Público
Público

Resultados OHL anuncia pérdidas multimillonarias tras reconocer nuevos proyectos de construcción fallidos

El grupo de la familia Villar-Mir se desploma otro 18% en Bolsa y su acción se arrastra en un nuevo mínimo histórico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un hombre mira a través de un ventanal de la sede en Madrid de la constructora OHL. REUTERS/Andrea Comas

OHL registró una pérdida neta de 1.335 millones de euros al cierre de los nueve primeros meses del año (multiplica los números rojos de 15 millones de un año antes) al sanear de nuevo su cartera y reconocer nuevos proyectos de construcción con problemas, que le han supuesto un impacto de 286 millones de euros en sus cuentas.

Los resultados volvieron a mostrar debilidad operativa, con márgenes negativos por el reconocimiento de pérdidas en proyectos considerados no rentables que llevaron a una pérdida operativa bruta (ebitda) de 467,5 millones de euros.

Tras la venta de su negocio de concesiones, la constructora ya sorprendió al mercado a finales de septiembre al anunciar unas pérdidas semestrales de 843 millones de euros y un descenso de las ventas pese a un balance más libre de deuda.

Los resultados hasta septiembre son consecuencia de la revisión que el nuevo equipo directivo, liderado por el consejero delegado José Antonio Fernández Gallar, ha realizado en la compañía, principalmente en la cartera de proyectos de construcción.

De esta forma, el total de contratos con problemas, tanto los reconocidos ahora como los identificados con anterioridad, suponen alrededor del 20% de la cartera de obra del grupo, que estima tiene un valor de 5.151 millones de euros, frente al de 5.582,1 millones que presentó en junio.

OHL asegura que tiene interpuestas reclamaciones por estos proyectos fallidos por 1.600 millones, un importe que no contabiliza como ingresos futuros. Así, el porcentaje de este monto que logre recuperar se añadirá a lo que se obtenga con el desarrollo del negocio.

Los números rojos récord de OHL son también consecuencia de las pérdidas con las que ha vendido la participación que le quedaba en el complejo turístico mexicano de Mayakobá y de otras provisiones realizadas ante litigios abiertos en distintas obras.

Menor actividad constructora

En el plano operativo, OHL redujo un 14% su cifra de negocio entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta los 2.048 millones de euros, afectada por "una menor actividad constructora". La compañía obtiene fuera de España casi de las tres cuartas partes (el 72%) de esta facturación, frente al 77% de un año antes.

Tras la venta de concesiones, OHL sólo tiene ahora el negocio constructor, que le reportó ingresos de 1.717 millones, un 15% menos, a pesar de que los proyectos fallidos aportaron 193 millones.

La acción de la constructora cotiza a 0,75 euros, tras acumular en lo que va de año una devaluación del 81,6%

OHL considera estas cuentas "un punto de inflexión" en el proceso de saneamiento y reestructuración que el grupo acomete desde 2016 y aún prevé que se extienda hasta 2020. No obstante, la compañía espera a partir del cuarto trimestre de este año una "gradual recuperación de su actividad", que se centrará en la "rentabilidad y en la generación de caja" del negocio recurrente de construcción.

A este fin considera que contribuirá la estricta política de reducción de costes implementada por la nueva dirección y la liquidación de deuda que le permitió la desinversión del negocio concesional, gracias a la que tiene una posición neta de caja de 345 millones y liquidez por 1.000 millones.

El mercado se adelantó a los resultados que OHL, a pesar de que el grupo los presentó al cierre de la sesión de Bolsa. Ello no impidió que la constructora se desplomara un 18,1% y marcara un nuevo mínimo histórico de 0,75 euros por acción. En lo que va de año acumula una devaluación del 81,6%.