Público
Público

Resultados Las divisas y un septiembre cálido lastran los resultados de Inditex

La multinacional gallega de moda se desploma un 4,8% en Bolsa tras presentar los resultados de los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal

Tienda de Zara, la principal enseña de la multinacional textil Inditex, en un centro comercial de Madrid. E.P.

Agencias

 Inditex, el mayor grupo minorista textil del mundo y propietario de Zara, anunció el miércoles unos resultados del tercer trimestre por debajo de las expectativas de los inversores debido a los efectos de los tipos de cambio de las divisas y a las altas temperaturas de septiembre, pero mantuvo las previsiones de ventas y margen de negocio para el resto del año. 

Inditex, que también posee la marca de lujo Massimo Dutti y la marca adolescente Bershka, dijo que el resultado de explotación (EBIT) se situó en 3.070 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un incremento del 3%, que según el grupo hubiera sido del 14% a tipos de cambio constantes. En los nueve primeros meses del año, el resultado neto alcanzó los 2.438 millones de euros, un 4% superior al de un año antes.

Las ventas de Inditex se situaron en 18.437 millones de euros, un 3% más, y han alcanzado su máximo histórico en este periodo, al tiempo que crecieron un 7% a tipo de cambio constante.

Las ventas logran máximo histórico en este periodo y superan los 18.400 millones

Inditex, con tiendas desde China hasta Rusia, es altamente sensible a los tipos de cambio. Controlada por su fundador Amancio Ortega, el grupo genera más de la mitad de sus ventas en monedas distintas del euro y luego convierte esas ventas a euros al elaborar sus informes de resultados. Sin embargo, su modelo centralizado de suministro y distribución significa que una gran parte de sus costes están en euros.

La empresa destaca por la rapidez en llevar sus nuevos diseños a las tiendas, y en lugar de renovar sus existencias por temporada, como hacen los minoristas tradicionales de ropa, cambia sus artículos cada cuatro o cinco semanas tanto en las tiendas físicas como en internet.

Sin embargo, el grupo español, que fue pionero en el concepto de la moda rápida en los ochenta, se enfrenta a la competencia de nuevos grupos que solo venden en internet, como Boohoo.com y Missguided.

Inditex, que lanzó la venta online de Zara en 106 nuevos mercados el mes pasado, dijo que a diferencia de otras competidoras, no había tenido que recortar los precios de la ropa en septiembre en un mes extraordinariamente cálido, lo que permitió un crecimiento del margen bruto de 108 puntos básicos durante el tercer trimestre.

"Somos capaces, pese a un significativo impacto negativo de divisas, de mantener nuestros márgenes", dijo en una conferencia con analistas el presidente y consejero delegado, Pablo Isla. "Creemos que esto es algo que muestra la saludable ejecución de nuestro modelo de negocio", dijo.

Isla dijo que en marzo actualizará datos sobre las ventas online en los resultados de todo el año, tras lograr en 2017 un incremento del 41% en las ventas online, que alcanzaron un 10% del total facturado por el grupo.

En opinión de los analistas de Bankinter, se trata de unos resultados ligeramente más flojos de lo esperado y que mantienen la tendencia de desacelaración de ingresos de los últimos trimestres, aunque el estricto control de costes ha permitido la defensa de los márgenes este trimestre. Para Anne Critchlow, de Societe Generale, "las divisas siguen siendo un problema en el tercer trimestre (...), lo que explica por qué hay una diferencia del 4% en comparación con el consenso para ventas y EBIT, a pesar del fuerte aumento del margen bruto".

Las acciones de Inditex se anotaron una caída del 4,8% al cierre de la jornada. En concreto, los títulos de la enseña textil lideraron las pérdidas del selectivo español durante el día tras cerrar con caídas superiores del 6% para terminar la jornada con un descenso del 4,8%hasta intercambiarse sus acciones a 25,05 euros.