Público
Público

Resultados trimestrales El beneficio de Indra sube un 18,5% en los nueve primeros meses

El grupo de de consultoría y tecnología mantiene sus objetivos para el conjunto del ejercicio, que incluyen un incremento del resultado operativo bruto de más del 10% en términos absolutos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sede de la compañía de tecnología y defensa Indra en la localidad madrileña de Alcobendas. E.P./Eduardo Parra

Indra obtuvo en los nueve primeros meses del 2019 un beneficio neto de 65 millones de euros, lo que supone un 18,5% más que los 55 millones de euros que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la compañía de tecnología y consultoría, que también logró incrementar los ingresos, la contratación, la cartera de pedidos y el resultado de explotación (Ebit).

En un comunicado, la compañía explica que este aumento del beneficio se debe principalmente a la mejora de la rentabilidad operativa, junto con un menor gasto por impuestos respecto a los nueve primeros meses de 2018, que se vieron afectados por una sanción de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no deducible fiscalmente en el tercer trimestre.

Por su parte, los ingresos de Indra en los nueve primeros meses del año alcanzaron los 2.288 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,2% en términos reportados en comparación con los 2.174 millones de euros del mismo periodo del año anterior y un aumento del 5,6% en moneda local.

En concreto, la facturación aumentó tanto en la división de Transporte y Defensa (T&D), donde crecieron un 4,8% en términos reportados y un 4,9% en moneda local, como en la de Tecnologías de la Información (TI) Minsait, en la que subieron un 5,5% en términos reportados y un 6% en moneda local.

La cifra de contratación del grupo de consultoría y tecnología en el periodo comprendido entre enero y septiembre alcanzó los 2.632 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,7% en términos reportados y una subida del 7% en moneda local, debido al fuerte crecimiento de la división de Minsait, que aumentó un 11% en moneda local y un 10% en términos reportados. La cartera de pedidos alcanzó los 4.378 millones de euros en los nueve primeros meses de 2019, un 8,6% más.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Indra en los nueve primeros meses, que incluye el efecto de la NIIF 16, se situó en los 223 millones de euros, un 21,7% más en términos reportados y un 21,5% más en moneda local, lo que elevó el margen Ebitda desde el 8,4% de hace un año hasta el 9,7%. Excluyendo el efecto de la NIIF 16, el Ebitda habría alcanzado 197 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 7%.

En esta línea, el resultado de explotación (Ebit) de los nueve primeros meses de 2019 creció un 10,2% en términos reportados y un 9,9% en moneda local y alcanzó los 127 millones de euros, frente a los 115 millones del mismo período de 2018, principalmente por la mejora de la rentabilidad de las operaciones en la división de Minsait y pese a una menor contribución del negocio de Elecciones.

Tras los nueve meses, el grupo mantuvo sus objetivos para el conjunto del ejercicio, que incluyen un incremento del EBIT de más del 10% en términos absolutos.

La deuda neta alcanzó los 730 millones de euros en los nueve primeros meses de 2019, frente a los 686 millones de euros del mismo periodo de 2018. La ratio de deuda neta respecto al Ebitda en los últimos doce meses (excluyendo el impacto NIIF 16) se situó en 2,4 veces en los nueve primeros meses de 2019, en comparación con las 2,5 veces de hace un año.

Al cierre del tercer trimestre de 2019, la plantilla final de Indra está formada por 49.082 empleados, lo que supone un crecimiento del 15% con respecto al año anterior, mientras que la plantilla media al cierre de los nueve primeros meses de 2018 aumentó un 14%.

Como ya ocurrió en los primeros seis meses del año, la mayor parte del crecimiento de la plantilla se ha producido en la división de Minsait, cerca del 90% del total, principalmente por el inicio de proyectos de BPO, primordialmente en Latinoamérica, que son muy intensivos en personal.