Público
Público

Resultados Naturgy se anota pérdidas de 3.040 millones hasta septiembre tras revisar el valor de sus activos

El consejo de administración de la energética aprueba un segundo dividendo a cuenta de 0,45 euros por acción, de acuerdo con su compromiso de una retribución total para los accionistas de 1,3 euros por título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo del grupo energético Naturgy (la antigua Gas Natural Fenosa), en su sede en Madrid. REUTERS/Sergio Perez

El grupo de energía Naturgy (antes Gas Natural Fenosa) incurrió en unas pérdidas netas de 3.040 millones de euros en los primeros nueve meses del año, tras ajustar el pasado verano el valor contable de sus centrales nucleares y de carbón en 4.851 millones de euros.

El deterioro, aplicado en su mayoría sobre activos españoles, fue anunciado a finales de junio cuando la antigua Gas Natural desveló su nueva marca y el rumbo estratégico liderado por el presidente ejecutivo, Francisco Reynés.

Excluyendo este impacto y otros elementos no recurrentes, el resultado neto recurrente creció un 38%, hasta 877 millones de euros, por la mayor actividad, menor amortización, y menores gastos financieros resultado de la optimización de la deuda del grupo.

En términos estrictamente operativos, Naturgy anunció un resultado bruto de explotación (ebitda) de 2.976 millones de euros, lo que implica un descenso del 0,6% interanual en un periodo marcado por la depreciación de divisas en Latinoamérica. Sin considerar el ajuste de valor de los activos, el resultado bruto crece un 10.1%, hasta 3.248 millojes, principalmente apoyado por la mejora en el negocio de Gas y Electricidad, así como en la estabilidad de los negocios de infraestructuras; lo que ha permitido a la compañía más que compensar el efecto negativo de los tipos de cambio por importe de 182 millones de euros.

Tras la llegada de Reynés y la reconfiguración de un accionariado en el que los fondos de inversión están al mando, Naturgy (que este año sube en bolsa un 13%, casi el mismo porcentaje que pierde el Ibex-35) busca reducir notablemente el número de los mercados en los que opera, concentrándose en las inversiones rentables y en el control de gastos.

Entre enero y septiembre, el grupo invirtió 1.593 millones de euros, un 41,9%, de los cuales más del 70% se destinó a proyectos de crecimiento orgánico y cumplen los estrictos criterios de creación de valor del grupo.

Por otra parte, el consejo de administración de la energética ha aprobado el pago de un segundo dividendo a cuenta de los resultados de 2018 de 0,45 euros por acción, que se abonará el próximo 27 de noviembre. La compañía avanza así en sus compromisos en cuanto a la política de dividendos, que marca el objetivo de un dividendo total de 1,3 euros por acción con cargo a este presente ejercicio, un 30% más que en 2017.