Público
Público

Resultados trimestrales La matriz de Iberia pierde 3.806 millones hasta junio por las restricciones de viajes por la pandemia

IAG dice que las conversaciones con Globalia continúan para una posible reestructuración de la compra de Air Europa.

Aparatos de las aerolíneas que forman parte del grupo IAG, British Airways, Iberia, Air Lingus y Vueling. REUTERS
Aparatos de las aerolíneas que forman parte del grupo IAG, British Airways, Iberia, Air Lingus y Vueling. REUTERS

AGENCIAS

International Airlines Group (IAG) (el holding propietario de Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus) registró unas pérdidas después de impuestos de 3.806 millones de euros en el primer semestre de 2020, frente a las ganancias de 806 millones obtenidas en los tres primeros meses de 2019.

Según una comunicación remitida por IAG a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los resultados para el trimestre se vieron afectados considerablemente por el brote del Covid-19 que ha tenido un efecto devastador en los sectores globales de las aerolíneas y los viajes por la propagación del virus por todo el mundo.

Fruto de esta situación, IAG redujo la capacidad operada en el segundo trimestre un 95,3% respecto a 2019 y un 56,2% en el conjunto del semestre. La mayoría de las aeronaves del Grupo permaneció en tierra en el segundo trimestre y se mantuvo una mínima programación de vuelos de pasajeros para viajes esenciales y repatriaciones. Del mismo modo, se ha aplazado la entrega de 68 nuevas aeronaves prevista entre 2020 y 2022 y se han retirado anticipadamente algunos aviones con más años de servicio, incluyendo 32 Boeing 747 y 15 Airbus A340-600.

Las cuentas del trimestre incluyen un cargo excepcional de 2.137 millones de euros por baja contable de coberturas de combustible y por el deterioro de la flota. Sin esta partida, las pérdidas serían de 1.965 millones.

Por su parte, las pérdidas operativas de las aerolíneas del grupo ascendieron a 1.365 millones, frente al beneficio de 960 millones del año anterior.

Por aerolíneas, British Arways registró unas pérdidas operativas de 1.094 millones, Iberia de 359 millones, Vueling de 268 millones y Aer Lingus de 189 millones.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh explicó que continúan "esperando que la demanda de pasajeros tarde al menos hasta 2023 en recuperar los niveles de 2019". "Cada aerolínea ha tomado medidas para ajustar su negocio y reducir su base de costes para reflejar la demanda prevista en sus mercados con el fin, no sólo de superar esta crisis, sino de asegurarse que siguen siendo competitivas".

Los ingresos de pasaje del grupo descendieron un un 60,8%, hasta 4.151 millones, y los ingresos totales, un 55,7% , hasta 5.326 millones. Los ingresos de carga crecieron un 10,6% con respecto a 2019 gracias a que recibieron un considerable impulso gracias a los vuelos adicionales operados para transportar equipos y suministros médicos.

Dentro de los gastos, los de personal fueron de 1.890 millones, un 24,2% menos; los de combustible de 1.313 millones, un 55,3% menos, y los totales de 7.226 millones, un 33,9% menos.

La posición de efectivo del grupo fue de 6.016 millones de euros, lo que supone 667 millones de euros menos comparado con el 31 de diciembre de 2019. Al cierre del periodo, la deuda neta, incluida la deuda asociada con los activos por derechos de uso, ascendía a 10.463 millones de euros comparado con 7.571 millones de euros a 31 de diciembre de 2019.

Negociaciones sobre Air Europa

IAG, de otro lado, ha asegurado que continúan "activamente" las conversaciones con Globalia con respecto a una posible reestructuración de la adquisición de Air Europa, teniendo en cuenta el impacto de la pandemia del Covid-19.

Para el presidente de Iberia y futuro consejero delegado de IAG, Luis Gallego, el turismo español se va a recuperar mejor "con una Air Europa dentro de IAG que fuera". Respondía así en una conferencia con medios españoles sobre la idoneidad de seguir adelante con el proyecto de compra de la aerolínea presidida por Juan José Hidalgo del que dijo que habría que pensar en una renegociación.

El holding aeronáutico asegura que el acuerdo firmado el pasado 4 de noviembre con Air Europa en el contexto actual "carece de sentido", por lo que ambas compañías tratarán de negociar unas condiciones distintas "que se ajusten a la nueva realidad".

No hay un plazo establecido de firma del acuerdo, pero Gallego afirma que le gustaría tener una solución, en el sentido que fuera, "antes de final de año".

Más noticias de Economía