Público
Público

Resultados Siemens Gamesa gana 70 millones en el primer ejercicio fiscal desde su fusión

El fabricante de autogeneradores alcanza los objetivos previstos, a pesar de un entorno difícil por el desplome de los precios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un modelo de aerogenerador de Siemens Gamesa, en la sede de Zamudio (Vizcaya). REUTERS/Vincent West

Tras un comienzo titubeante, el fabricante de aerogeneradores Siemens Gamesa logró mejorar sus cuentas en los últimos meses de su año fiscal, cerrando el ejercicio con un pico en su cartera de pedidos y unas mejores perspectivas para 2019.

Siemens Gamesa presentó este martes un beneficio neto de 70 millones, incluyendo el impacto de los costes de reestructuración e integración (176 millones), en su primer ejercicio fiscal como fusionada.

Los primeros meses del ejercicio que Siemens Gamesa cerró en septiembre de 2018 fueron duros. El desplome en los precios de los aerogeneradores como consecuencia de la competencia del sector y el cambio en los sistemas de promoción de energía eólica terrestre hicieron mella en las cuentas, haciendo caer las ventas del grupo un 17% a 9.122 millones de euros y el resultado operativo bruto (ebit) ajustado un 11% a 693 millones.

Sin embargo, las ventas estuvieron dentro de la horquilla proyectada de entre 9.000 y 9.600 millones, al igual que el margen de ebit ajustado, que se situó en el 7,6%, dentro de la proyección de entre el 7% y el 8%, un rango de rentabilidad que incluso fue superado en el cuarto trimestre estanco.

Para el año fiscal 2019, la compañía espera un margen ajustado de entre el 7% y el 8,5%, que algunos analistas consideran conservador, y ventas de entre 10.000 y 11.000 millones, estas últimas cubiertas en un 80% con una cartera de pedidos de 22.800 millones de euros.

Durante una conversación telefónica con Reuters el martes, el consejero delegado Markus Tacke dijo que el entorno de mercado sigue estabilizándose pese a la persistente debilidad de los precios y las incertidumbres que puedan surgir en mercados emergentes de Asia y Latinoamérica. "Algunos (de estos mercados) están todavía en una fase temprana de introducción de energías renovables y eso es un elemento de prudencia que tenemos en cuenta", dijo Tacke.

Su compañía cree que en 2019 enfrentará volatilidad en mercados emergentes y "vientos en contra" en los precios de las materias primas, además de unos costes de integración y reestructuración de 130 millones, que compensará con las sinergias de la fusión de la antigua Gamesa y la división eólica de Siemens.

Aunque Tacke dijo a Reuters que el grupo ya había hecho una aportación suficiente a la consolidación del sector, indicó que seguía buscando pequeñas adquisiciones complementarias en el área tecnológica.

En 2018, la empresa se apuntó ganancias recurrentes en productividad de 700 millones de euros con el proceso de reestructuración que tiene en marcha, incluyendo 175 millones de euros de sinergias.