Público
Público

Resultados trimestrales Bankia gana 142 millones hasta junio, un 64% menos, tras provisionar 310 millones ante la covid-19

El número dos del banco nacionalizado descarta pérdidas anuales y se muestra "favorable" a fusiones bancarias, pues cree que la crisis puede incentivarlas

Personas mayores sacan dinero en un cajero de Bankia durante el estado de alarma por la crisis del coronavirus. E.P./Marta Fernández
Personas mayores sacan dinero en un cajero de Bankia durante el estado de alarma por la crisis del coronavirus. E.P./Marta Fernández

Servimedia

Bankia registró un descenso del 64% interanual en su beneficio neto del primer semestre de 2020 como consecuencia de la pandemia de coronavirus, que llevó al banco seminacionalizado a realizar provisiones extraordinarias por 310 millones entre enero y junio.

En el segundo trimestre el importe de estas dotaciones, que tienen como objetivo reforzar su balance ante el eventual aumento de la morosidad entre la clientela, ascendió a 185 millones de euros.

"La pandemia ha tenido un impacto en nuestros resultados", explico su presidente, José Ignacio Goirolzarri, pero ha subrayado que la entidad ha sido capaz de aumentar de nuevo su solvencia "en un trimestre tan complejo". "Ya rozamos el 14% de ratio de capital, con lo que nos mantenemos como líderes destacados de la gran banca española", indicó.

El margen de intereses acumulado en el semestre sumó 922 millones de euros, un 9,4% menos que en el mismo periodo de 2019, lo que el banco atribuyó a los bajos tipos de interés y a la menor contribución de intereses de la cartera de renta fija y los dudosos. No obstante, en el segundo trimestre el margen creció un 1,3% respecto al primero. 

Por su parte la recaudación por comisiones subió un 9,5% interanual, mientras que los gastos de explotación se redujeron un 2,4%. Con todos, su resultado core o integrado por margen de intereses y comisiones, menos gastos de explotación, avanzó un 19,6% respecto al trimestre anterior, aunque aún desciende un 3,6% en la comparativa interanual.

El crédito a la clientela bruto cerró el primer semestre del ejercicio en 125.603 millones de euros, un 4,1% más que a cierre de 2019, impulsada principalmente por el mayor volumen de préstamos a empresas.

La tasa de mora se situó en el 4,86%, 18 puntos menos que al cierre de 2019. Mientas, la ratio de capital CET1 fully loaded (la medida de solvencia más exigente en el sector) a cierre de junio ha sido del 13,27%, excluyendo las medidas de flexibilización de capital adoptadas por los reguladores, lo que supone un incremento de 32 puntos básicos. (Información de Tomás Cobos; editado por Darío Fernández)

De forma adicional, la entidad indicó que desde el inicio de la crisis ha otorgado casi 4.080 millones de euros en moratorias hipotecarias reguladas por real decreto y voluntarias en más de 40.200 operaciones; y otros 330 millones en 51.500 operaciones de aplazamiento en el pago de créditos al consumo.

José Sevilla, consejero delegado de Bankia (c), durante la presentación de los resultados trimestrales del banco.

Durante la presentación de los resultados semestrales del banco nacionalizado, el consejero delegado, José Sevilla, descartó que el banco pueda incurrir en pérdidas este año, aunque prevé que se repitan los altos saneamientos efectuados ya en la primera parte del ejercicio por la covid-19, confiado en que el desempeño irá de menos a más gracias a la reactivación del negocio tras el estado de alarma.

Bankia decidió ya en marzo posponer su decisión sobre el pago de un dividendo extraordinario con cargo a solvencia. "Cuando tengamos más claro el cierre del año" y el impacto económico "tomaremos una decisión sobre el dividendo ordinario y extraordinario", reconoció el director financiero del banco, Leopoldo Alvear.

Sin embargo, Sevilla descartó que la crisis o las instrucciones del BCE impliquen de forma directa renunciar ya al compromiso con los accionistas. El compromiso de Bankia es retornar al accionista 2.500 millones en tres años vía dividendo ordinario con cargo a resultados y vía exceso de capital, aunque ahora tenga en stand by los próximos abonos a la espera de que se clarifique la situación económica y ver su impacto real.

Sevilla, además, se mostró "favorable" a las fusiones bancarias, convencido además de que el escenario de tipos negativos, la crisis provocada por la covid-19 y el simple hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) haya elaborado una especie de guía de cara a integraciones puede acabar alentándolas.

Ante las reiteradas preguntas sobre el papel que podría jugar Bankia en una segunda oleada, Sevilla recordó que el banco es favorable como lo ha demostrado con BME. "Somos favorables, en general a las fusiones y por eso hemos hecho una (…) Creemos que las fusiones bien realizadas aportan valor", afirmó.

Pero a renglón seguido enfrió cualquier expectativa asegurando que no hay proyecto alguno en la recámara. "Y dicho lo cual, no voy a hablar lógicamente de una posible operación con nadie. Entre otras cosas porque tampoco estaba encima de la mesa, ni debajo", zanjó ante la pregunta directa de si tendría lógica financiera y estratégica una combinación con BBVA.

Más noticias de Economía