Público
Público

Ryanair Los tripulantes de cabina amenazan a Ryanair con una huelga en verano

Pretenden, entre otras cosas, que la aerolínea de bajo coste se ajuste a la legislación de cada país en el que opera y que aplique las mismas condiciones para todo el colectivo de auxiliares de vuelo

Un avión de Ryanair, aterrizando en el aeropuerto de Manchester. REUTERS/Phil Noble

EUROPA PRESS

Los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair de varios países europeos, entre ellos España, amenazan con ir a la huelga en verano si la aerolínea de bajo coste "no se ajusta a la legislación" de cada país en el que opera y aplica las mismas condiciones para todo el colectivo de auxiliares de vuelo -ya sea de la propia empresa o contratados por ETT o agencias- y dan de plazo a la compañía hasta el 30 de junio como fecha límite.

Si Ryanair no "se ajusta a la legislación" convocarán una huelga a lo largo del verano, han señalado este lunes en Madrid portavoces del sindicato español USO, el belga CNE/LBC y el portugués SNPVAC, tras reunirse para definir las acciones a emprender ante la "falta de voluntad" de la compañía. Al encuentro de trabajo de hoy también ha acudido representantes del sindicato español Sitcpla y el italiano Uiltrasporti.

Los sindicatos, que reclaman a Ryanair que se comprometa a respetar a los representantes elegidos para negociar el convenio colectivo, han evitado dar "plazos concretos" hasta esa fecha, alegando que el margen para el preaviso es diferente en cada país, y han instado a la compañía a que se siente a negociar. Los sindicatos de TCP a nivel europeo volverán a reunirse en Dublín los próximos 3 y 4 de julio. Para entonces, el sindicato USO espera que tengan "definido" el calendario de movilizaciones en toda Europa.

"Hemos intentado dialogar con ellos y no hay manera", ha asegurado Ernesto Iglesias, portavoz del sindicato USO del sector aéreo, que ha denunciado que Ryanair está presionando a los trabajadores que están de baja para que se cojan una excedencia. Ryanair ya afrontó en Portugal un amago de primera huelga, que mitigó llamando a TCP de España, Italia y Alemania para dar apoyo, según ha denunciado el colectivo.

Los representantes de los trabajadores reclaman que Ryanair cumpla con la legislación nacional en cada país donde tenga base, se reúna con los representantes que los trabajadores elijan y que todos los TCP tengan las mismas condiciones, "independientemente de si están contratados por la propia compañía o por una agencia de trabajo temporal". Señalan, que a pesar de que la mayoría de la plantilla de TCP está contratada por ETT la compañía pretende dejar fuera de cualquier negociación a estos trabajadores.

Los sindicatos de tripulantes de cabina de pasajeros de España, Portugal, Italia y Bélgica y el secretario permanente del CNE, este lunes. EFE/ Fernando Villar

"Hace tiempo que se nos prometió el reconocimiento", ha matizado Didier Lebbe, portavoz del sindicato belga CNE/LBC. "Lo sentimos por la gente, pero Ryanair lleva muchos años operando fuera de la ley", ha zanjado. De su lado, el portavoz del sindicato portugués SNPVAC, Bruno Fialho, ha señalado directamente a la cúpula de la compañía. "El único responsable de la huelga es el señor O'Leary. Los trabajadores no tenemos nada en contra de la empresa, que ha generado muchos puestos de trabajo", ha apuntado.

Por el momento, los sindicatos de otros países como Alemania o Países Bajos no se van a unir a las movilizaciones porque "todavía están negociando con la empresa". En España, las negociaciones con el Sepla para firmar un primer convenio colectivo se encuentran ahora mismo congeladas, pese a los avances de principios de año. Los pilotos han optado por denunciar a Ryanair ante los tribunales para que los falsos autónomos pasen a la plantilla.

Ryanair emplea aproximadamente a unos 700 pilotos en nuestro país, según los cálculos realizados por el sindicato Sepla, y a unos 1.700 tripulantes de cabina (TCP) en la docena de bases que la primera low cost de Europa cuenta en nuestro país. Precisamente, en España es donde tiene más presencia, siendo además el segundo país europeo con más bases y pilotos de toda la red de la compañía.