Público
Público

Resultados trimestrales BBVA gana 3.667 millones hasta septiembre, un 15,2% menos por la ausencia de plusvalías

El banco confía en su crecimiento orgánico, pero no descarta una fusión con sentido estratégico y financiero

Una mujer pasa una oficina bancaria con el nuevo logo del BBVA en Madrid. E.P./Eduardo Parra

AGENCIAS

BBVA registró un beneficio neto de 3.667 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, lo que supone un descenso del 15,2% respecto al mismo periodo de un año antes, que incluía el resultado de operaciones corporativas generado por las plusvalías de la venta de BBVA Chile en julio de 2018, según ha informado el banco.

Si se excluye esa plusvalía (hace un año, el banco contabilizó unas ganancias netas de 633 millones por la venta del 68% en su filial chilena), el resultado atribuido se situó en línea con el del mismo período del año anterior creció un 1,2% y un 0,5% en términos constantes.

En el tercer trimestre de este año, el beneficio atribuido fue de 1.225 millones de euros, un 6,1% más frente al mismo trimestre del año pasado, excluyendo operaciones corporativas, es decir las plusvalías por por la venta del negocio en Chile. BBVA, al igual que su principal rival Santander, obtiene la mayor parte de sus beneficios en el extranjero, especialmente en Latinoamérica.

El margen bruto mostró hasta septiembre un crecimiento interanual del 3,8%, apoyado en la favorable evolución del margen de intereses y, en menor grado, en el crecimiento de las comisiones netas, mientras que el margen de intereses avanzó un 5,2% en términos interanuales y un 1,3% con respecto al trimestre anterior.

Las comisiones netas acumuladas también registraron una evolución positiva del 2,9% interanual, influidas por su adecuada diversificación. En el tercer trimestre crecieron un 2,8%. Así, los ingresos de carácter más recurrente (margen de intereses más comisiones netas) registraron un incremento interanual del 4,7% (+1,7% en el trimestre).

Por áreas de negocio, destaca la evolución interanual de México, América del Sur y Turquía.

El ratio CET1 fully-loaded (la medida más exigente de solvencia en el sector) se situó en el 11,56%, dentro del objetivo del 11,5-12% que se ha propuesto el banco. El índice de morosidad a finales de septiembre fue del 3,9%.

No descarta fusiones

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, a preguntas de los analistas tras la presentación de los resultados del banco, ha asegurado que la entidad continuará centrada en crecer de forma orgánica, si bien no ha descartado llevar a cabo una operación de consolidación si se entiende que tiene sentido estratégico y financiero. "Sólo haremos una operación cuando creamos que tiene sentido estratégico y financiero. Sólo cuando creamos que pueda generar valor para nuestros accionistas, analizaremos las oportunidades", ha dicho.

En este sentido, Genç ha insistido en que la prioridad de BBVA es la de crecer de forma orgánica.

Los analistas también han puesto el foco en la ratio de mora, sobre la que ha habido un cambio de definición metodológico. El banquero ha explicado que se ha decidido cambiar para armonizar sus cifras a lo largo de todo el mundo, de forma que en lugar de considerar un crédito dudoso por número de impagos, se ha pasado a contabilizar por número de días.

Dos terceras partes del aumento de la tasa de mora de BBVA a cierre de septiembre proviene de la nueva definición, según Genç, quien ha resaltado sentirse "muy satisfecho" con este nivel.

Más noticias de Economía