Público
Público

Resultados trimestrales El Sabadell gana un 74,1% hasta septiembre menos por el covid y anuncia un plan de eficiencia y ajustes

El banco anuncia una transformación digital en España que comportará ajustes en plantilla y en estructuras regionales, con la que espera ahorrar 115 millones al año.

Una oficina del Banco Sabadell en Madrid. E.P./Eduardo Parra
Una oficina del Banco Sabadell en Madrid.

Servimedia

El Banco Sabadell obtuvo un beneficio neto atribuido de 203 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso interanual del 74,1% por las provisiones realizadas frente a la covid -19, e implantará un plan de transformación digital en España, que incluye ajustes de plantilla y con el que espera un ahorro anual de 115 millones.

Su beneficio bate la cifra espera por el consenso del mercado tras aumentar un 10,9% el resultado cosechado durante el tercer trimestre, con mejoras en el negocio, capital y morosidad. Sin embargo, los ingresos del negocio bancario core -margen de intereses y comisiones-, cayeron aún un 6,2% hasta septiembre y se situaron 2.378 millones con los tipos negativos, según detalló el banco.

Para encarar la situación, el Sabadell pondrá en marcha en España un plan de eficiencia y transformación digital para "ajustar la estructura de la organización y los costes a la nueva realidad competitiva". Incluye bajas pactadas y jubilaciones que prevé pactar con los sindicatos y que no cifra, aunque constata tras publicarse que podrían afectar a hasta 2.000 trabajadores.

Con su implantación, que tendrá lugar ya a partir del cuarto trimestre, espera un impacto anual positivo en el margen antes de dotaciones de 115 millones de euros y preservar aún 1.300 millones en plusvalías tras su financiación. Revisará su modelo para simplificar los procesos internos, el autoservicio en actividades transaccionales, automatizar procesos, mejorar sus centros de atención telefónica y reducir las estructuras regionales de soporte a la vez que acelera la transformación digital.

En su filial británica TSB acelerará también el plan de restructuración con intención de concluirlo y llegar al 'break even' o beneficio operativo ya durante 2021, "antes de lo previsto" y tras haber experimentado "una fuerte recuperación de su actividad comercial"

En términos de negocio, el grupo logró crecer la actividad crediticia en todas sus geografías y la inversión crediticia bruta viva subió un 3,2% interanual y alcanzó 145.462 millones de euros (crecería un 3,7% sin contabilizar la actividad del TSB).

En España, la cartera aumentó un 5,3% apoyado principalmente por la concesión de préstamos ICO a empresas, pymes y autónomos y por las hipotecas. En su filial británica TSB el crédito aumentó a su vez un 1,8% interanual y del 3,6% en el trimestre pese a la depreciación de la libra; y en México se incrementó un 23,4% interanual a tipo de cambio constante.

Los recursos gestionados ascendieron a su vez a 212.647 millones, con un avance del 1,2% a nivel grupo y del 0,3% sin contabilizar el negocio británico. Aquellos gestionados en balance aumentaron un 4%, impulsados por las cuentas a la vista (9,7%) y mientras que el dinero en depósitos a plazo se redujo un 19,7%.

En concreto, hasta el pasado 23 de octubre había concedido préstamos garantizados por el ICO por valor de 10.500 millones en 105.000 operaciones con pymes y grandes empresas. Además, tenía 3.660 millones de euros en moratorias, de las que un 92% son hipotecarias y el 8% en préstamos consumo.

Crece en el tercer trimestr

A pesar de la evolución del negocio la cuenta está afectada por los tipos de interés negativos que hacen que su margen de intereses disminuyese un 6,2% por dicho efecto y la menor aportación de la cartera ALCO, aunque ya experimentó un aumento en el tercer trimestre apoyado en mayores volúmenes e ingresos por el menor coste de financiación mayorista.

La recaudación por comisiones netas disminuyó a su vez un 6,3%, hasta los 1.000 millones de euros, por la reducción de la actividad derivada de la situación de excepcionalidad creada por la pandemia y que limitó la actividad con el confinamiento. En el trimestre sube, sin embargo, un 1% al aumentar la actividad con la desescalada.

El banco elevó un 0,9% la partida de costes por los costes no recurrentes, que incorporan 71 millones por la aceleración de la reestructuración en TSB. Su ratio de eficiencia se situó en el 56,3% y sería del 53,9% sin los costes de reestructuración en la filial británica.

En la parte final la cuenta recoge 1.391 millones en dotaciones y deterioros, más del doble de los 568 millones realizados en igual periodo del pasado año. También computa 298 millones en plusvalías por venta de activos y otros resultados frente a los 138 millones de un año antes.

Este año ha cerrado la venta de Solvia Desarrollos Inmobiliarios a Oaktree por 882 millones de euros y la alianza con Sanitas para impulsar la comercialización de seguros en España entre los clientes particulares, autónomos y pymes del banco.

En cuanto a la calidad del balance y fortaleza, su ratio de ratio de máxima calidad CET1 aumentó en 22 puntos básicos en el trimestre y se situó en el 12,9% y el ratio de liquidez se situó en el 206%.

Por su parte, la exposición a activos problemáticos se redujo a 7.647 millones de euros (6.127 millones en activos dudosos y 1.520 millones en adjudicados), lo que supone un 1,5% del total de activos frente al 1,7% de un año antes. Su morosidad se ha reducido al 3,81%, desde el 4,08% de septiembre del pasado año, y tiene provisiones que cubren al 52,3% los activos problemáticos.

Más noticias de Economía