Público
Público

Resultados trimestrales Repsol gana 608 millones hasta marzo en un entorno más desfavorable de precios del crudo

La multinacional petrolera española se muestra abierta a compras, pero descarta activos ya en operación y apuesta por rentabilidad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Detalle de la fachada de la sede de la petrolera Repsol, en Madrid. REUTERS/Juan Medina

Repsol obtuvo un beneficio neto de 608 millones de euros en el primer trimestre del año, unas ganancias en línea con los 610 millones de euros del mismo periodo del ejercicio pasado, informó la compañía. El beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios, aumentó un 6%, hasta los 618 millones de euros, frente a los 583 millones del ejercicio anterior.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó a cierre de marzo en los 1.810 millones de euros, lo que representa un ligero incremento respecto a los 1.804 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio anterior.

La petrolera presidida por Antonio Brufau destacó que estos resultados se registraron en un entorno de precios del crudo inferiores a los del mismo periodo de 2018, con un Brent un 6% inferior (63,1 dólares por barril frente a 66,8 dólares del año pasado), y con la producción de Libia interrumpida hasta el pasado 4 de marzo, "lo que muestra su capacidad de generación de valor en cualquier escenario".

El negocio de Upstream (Exploración y Producción) continuó con el desempeño positivo de los últimos periodos y alcanzó un resultado de 323 millones de euros, un 12,5% superior al del primer trimestre de 2018. La compañía produjo en el periodo una media de 700.000 barriles equivalentes de petróleo diarios, frente a los 727.000 bep/d registrados entre enero y marzo del año anterior debido, principalmente, a ese cese de la actividad en Libia.

Por su parte, el negocio de Downstream (Refino, Química, Movilidad, Lubricantes, GLP, Trading y Gas, y Repsol Electricidad y Gas) obtuvo un resultado de 404 millones de euros, un 4,9% menos que en el mismo periodo del año pasado, con un comportamiento destacado de Refino, Trading y Química.

La deuda neta a cierre del trimestre de Repsol se situó en 3.686 millones de euros, 247 millones de euros más con respecto al cierre del año 2018, debido principalmente a las operaciones discrecionales de compra de autocartera.

Apuesta por el crecimiento orgánico

En una conferencia con analistas para presentar los resultados, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha afirmado que el grupo está abierto a adquisiciones y que se analizarían operaciones de compra de proyectos en desarrollo, aunque ha descartado el interés en hacerse con activos ya en operación.

No obstante, el directivo reiteró la apuesta de la petrolera por el crecimiento orgánico y, en el caso de alguna operación inorgánica, volvió a insistir en que se priorizará "el retorno" sobre el crecimiento.

Repsol ha decidido retirarse de la puja por la compañía de renovables X-Elio debido a las altas pretensiones de sus propietarios, el fondo estadounidense KKR y Gestamp, según informaron fuentes financieras. La petrolera presidida por Antonio Brufau había llegado a la recta final de la pugna por X-Elio en la que, en un inicio, también estuvo Iberdrola, que también decidió echarse a un lado en la carrera.

Repsol se retira de la puja por la renovable X-Elio debido a las altas pretensiones de sus dueños

En un principio, la operación de venta de X-Elio se situaba en torno a los 1.000 millones de euros, aunque las aspiraciones de los dueños del grupo de renovables la fase final de la puja se han elevado respecto a esa cifra.

En lo que respecta a Venezuela, Imaz señaló que Repsol mantiene la operativa con el país y su acuerdo de intercambio de crudo como pago de la deuda con la empresa. Así, indicó que se han recibido cinco cargamentos procedentes del país sudamericano en los últimos meses y correspondientes a la deuda del bloque venezolano de Cardon.

Según señala en su informe de estados financieros del grupo del primer trimestre, Repsol ha proseguido en el primer trimestre del año recortando ligeramente su exposición patrimonial en Venezuela, situándola a cierre de marzo en los 436 millones de euros, frente a los 456 millones de euros a finales de 2018.

La petrolera redujo a lo largo del pasado ejercicio su exposición con unos saneamientos de más de 1.000 millones de euros, desde los 1.480 millones de euros con que contaba a cierre de 2017. Repsol realizó unas provisiones por riesgos o deterioros reversibles de 1.159 millones de euros. En 2017, la partida por deterioros por Venezuela ascendió a 716 millones de euros.

Repsol está presente en Venezuela desde 1993 y actualmente tiene presencia en el país a través de su participación en empresas mixtas de crudo: 40% en Petroquiriquire (bloques Quiriquire, Menegrande, Barúa
Motatán, todos ellos con vigencia hasta 2031) y 11% en Petrocarabobo (bloque Carabobo, con vigencia hasta 2035).