Público
Público

Resultados anuales Grupo Mutua Madrileña incrementa un 6% su beneficio en 2018, hasta 267 millones

El presidente de la aseguradora no prevé adquirir una ficha bancaria por la desventaja regulatoria del sector.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente y consejero delegado de Grupo Mutua Madrileña, Ignacio Garralda. E.P.

El Grupo Mutua Madrileña obtuvo un beneficio neto de 266,9 millones de euros en el ejercicio 2018, un 6% más que un año antes, gracias a la buena evolución de las sociedades que lo integran y al comportamiento positivo de los ingresos de los diferentes ramos, especialmente los de autos y salud, según ha informado la entidad este jueves.

Según ha explicado el presidente y consejero delegado del grupo, Ignacio Garralda, Mutua ha alcanzado por primera vez en su historia la primera posición del ranking nacional de seguros no vida, con el 14,26% del mercado, cuando hace diez años ocupa la séptima posición. Asimismo, la entidad ocupa el primer lugar en seguros de salud, la tercera en seguros de auto y la primera en el ramo de accidentes. En la suma de vida y no vida ocupa la tercera posición, con el 8,19% de cuota de mercado.

Garralda ha destacado que este beneficio es de "mejor calidad" que el obtenido un año antes, debido a que en 2017 el resultado incluía beneficios atípicos de 31 millones de euros por las plusvalías que el grupo obtuvo con la venta del edificio Palacio de Miraflores. "Este año no tenemos esos beneficios atípicos y, por tanto, los 266,9 millones son beneficios ordinarios", ha señalado.

Los ingresos por primas del Grupo Mutua se incrementaron un 5,3% el año pasado, hasta 5.270 millones de euros, con un total de 8,4 millones de pólizas, un 5,1% más que en 2017. El grueso de la facturación correspondió al negocio no vida, con unos ingresos por primas de 5.046 millones de euros, un 4,8% más que un año antes y por encima de la media del 4% del sector; mientras que en el segmento de vida se situaron en 224,2 millones de euros, un 18,8% por encima de un año antes.

En cuanto a salud, Adeslas registró un volumen de primas de 2.524,2 millones de euros (+7,6%), con lo que consolidó su cuota de mercado en torno al 30%. En conjunto, SegurCaixa Adeslas, compañía integrada en Grupo Mutua Madrileña y participada por CaixaBank, obtuvo unos ingresos de 3.709 millones de euros (+4,6%) y un beneficio neto de 350 millones, un 11,4% más.

Grupo Mutua ha completado así el primer año de su Plan Estratégico 2018-2020, centrado en garantizar el crecimiento rentable y sostenido del consorcio y en acelerar el proceso de diversificación y transformación de la compañía.

En 2018, el patrimonio gestionado total del grupo fue de 6.551 millones de euros, mientras que el patrimonio gestionado de terceros fue de 3.407 millones, un 6,7% más. Los activos de Mutua incrementaron un 5% su valor en el ejercicio, hasta 8.752 millones de euros, en lo que ha sido "una época bastante complicada", según ha resaltado Garralda.

Para crecer de manera inorgánica, Mutua Madrileña cerró a finales de 2018 la compra del 50,01% de Alantra Wealth Management, especializada en banca privada y con gran presencia en la zona norte de España, y del 29,2% de EDM, con la opción de aumentar su participación hasta el 51% a finales de 2019 para reforzar su estrategia de diversificación, especialmente en Catalunya.

Garralda ha asegurado que la compañía no prevé adquirir ficha bancaria debido a la presión regulatoria a la que están sometidas. "Le hemos dado vueltas, pero creo que está barata porque tampoco es tan gran negocio. En principio tiene algunas ventajas, pero la presión regulatoria es de tanta intensidad que en tener un banco pequeño tampoco vemos grandes ventajas hoy por hoy", ha explicado.

En esta línea, considera que los servicios de transacciones bancarias podrán hacerse gracias a las nuevas tecnologías sin necesidad de tener competencia bancaria, mientras que en el campo de asesoramiento, que es donde Garralda cree que estará el valor añadido de la banca, la firma operará, como hasta ahora, a través de Mutuactivos y mediante el resto de compras que la compañía haga en el sector de la gestión de activos.

En cuanto a la alianza con CaixaBank, el presidente del grupo ha indicado que los equipos se conocen y que "no hay nada nuevo para hacer" con la entidad. "Estamos encantados con la alianza, es un ejemplo de cómo hacer una alianza de bancaseguros que funcione a nivel de los dos socios", ha destacado el directivo, que no prevé incrementar su posición en el banco (actualmente del 2,1%).

Preguntado por un posible acuerdo con la aseguradora Caser, Garralda ha señalado que se trata de una empresa "francamente buena e interesante", pero que cuenta con un componente de incertidumbre elevado que hace recelar al grupo de invertir en ella.