Público
Público

Resultados trimestrales La integración del Popular y Reino Unido lastra el resultado trimestral del Santander 

La junta de accionistas del banco aprueba una ampliación de capital de 2.600 millones de euros para financiar la compra de la participación del 25% que no controla aún en su filial de México.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer saca dinero en un cajero del Banco Santander en Madrid. E.P./Eduardo Parra

Banco Santander anunció el martes un descenso del 18% interanual en su beneficio neto del segundo trimestre por el impacto de los costes de reestructuración vinculados a la integración del malogrado Banco Popular y por la debilidad de su negocio en Reino Unido.

Santander dijo que el resultado neto se situó en 1.391 millones de euros en el periodo de abril a junio, por encima de los 1.290 millones que esperaban de media los analistas de un sondeo de Reuters.

El mayor banco de la eurozona por capitalización bursátil, que absorbió Popular en junio de 2017, acordó recientemente con los sindicatos el cierre de unas 1.150 sucursales y despidos en España, alrededor de una décima parte de su plantilla doméstica.

Santander dijo que contabilizaría unos gastos de reestructuración de unos 706 millones de euros (790 millones de dólares), principalmente en España, donde registró una pérdida de 262 millones. Sin estos costes, el beneficio neto ordinario subió un 5%.

El consejero delegado del Grupo Santander, José Antonio Álvarez Álvarez, durante la presentación de los resultados semestrales de la entidad. EFE/ David Fernández

El crecimiento sostenido de los volúmenes de negocio en Latinoamérica, región que representa el 46% de sus beneficios, no bastó para compensar unos gastos de reestructuración de unos 706 millones de euros, principalmente en España.

En Reino Unido el beneficio cayó un 41%, debido en parte a costes de reestructuración de 26 millones de euros y a provisiones por 80 millones de euros.

Sin embargo, el comportamiento del banco en Brasil y México fue sólido en el segundo trimestre y la presidenta Ana Botín dijo en la junta extraordinaria también celebrada este martes que México era una parte importante en los planes de inversión y crecimiento en Latinoamérica, región que aporta el 46% de los beneficios.

La diversificación de Santander en el exterior, especialmente en Latinoamérica, ha ayudado al banco a hacer frente a las duras condiciones que afrontan los bancos europeos desde la crisis financiera.

El margen de intereses, o diferencia entre lo que el banco cobra por los préstamos y paga por los depósitos, se situó en 8.954 millones, un 5,6% por encima de mismo trimestre del año pasado y un 3,1% más que en el primer cuarto de 2019, gracias al sólido crecimiento del crédito en Latinoamérica. Los analistas esperaban un margen de intereses de 8.760 millones.

La presidenta de Banco Santander, Ana P. Botín, en la junta extraordinaria de accionistas que ha aprobado la ampliación de capital para la opa sobre su filial de México.

El martes los accionistas de Santander aprobaron en junta extraordinaria una ampliación de capital de 2.600 millones de euros para financiar la compra de la participación del 25% que le faltaba en su filial de México.

La operación se enmarca en los esfuerzos del banco por La medida se enmarca en su estrategia de centrarse en las economías emergentes y la reducción de costas para compensar los estrechos márgenes de los maduros mercados europeos.

Mientras que en la zona euro los tipos de interés llevan en mínimos históricos en los últimos 10 años, en México se encuentran en el 8,25%, los más altos desde la crisis financiera mundial de 2008.

En México, donde el banco se ha fijado el objetivo de conseguir cerca del 10 por ciento del beneficio tras esta operación, el resultado se incrementó un 20 por ciento en el segundo trimestre. "Creemos en México, en su economía y en su sector financiero, y creemos que es el momento adecuado para seguir invirtiendo en México y en nuestra subsidiaria mexicana", dijo Botín.

En Brasil, donde el banco obtiene más de la cuarta parte de sus beneficios, el beneficio ordinario aumentó un 18% interanual, impulsado por el sólido crecimiento de los volúmenes de negocio. El beneficio en Estados Unidos subió un 36%.

Santander cerró junio con un ratio de capital de máxima calidad core Tier-1 del 11,3 por ciento, frente al 11,23% del trimestre anterior y en línea con el objetivo a medio plazo del 11%-12%.