Público
Público
Únete a nosotros

Santander propone reducir hasta un 5% la plantilla de su centro corporativo en Boadilla del Monte

También ofrece prejubilaciones desde los 55 años y bajas anticipadas con una indemnización de 40 días, para quedar en 460 empleados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de los edificios de la sede corporativa del Banco Santander, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. REUTERS/Juan Medina

MADRID.- Banco Santander ha propuesto a los sindicatos reducir en hasta 460 empleados la plantilla de su centro corporativo de Boadilla del Monte (Madrid), lo que equivale a un recorte máximo de personal del 5,4%, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras.

La plantilla en el centro corporativo de Boadilla asciende en la actualidad a 8.500 trabajadores. La dirección del banco ha presentado esta cifra a los sindicatos en la reunión que han mantenido este viernes las partes durante algo más de dos horas.

Este ajuste de empleo se suma al planteado por el banco el pasado miércoles de hasta 1.200 empleados en España, lo que también supone una reducción de hasta el 5% de total de los trabajadores de su división Santander España. El Santander ha decidido cerrar unas 450 oficinas en el país ante la atonía de la demanda de crédito y la transformación digital.

La Federación de Servicios de UGT ha explicado que la propuesta del Santander en la corporación de Boadilla afecta a todos los departamentos, a excepción de Auditoria y Cumplimiento. La fórmula para estas salidas vuelve a contemplar prejubilaciones a partir de los 55 años y con el 70% del salario bruto anual, así como bajas incentivadas, con una indemnización de 40 días por año trabajado y topado en 24 mensualidades.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de UGT en Banco Santander, Ignacio Soto, ha afirmado que la dirección de la entidad no ha concretado cómo se repartirán las prejubilaciones y las bajas incentivadas. Según cálculos del sindicato, entre 150 y 160 empleados del centro corporativo tienen más de 55 años, aunque no quiere decir que todos ellos se acogerían finalmente al retiro anticipado.

La entidad presidida por Ana Botín simplificó recientemente de 15 a 10 las divisiones corporativas de la entidad y redujo de 25 a 21 los directores generales. A partir de ahora, el banco persigue ganar eficiencia y aportar valor añadido, lo que implicará la reordenación de funciones para evitar solapamientos y duplicidades.

Este ajuste de empleo se enmarca además en un contexto en el que la compensación de la alta dirección del banco se redujo un 23% en 2015. Además, el banco se ha marcado el objetivo de que el coste de la alta dirección se reduzca un 30% este año respecto a diciembre 2014, lo que supondría un ahorro de 30 millones de euros.

La dirección del Santander garantizaba a los sindicatos en la reunión informativa celebrada la pasada semana que el centro corporativo de Boadilla seguirá desarrollando funciones clave de gestión, de supervisión y de control de las unidades del grupo.

Tras la reunión mantenida este viernes, los sindicatos han mostrado su rechazado a este "ERE en Boadilla" y han adelantado su oposición a lo propuesto por el banco. Desde UGT se ha considerado "indignante" que el informe anual de 2015 de la comisión de retribuciones del banco recoja que 1.246 directivos cobraron 699 millones de euros en el año, mientras que 22.970 empleados fueron retribuidos con 971 millones.