Público
Público

Resultados Ferrovial vuelve a beneficios pese a la caída del negocio de servicios que estudia vender

La constructora dela familia Del Pino remodela las cúpulas de sus divisiones de negocio de concesiones, Cintra, y de construcción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino (der), y el consejero delegado de la constructora, Iñigo Meira, en la junta de accionistas. E.P.

Ferrovial obtuvo un beneficio de 59 millones en los nueve primeros meses del año, con lo que vuelve a beneficios tras digerir la provisión realizada a comienzos de año ante los problemas surgidos en un contrato de servicios en Birmingham, en Reino Unido, y a pesar de la caída de ingresos registrada en Servicios, la división que analiza vender y la más expuesta al mercado británico.

La compañía que preside Rafael del Pino asegura no obstante que su ganancia ascendería a 294 millones en caso de descontar dicha provisión, de 237 millones de euros por penalizaciones e inversiones adicionales en el contrato de mejora y mantenimientos de las carreteras de Birmingham.

Ferrovial logra compensar esta anotación, que le llevó a cerrar con números rojos las cuentas del primer trimestre y la primera mitad del año, gracias al "buen comportamiento" de los negocios y los 429 millones de euros en dividendos que le reportaron sus joyas de la corona, la autopista ETR 407 de Toronto y el aeropuerto londinense de Heathrow.

El resultado bruto de explotación (ebitda) de la constructora entre enero y septiembre se redujo un 51,6% interanual hasta 344 millones de euros,  si bien ascendería a 580 millones en caso de descontar la referida provisión.

La cifra de negocios bajó ligeramente hasta los 9.114 millones de euros frente a los 9.194 millones del año anterior tras la finalización de los contratos de los centros de internamiento de su filial Broadspectrum en Australia, una menor actividad en el Reino Unido y la desconsolidación de las autopistas portuguesas.

A mediados de octubre, el grupo reconoció que ha contratado a un asesor externo para sondear la posible venta de parte o toda su división de servicios, la primera del grupo por facturación y la que más exposición tiene a Reino Unido, primer mercado de la compañía por delante de España.

Durante la presentación de resultados del grupo, su director económico-financiero, Ernesto López Mozo, indicó que el grupo aún no ha tomado una decisión sobre la posibilidad de vender toda o parte de la división de servicios. El directivo atribuyó el análisis que Ferrovial está realizando sobre la eventual desinversión de este negocio a su estrategia de centrarse en el desarrollo de infraestructuras por considerar que se trata de un negocio que genera "mayor valor".

En el capítulo financiero, al cierre del septiembre, Ferrovial soportaba un endeudamiento neto consolidado de 3.875 millones de euros, un 11,8% superior a la de comienzos de año.

Relevo en Cintra

Además, Ferrovial ha remodelado la cúpula de sus divisiones de negocios, toda vez que ha nombrado nuevos consejeros delegados de Cintra, la filial de concesiones, y Ferrovial Agromán, la rama de construcción, después de que el pasado mes de mayo ya designara nuevo primer ejecutivo de Servicios. Los cambios derivan de la decisión de Enrique Díaz-Rato, consejero delegado de Cintra durante los últimos doce años, de dejar la compañía para acogerse a la jubilación.

Díaz-Rato será relevado por Alejando de la Joya, quien durante la última década ha ejercido como primer ejecutivo del negocio constructor. A su vez, Ignacio Gastón pasa a dirigir la actividad constructora desde su actual puesto de director general del negocio de servicios en España.

Ferrovial remodela la cúpula de estos dos negocios después de que en mayo designara a Fidel López nuevo consejero delegado de su división de Servicios en sustitución de Santiago Olivares, quien decidió dejar la compañía para emprender nuevos proyectos profesionales tras once años en este último cargo.