Público
Público

Telefónica amplía capital en 3.000 millones de euros para la compra
de la brasileña GVT

La operación, que ha recibido el visto bueno de las autoridades de Competencia, permite a la multinacional española convertirse en líder del mercado del país latinoamericano con 100 millones de accesos.

Detalle de la sede de GVT, en Curitiba (Brasil). REUTERS

REUTERS

MADRID.- Telefónica aprobó una ampliación de capital por importe de 3.048 millones de euros y con un fuerte descuento sobre el precio de cierre del miércoles en una operación que le permitirá financiar parte de la compra del operador brasileño GVT, filial de Vivendi.

Emitirá 281 millones de títulos nuevos con derecho de suscripción preferente para sus accionistas, que necesitarán 16 derechos para comprar una acción nueva. El precio de la ampliación, de 10,85 euros por título, supone un descuento del 19,85% sobre el cierre del miércoles en bolsa.

Santander, BBVA, Caixa, JP Morgan, Morgan Stanley y UBS actúan como coordinadores globales de la emisión, mientras que BOAML, Barclays, BNP Paribas, Citi, HSBC y SocGen serán entidades aseguradoras (joint bookrunners), dijo la operadora en un comunicado enviado al regulador.

Los fondos se destinarán a suscribir otra ampliación de capital en su filial Telefónica Brasil, que entregará una parte de los títulos a Vivendi y utilizará otra parte para financiar los 4.663 millones en efectivo que pagará al operador francés, una operación valorada en su conjunto en unos 7.200 millones de euros.

Fuentes conocedoras de la operación dijeron que la filial brasileña realizará una ampliación de capital de 4.000 millones de dólares en los próximos días, que será suscrita por Telefónica en proporción a su participación del 74% en la filial.

Telefónica, que obtuvo el mismo miércoles el visto bueno con condiciones del regulador brasileño antimonopolio (Cade) para la operación, que le va a permitir convertirse en líder del mercado brasileño con 100 millones de accesos.

El Cade impone a Telefónica mantener la presencia geográfica y la cobertura de GVT en tres años o mantener la velocidad media de la banda ancha contratada por los clientes actuales de GVT en los próximos tres años.

La multinacional española había anunciado previamente el nombramiento del consejero delegado de GVT, Amos Genish, como nuevo presidente y CEO de su filial brasileña una vez ejecute la compra de la filial de banda ancha de Vivendi en Brasil. Genish será el máximo ejecutivo y el actual presidente de Telefónica Brasil, Carlos Valente, se mantendrá como presidente del consejo de la filial brasileña aunque sin tareas ejecutivas.

Telefónica, que ha sufrido en los últimos años por la caída de ingresos en sus principales mercados, sobre todo en España, y por el sobreendeudamiento del grupo, ha llevado a cabo una agresiva política corporativa que le ha valido el aplauso de las agencias de rating. El miércoles, la agencia de calificación crediticia Moody's elevó la perspectiva sobre la deuda de Telefónica tras el acuerdo para la venta de O2 y la esperada recuperación del mercado doméstico.

Las dudas se ciernen ahora precisamente sobre el mercado brasileño, que tiene una economía en recesión, con un aumento del desempleo y de la inflación, y donde Telefónica tendrá ahora aproximadamente una cuarta parte de sus recursos.

Más noticias de Economía