Público
Público

Resultados anuales Sabadell gana un 54% menos en 2018 por la crisis de su filial británica y tras limpiar el balance

El banco no tiene intención de comprar otra entidad en los próximos años, tras la integración de TSB que "nos ha costado bastante"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El logo de Banco Sabadell, en la sede de la entidad en Barcelona. REUTERS/Yves Herman

Banco Sabadell ha cerrado 2018 con un beneficio neto atribuido de 328,1 millones de euros, un 54,2% menos respecto al ejercicio anterior, tras completar la problemática migración informática de su filial británica TSB y culminar la limpieza del balance, según ha informado en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV).

Sin tener en cuenta el impacto de los costes extraordinarios asumidos, que cifra en 637,1 millones, el crecimiento del beneficio neto del banco hubiera sido del 9,6% interanual, hasta situarse en los 783,3 millones de euros.

El margen de intereses se ha situado en 3.675,2 millones de euros en 2018, un 0,7% más, y excluyendo TSB el margen asciende a 2.675,5 millones, un 1,1% más interanual y trimestral, impulsado por el crecimiento de volúmenes. Los gastos de explotación se elevaron a 2.920,4 millones (239 millones más que en 2017), los costes no recurrentes se situaron en 291,5 millones, atribuibles principalmente a la migración y postmigración de TSB, y los costes recurrentes ascendieron a 2,628,8, un ligero aumento del 0,3%.

Durante 2018, el Sabadell ha llevado a cabo un esfuerzo para limpiar su balance y reducir la ratio de activos problemáticos netos, logrando una significativa caída de estos activos, que presentan una reducción EX TSB de 7.846 millones en el año, tras anunciar la venta de carteras institucionales por 5.800 millones de euros.

Asimismo, a cierre del ejercicio se redujo la ratio de morosidad del grupo, hasta el 4,22% (5,04% sin TSB), y la ratio de capital CET 1 fully loaded se situó en el 11,3%.

El logo del banco TSB, filial del Banco Sabadell en Reino Unido, en una de sus sucursale en Londres. REUTERS/Neil Hall

En la presentación de resultados, el presidente de la entidad catalana, Josep Oliu, ha reconocido que la complejidad de la migración de la plataforma tecnológica de su filial británica TSB ha sido más costosa y difícil de lo esperado, pero asegura que la entidad ha completado con éxito su integración y ya se beneficia de sus ventajas.

"Pensamos que sería un paseo militar y ha sido una batalla que nos ha costado bastante dinero, pero que al final hemos ganado. La migración de TSB fue complicada, pero afortunadamente eso es historia", ha explicado el presidente durante la presentación de resultados anuales de la entidad.

Por su parte, el consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, ha reconocido que la migración de TSB tuvo "muchos problemas", en especial en cuanto a la afectación de los clientes en los canales, pero ha asegurado que ese proceso ha culminado y que en este momento la entidad está experimentando las ventajas competitivas que ofrece la plataforma.

En esta línea, TSB ha resuelto más de 181.000 reclamaciones de clientes, más del 90% del total de las 204.000 recibidas tras la migración. "Casi todas las que nos llegan ya no tienen nada que ver con la migración", ha asegurado Guardiola.

Por otro lado, Guardiola ha comunicado que la nueva consejera delegada de TSB, Debie Crosbie, se incorporará en primavera de este año, debido al proceso habitual de incorporación desde una entidad competidora. "Nos parece que tiene todas las capacidad para hacer todo lo que en este banco son prioridades: la diversificación de activos en el mundo de las pymes y mejorar significativamente la eficiencia del banco", ha destacado.

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, y el consejero delegado del grupo, Jaime Guardiola, durante la presentación de los resultados del ejercicio 2018. EFE/Emilio Naranjo

Oliu, ha alejado los rumores sobre la posibilidad de comprar Bankia al asegurar que la entidad no pretende efectuar ninguna operación para crecer de manera inorgánica en los próximos años.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) cuenta de forma directa e indirecta, a través de BFA Tenedora de Acciones, con una participación en Bankia del 61,4%, y el Gobierno ha retrasado dos veces el plazo para desprenderse de esta participación. En el mercado se especula con la posibilidad de que una entidad adquiera Bankia para acometer así su privatización.

Los planes de Sabadell no contemplan el cierre de oficinas o la reducción de su plantilla en España

Sin embargo, Oliu ha echado balones fuera: "En los próximos años no tenemos ninguna intención de hacer ningún crecimiento no orgánico", ha asegurado durante la presentación de resultados anuales de la entidad, donde ha señalado que no habrá cambios en el plan estratégico del grupo más allá de la parte de TSB y que la estrategia se centra en la adaptación y transformación del modelo bancario al nuevo entorno tecnológico.

Respecto a la posibilidad de devolver la sede a Catalunya, ahora en Alicante, el presidente de la entidad ha indicado que "ocurrió lo que ocurrió" y que, aunque no hay nada sobre la mesa, "tampoco hay nada definitivo". "Estamos en Alicante, cambiar la sede es algo muy difícil y esto es algo de filosofía vital: no hay nada definitivo en la vida. Pero en estos momentos y con la situación que vivimos no hay nada previsto", ha apostillado el directivo.

Los planes de la entidad tampoco contemplan el cierre de oficinas o la reducción de su plantilla en España. En este sentido, Oliu ha indicado que todos los años la plantilla desciende en una cantidad pequeña, con lo que se van absorbiendo los aumentos de productividad, por lo que no tiene intención de acometer ninguna actuación especial en este sentido.

Más noticias de Economía