Público
Público

Resultados trimestrales BBVA anota perdidas de 1.792 millones en el trimestre por un ajuste contable de su negocio en EEUU y la crisis del virus

La entidad, que espera cerrar 2020 con beneficio, suspende el dividendo hasta que desaparezcan las incertidumbres generadas por la covid-19, y descarta ajustes de empleo u oficinas.

Oficina del BBVA en Madrid. E.P./Ricardo Rubio
Oficina del BBVA en Madrid. E.P./Ricardo Rubio

agencias

BBVA ha anotado unas pérdidas de 1.792 millones de euros en el primer trimestre de este año, las mayores de su historia, tras hacer cuantiosas dotaciones a provisiones por unos 1.433 millones de euros brutos para cubrir el impacto del coronavirus, y también por sanear con otros 2.082 millones la pérdida de valor de su filial en Estados Unidos (EEUU), según ha informado este jueves la entidad.

Excluyendo el impacto del ajuste de comercio en el país norteamericano, por importe de 2.084 millones de euros, el beneficio sería de 292 millones de euros, un 75% inferior al de un año antes.

Este ajuste se ha realizado por la negativa evolución de los tipos de interés en el país y las peores perspectivas de la economía, y no afecta ni al patrimonio neto tangible, ni al capital, ni a la liquidez del grupo, según ha destacado el banco.

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha destacado en una nota que el beneficio sin singulares de BBVA (292 millones de euros) está "muy afectado" por la anticipación de provisiones relacionadas con el Covid-19 por más de 1.400 millones de euros.

"Nuestro margen neto alcanza los 3.566 millones de euros, con un crecimiento interanual del 14%, y el resultado sin singulares y sin tener en cuenta la provisión por el Covid-19 se eleva a 1.258 millones de euros, con un crecimiento del 6,4%. Esta recurrencia del beneficio antes de provisiones, nuestra sólida posición de capital, la sólida posición de liquidez, nuestro modelo de negocio diversificado y nuestras capacidades digitales, nos permiten afrontar la crisis desde una posición de fortaleza", ha declarado.

Por áreas geográficas, España registró unas pérdidas de 141 millones de euros por el deterioro de activos financieros y Estados Unidos perdió 100 millones. México obtuvo 372 millones (-40,6 %); Turquía ganó 129 millones (-9,1 %); América del Sur ganó 70 millones (-63,8 %) y el resto de Eurasia, 44 millones (+175,3 %).

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses (que recoge casi todos los ingresos) subió un 3,6 %, hasta 4.556 millones gracias a la buena evolución de las filiales de Turquía, América del Sur y México, mientras el bruto mejoró un 7,2 %, hasta 6.484 millones después de sumar 1.258 millones en comisiones.

Tras restar unos gastos de explotación de casi 3.000 millones de euros, que se elevaron un 2,2 %, el margen neto se situó en 3.566 millones, un 14 % más. 

Asimismo, tras la recomendación emitida por el Banco Central Europeo (BCE) el 27 de marzo sobre pagos de dividendos durante la pandemia, el consejo de administración ha acordado que BBVA no pagará ninguna cantidad en concepto de dividendo con cargo a los resultados del ejercicio 2020 hasta que desaparezcan las incertidumbres generadas por la covid-19 y, en ningún caso, antes del cierre de dicho ejercicio. BBVA era el único de los grandes bancos españoles que aún no había modificado o cancelado la retribución al accionistas con motivo del coronavirus.

Pide la vuelta a la actividad

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, se ha comprometido a ayudar a la recuperación económica y ha pedido una rápida vuelta a la actividad. El banquero ha considerado una buena noticia que en España se esté pensando en volver a la normalidad, pero ha advertido de que hay que trabajar para que la salida de la crisis generada por la pandemia del coronavirus sea en forma de uve, con una recuperación igual de rápida que la caída.

BBVA cree que la economía española caerá este año un 8 %, pues solo en el segundo trimestre lo hará entre un 12 y un 13 %, para recuperarse en parte en 2021, cuando crecería un 5,7 %.

En la presentación de resultado, Carlos Torres Vila ha apelado a la colaboración entre el Gobierno, el sector privado y la sociedad en general para poder acelerar el levantamiento de las restricciones por la pandemia del Covid-19 y lograr una vuelta a la actividad "lo más acelerada posible".

"Lo que queda es mirar hacia adelante y activar el plan de retorno a la actividad, priorizando la salud pero también dirigiendo todas las actuaciones a una vuelta lo más acelerada posible a la actividad, con las prevenciones adecuadas pero buscando reactivar cuanto antes el tejido productivo para preservar así el empleo", ha advertido el presidente de BBVA.

Para conseguir una recuperación rápida, Torres Vila ha insistido en que acelerar el levantamiento de las restricciones es "crítico", eso sí, sin poner en riesgo la salud. "Para eso, es clave la colaboración entre el Gobierno, el sector privado y la sociedad en general", ha apuntado.

Pese a todas la dificultades, el presidente de BBVA se ha mostrado convencido de que el banco obtendrá beneficios en el conjunto de 2020, pues la situación irá mejorando a lo largo del ejercicio, además de que ha adelantado ya el grueso de las provisiones que necesitará para cubrir los efectos de la pandemia.

Por su parte, el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha señalado que el banco mantiene sus planes a largo plazo en cuanto a cerrar oficinas (la entidad ya había anunciado el cierre de 160 oficinas en 2020) y preservar el empleo, que supone "una de las mejores aportaciones" que BBVA puede hacer a la sociedad. "No tenemos previsto hacer ningún ERE, ningún ERTE, ni nada", ha asegurado Genç.

El presidente y el consejero delegado de BBVA sí han reconocido que la experiencia aprendida durante la pandemia permitirá al banco ser más flexible en cuanto al trabajo en remoto, teniendo en cuenta que, de sus 126.000 empleados, más de 90.000 están trabajando desde casa.

Más noticias de Economía