Público
Público

Telefónica cierra con Hutchison la venta de
su filial británica O2
por 14.000 millones

La multinacional española, que espera culminar la operación antes de mediados de 2016, dedicará parte de los fondos percibidos a reducir deuda

Una tienda de la operadora de telefonía móvil O2, en Londres. REUTERS

AGENCIAS

MADRID/LONDRES.- La operadora española Telefónica anunció el martes el acuerdo definitivo para la vender a Hutchison su filial celular británica O2 por un importe de 10.250 millones de libras (unos 14.000 millones de euros), en una operación que acelera la consolidación del mercado de telecomunicaciones europeo.

Este importe se divide en un primer pago de 9.250 millones de libras (aproximadamente 12.640 millones de euros) y un pago aplazado adicional de 1.000 millones de libras esterlinas (aproximadamente 1.360 millones de euros) una vez O2 alcance una cifra acordada de flujo de caja (cash-flow) acumulado. Con la operación, Hutchison se hará con 22 millones de clientes y se posicionará como el mayor operador de telefonía móvil en Reino Unido, al unir el negocio a Three, en el que ya opera.

El cierre de la operación, que se produce una vez culminado el proceso de due diligence (auditoria de cuentas), está sujeto a las aprobaciones regulatorias pertinentes y a la obtención de dispensas sobre cláusulas de cambio de control.

El cierre definitivo de la operación, una vez obtenga el visto bueno pertinente de las autoridades, se espera para 2016, y Telefónica dijo que utilizará los fondos para reducir su endeudamiento. Su objetivo es situar el ratio de apalancamiento (medido como deuda neta/OIBDA) inferior a 2,35 veces, objetivo previsto de cara a 2015 y 2016.

La deuda neta de la compañía a cierre de 2014 se situaba en 45.087 millones de euros. Telefónica precisó que, tras el cierre de la venta prevista de O2 en Reino Unido y el ajuste cambiario de Venezuela, su deuda se situaría en 31.705 millones de euros y el ratio de endeudamiento en 2,15 veces en este periodo.

No es la primera vez que la firma presidida por César Alierta alcanza un acuerdo con la controlada por el magante Li Ka-Shing. Así, en junio de 2013 Telefónica acordó vender a Hutchison su filial irlandesa por 850 millones de euros. La operación se cerró un año más tarde tras obtener el visto bueno de los organismos de Competencia.

Telefónica entró en el Reino Unido tras la adquisición de O2 en enero de 2006. Desde ese momento, O2 se ha mantenido como la marca comercial de Telefónica en el país. La multinacional española vendió en 2013 a Sky su negocio residencial de fijo y de banda ancha, en donde contaba aproximadamente con 500.000 clientes. En lo que se refiere a su negocio actual, los accesos totales de O2 crecieron un 3% interanual y se situaban en 24,7 millones a finales de 2014.

La multinacional española se centrará ahora en sus mercados estratégicos de España, Alemania y Brasil.

Más noticias de Economía