de la publicación de los resultados, el consejo de administración de Deoleo anunció el cese de su presidente y consejero delegado de la compañía, Pierluigi Tosato, y su sustitución por Miguel Ibarrola López.

Tosato recaló en Deoleo en septiembre de 2016 como consejero delegado y asumió también el cargo de presidente ejecutivo de la multinacional oleíca en junio de 2017 tras la renuncia de Rosalia Portela. Antes de incorporarse al grupo aceitero, había sido consejero delegado de Bolton Alimentari y de Acqua Mineral San Benedetto Spa.

El nuevo presidente y consejero delegado de Deoleo es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Sevilla) y MBA en IESE, cuenta con una amplia trayectoria profesional en altos cargos directivos, tras haber pasado por empresas como Navidul, Campofrío y Grupo Zena.

En 2015 entró a formar parte del consejo de administración de Berlys y desde mayo de 2016 hasta la actualidad es presidente no ejecutivo de Tendam, antiguo Grupo Cortefiel, y desde febrero de 2018 también es presidente ejecutivo de Monbake, firma creada tras la unión de las empresas españolas del sector del pan y la bollería ultracongelada Berlys y Bellsolà.