Público
Público

Resultados Renfe Mercancías recorta un 23% sus números rojos hasta septiembre

El operador ferroviario se mantiene en pérdidas en el ecuador del plan de rescate a tres años lanzado en 2017

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vagones de Renfe para el transporte de mercancías.

Renfe Mercancías registró una pérdida neta de 15,9 millones de euros al cierre de los nueve primeros meses del año, si bien supone recortar en un 23,8% los números rojos contabilizados un año antes.

A pesar de esta disminución, la filial de transporte de carga de la compañía ferroviaria cerrará un nuevo ejercicio en pérdidas pese al plan de saneamiento y rescate que la operadora lanzó para esta división de negocio hace año y medio.

Renfe Mercancías logra recortar pérdidas gracias a la reducción del 2% de sus gastos, fundamentalmente derivada del ajuste de personal acometido el pasado año.

No obstante, la compañía registró una nueva caída del volumen de mercancía transportada, que se redujo un 8,1%, hasta sumar 13,58 millones de toneladas, según las cuentas de la firma.

Además, el grado de aprovechamiento de sus trenes volvió a caer hasta situarse en el 40,4%, frente a la tasa del 41,6% que presentaba un año antes.

Así, Renfe Mercancías redujo un 2,2% sus ingresos entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta los 163,15 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se situó en un importe negativo de 2,26 millones, a pesar de que el plan contemplaba lograr un equilibrio en esta partida ya en 2017.

De esta forma, la filial de carga se mantiene como la única de la operadora en números rojos coincidiendo con el ecuador del periodo de ejecución del plan de saneamiento 2017-2019 que lanzó en abril del pasado año.

Demoras en el plan de rescate

La demora en la puesta en marcha de alguna de las medidas de este plan se perfila como uno de los factores de que siga en pérdidas.

Así, si bien Renfe Mercancías ya acometió el programa de ajuste y recolocación de personal, la compañía puso en marcha hace apenas unas semanas la venta mediante subasta de las locomotoras y los vagones excedentarios que también contempla el plan.

Asimismo, tiene pendiente completar la desinversión de la participación del 30% que ostenta en el operador privado Transfesa y la del 20% con que cuenta en la empresa de tráfico de transporte de vehículos en tren Semat.

Con este plan de rescate, la compañía busca garantizar el saneamiento, la rentabilidad y la viabilidad futura del negocio de tráfico de mercancías en tren. Está previsto que el plan desemboque en la consecución de una alianza de Renfe Mercancías con un operador logístico privado con el fin de relanzar y potenciar su actividad.