Público
Público

Silicor Valley, el proyecto emprendedor de los jóvenes

Cuatro jóvenes que pasaron por el programa de formación y mentoría del Banco Santander han creado una de las mejores inicitivas europeas, según The Economist

Santander Explorer

CONTENIDO PATROCINADO

Existe una teoría socio-económica que sostiene que, por mucho que se invierta en aumentar las habilidades de los trabajadores en una región atrasada (o se fomente el emprendimiento), eso no consigue detener -más bien al contrario-, la emigración de esa fuerza laboral. Puede formarse, por ejemplo, a un ejército de personas con altos conocimientos digitales, pero el resultado es que la innovación inducida no se queda en la región: se va. Es lo que se concluye en este ‘paper’ enfocado en las zonas atrasadas de Italia.

Es verdad que esta teoría no es pacífica, como se pudo comprobar en el debate que se suscitó en redes sociales, y no sólo: un grupo de jóvenes formados en el emprendimiento gracias al programa Explorer, del Banco Santander no entraron, que se sepa, en la discusión virtual, pero no parcen estar de acuerdo y predican con el ejemplo desde hace dos años. Son los promotores de “Silicor Valley”, que nació con el objetivo de promover y aprovechar el talento joven de la provincia de Córdoba (y de más allá), y favorecer la creación de empresas que se queden en la región; aunque, en la mayor parte de los casos, se terminen expandiendo territorialmente.

Silicor Valley nació en junio de 2017 de la mano de siete jóvenes emprendedores cordobeses: Rafael Dorado, Álvaro Linares, Juan Ramón Palomino, Francisco Marjalizo, Sergio Vegas, Carlos Linares y José Antonio Gutiérrez. Cuatro de ellos presentaron, cada uno por su cuenta, sus ideas al programa Explorer (entonces se llamaba Yuzz), que finalmente resultaron premiadas con asignaciones en metálico y, sobre todo, con el viaje a Silicon Valley al que anualmente van los padres de las mejores ideas acogidas por este proyecto promoviido por Santander Universidades; en el caso que nos ocupa, con la colaboración de la Universidad y la Diputación de Córdoba.

Del viaje seguramente surgió la idea de jugar con el nombre de la meca de la tecnología digital, pero lo más importante floreció durante los cinco meses de formación y mentorización: los cuatro de Silicor Valley se hicieron amigos, y cuando el programa finalizó mantuvieron el contacto, crearon una red de networking, las ideas surgieron y los planes de futuro se fueron esbozando.

A los cuatro jóvenes Explorer se les unieron otros tres y todos juntos se fueron a vivir y a trabajar a un chalet con piscina (El Carmen) ubicado en la sierra norte de Córdoba. Cada emprendedor trabaja en su proyecto, pero también aprovechan las ventajas del coworking (todos están hechos de la misma pasta), del networking y ofrecen la posibilidad de alojamiento (coliving). Y se ayudan entre todos a superar los bloqueos y los problemas sobrevenidos. Había nacido lo que ahora se llama un ecosistema de emprendimiento empresarial.

Habrá quien piense que esta iniciativa es una más de las que se desarrollan en España y en el mundo, con muchas palabras en inglés para definir lo que hacen y, a la postre, con pocos resultados. Habrá que ver, pero a los dos meses de mudarse al chalé, el semanario global The Economist los visitó porque Silicor Valley les pareció una de las mejores iniciativas europeas en el campo del emprendimiento. También grabaron un vídeo:

Además de desarrollar los proyectos empresariales de sus residentes, Silicor Valley ha tomado de alguna forma el relevo del programa Explorer y ofrece formación y entrenamiento emprendedor a otras muchas iniciativas. Pero quizás una breve descripción de las de sus promotores pueda dar una idea más concreta de en qué consiste.

3DProject: creada por Álvaro Linares y Rafael Soto es un estudio de arquitectura virtual que convierte los planos en 3D de forma que se puede o va a quedar obra antes de construir.

Robokids: empresa ya con decenas de trabajadores que imparte talleres de robótica básica en una cincuentena de escuelas, la mayoría de ellas ubicadas en la provincia de Córdoba pero no sólo. Sus promotores y socios son Sergio Vegas, Rafael Dorado y Alfonso Sevillano.

APBS: empresa de seguridad automovilística que evita el efecto de aquaplanning de los coches en días de lluvia, idea de José Manuel Aguilera Losada y Francisco Marjalizo.

Sabbiafilms: productora de cine independiente creada por Gabriel Carrasco, José Zamorano y Conxi Avilés, que además graba todos los eventos de la comunidad Explorer de Banco Santander.

Agroair: empresa dedicada a la monitorización, análisis y gestión de datos en la agricultura creada por José Antonio Gutiérrez.

En diciembre pasado, la Junta de Andalucía premió a Silicor Valley con el premio Promoción de Córdoba en el Exterior; por ejemplo, visitando otras universidades para crear una red de emprendimiento con iniciativas como la suya repartidas por toda la geografía.

Más noticias de Economía