Público
Público

Telefónica, Inditex e Iberdrola entre las grandes empresas europeas que hacen campaña contra el Brexit

Los partidarios de la salida del Reino Unido de la UE acortan su desventaja frente a los que defienden la permanencia, según los últimos sondeos

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Una mujer hace campaña en Lodres contra la salida del Reino Unido de la UE. REUTERS/Kevin Coombs

LONDRES.- las grandes empresas europeas toman posición contra la salida del Reino UNido de la Unión Europea. La llamada Mesa Redonda Industrial (ERT por sus siglas en inglés), que reúne a más de cincuenta grandes empresas industriales y tecnológicas europeas y del que forman parte Telefónica, Inditex e Iberdrola, ha enviado una carta abierta en la que defiende los logros del proceso de integración a través de la UE frente a amenazas como el Brexit.

"Respetando la decisión de los británicos, creemos que una Europa sin Reino Unido sería más débil, igual que el propio Reino Unido sería más débil fuera de Europa", advierten los miembros de este foro, entre los que figuran José María Álvarez-Pallete, presidente y consejero delegado de Telefónica; Ignacio Sánchez Galán, presidente y consejero delegado de Iberdrola; así como Pablo Isla, presidente y consejero delegado de Inditex. 

Fundada en 1983 por un grupo de 17 grandes empresarios europeos, ERT reúne a más de 50 consejeros delegados y presidentes de las mayores empresas industriales y tecnológicas de Europa, cuyos ingresos combinados superan los 2,13 billones de euros y dan empleo a unos 6,8 millones de trabajadores.

"Una alteración del mercado único y de las reglas que gobiernan a los Veintiocho reduciría, no impulsaría, nuestra prosperidad", señalan los empresarios, que destacan la importancia de una Europa unida en la creación de empleo y la atracción de inversiones. "Nuestro continente se ha beneficiado enormemente de nuestra UE", subrayan los empresarios, que reconocen el efecto positivo de la Unión a nivel económico, social y de seguridad, estrechando los vínculos entre las personas y las instituciones en el Viejo Continente.

Un cartel reclamando voluntarios para la campaña a favor del Brexit, en la localidad británica de Altrincham. REUTERS/Phil Noble

No obstante, los firmantes destacan la necesidad de "mejorar" la UE y subrayan que "el trabajo no está terminado" para hacer frente a los desafíos que tiene por delante, incluyendo la necesidad de cooperar en las fronteras contra el terrorismo, así como para abordar las causas y consecuencias de la crisis de los refugiados.

"Europa también necesita un mercado energético eficiente e integrado para garantizar el suministro de energía y bajar las emisiones a la vez que garantiza que sigue siendo competitiva para que sus ciudadanos puedan tener éxito en el mercado laboral", añaden.

"Como líderes de algunas de las mayores empresas de Europa, pedimos una renovada confianza en la UE como primer paso para abordar nuestros retos compartidos", apostillan los empresarios, quienes consideran que sólo un enfoque conjunto a estos problemas comunes podrá lograr los necesarios cambios para mejorar las condiciones de vida y trabajo de los europeos, especialmente en el caso de los jóvenes y las generaciones futuras.

Avance en las encuestas

Mientras, el número de contrario a la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea sigue avanzando,  aunque todavía están cinco puntos por debajo de la mayoría del 51% que se decanta por mantener el status quo actual, según una nueva encuesta.

El sondeo del Daily Telegraph muestra que los partidarios del Brexit han acortado de 13 a 5 puntos la diferencia que les separa del campo a favor de la permanencia de Gran Bretaña en la UE.

Lynton Crosby, exjefe de campaña del primer ministro, David Cameron, explicó la pérdida de impulso del campo proeuropeo por el actual debate sobre la falta de control de la inmigración en la Unión Europea. Cameron había sido atacado desde sus propias filas en los últimos días con la acusación de que no cumplía su promesa de limitar la inmigración.

El referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea se celebrará el 23 de junio.