Público
Público

Telefónica se reorganiza para centrar su negocio en Brasil, Alemania, España y Reino Unido

La multinacional lanza un plan de acción para aflorar valor de sus negocios, que contempla la creación de  dos nuevas unidades (una de infraestructuras y otra de tecnología), con el que prevé generar unos ingresos adicionales de 2.000 millones.

El presidente ejecutivo del Grupo Telefónica, José María Álvarez-Pallete, interviene durante la rueda de prensa para presentar en nuevo plan de acción de la operadora. EFE/ Kiko Huesca

PÚBLICO/AGENCIAS

Telefónica ha lanzado este miércoles un plan de acción centrado primordialmente en el negocio digital de sus cuatro principales mercados y en la extracción de valor de sus infraestructuras y de sus negocios en América Latina.

La nueva estrategia  contempla cinco medidas, entre las que se incluye poner el foco en España, Brasil, Reino Unido y Alemania, mejorando la oferta y los servicios que se ofrecen a los clientes; escindir su filial de Hispanoamérica en una única sociedad; crear dos unidades de negocio, Telefónica Tech y Telefónica Infra; y redefinir el centro corporativo con cambios en la estructura del comité ejecutivo de la empresa.

"Tenemos que reinventarnos", dijo el presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, en una rueda de prensa convocada inesperadamente tras una reunión del consejo de administración de la operadora.

Telefónica ha señalado que si bien está presente en 14 mercados, el 80 % de sus ingresos lo genera en los cuatro principales, y que pasa a ser una prioridad "concentrar los recursos en los mercados de más valor", según la nota de prensa remitida a la CNMV.

Bajo la dependencia del consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, se mantiene a los actuales cuatro responsables de estos mercados: Emilio Gayo (España), Christian Gebara (Brasil), Mark Evans (Reino Unido) y Markus Haas (Alemania).

La compañía presidida por José María Álvarez-Pallete priorizará la inversión en sus cuatro principales mercados con el objetivo de generar ingresos adicionales de 2.000 millones de euros y una mejora de 2 puntos porcentuales en el margen de flujo de caja operativo en 2022.

El presidente ejecutivo del Grupo Telefónica, José María Álvarez-Pallete (i), junto al consejero delegado, Ángel Vilá (d), durante la rueda de prensa ofrecida para presentar el nuevo plan de acción de la compañía. EFE/ Kiko Huesca

Estos nuevos ingresos provendrán fundamentalmente de Telefónica Tech, una nueva división que integrará los tres negocios digitales en los que ve mayor potencial de crecimiento (ciberseguridad, internet de las cosas/big data y computación en la nube). Se quiere impulsar el crecimiento de estas actividades que, de forma agregada, ya están logrando subidas de facturación por encima del 30 %.

El consejero delegado de esta nueva sociedad será José Cerdán, hasta ahora responsable Global del segmento B2B en Telefónica.

Álvarez-Pallete, ha descartado que Telefónica Tech realice una "gran adquisición", sino que llevará a cabo compras de empresas de nicho que complementen su gama de productos.

También se creará la división Telefónica Infra, que aglutinará activos de infraestructuras como el 50,01% del Telxius con la idea de exprimir su valor dando entrada a inversores. "Con una filosofía amplia de acuerdos, Telefónica Infra está abierta a distintos esquemas de participación accionarial (mayoritaria o minoritaria), y a los mejores socios para cada uno de los tipos de activo", ha señalado la compañía en un comunicado.

También bajo dependencia de Ángel Vilá, el consejero delegado de Telefónica Infra será Guillermo Ansaldo, quien ha liderado hasta el momento la fecha la unidad Global de Recursos Globales del Grupo Telefónica.

Segregación de América Latina

La misma idea subyace en Telefónica Hispam, donde se segregarán los negocios de los mercados latinoamericanos salvo Brasil. "Con este spin-off operativo, Telefónica inicia una revisión estratégica de su portafolio en Hispam con el doble objetivo de modular la exposición a la región, al tiempo que se crean las condiciones para maximizar su valor vía crecimiento, consolidación y posibles operaciones corporativas", señala la multinacional española.

“La historia de nuestra compañía no se entiende sin la apuesta desde hace 30 años por Latinoamérica, que ha hecho de Telefónica una compañía mejor. Siempre hemos mostrado un fuerte compromiso por la región, incluso en sus momentos más difíciles”, ha recordado el presidente ejecutivo de Telefónica.

El presidente ejecutivo del Grupo Telefónica, José María Álvarez-Pallete (d), junto a la directora general de Finanzas y Control, Laura Abasolo (i), en la rueda de prensa para explicar el nuevo plan estratégico de la compañía. EFE/ Kiko Huesca

Esta unidad estará liderada por Alfonso Gómez, actual responsable de Hispam Norte, que ha sido responsable de la reciente operación de red en México, de la venta de las unidades de Centroamérica o de la reestructuración de Colombia Telecom. Esta unidad dependerá de la Dirección General de Finanzas y Control de Gestión, liderada por Laura Abasolo.

Álvarez-Pallete ha señalado que su decisión de crear este spin-off significa que la forma tradicional de operar en la región se ha agotado y no se sienten capaces de crecer en la región, por lo que han decidido emprender medidas como esta para reforzar estas operaciones. "Necesitamos cambiar. Si queremos ser sostenibles en la región tenemos que ser dueños de nuestro propio destino. Si no hacemos nada, el modelo se agota y perdemos relevancia", ha incidido el presidente ejecutivo de Telefónica.

En este contexto, ha señalado que "todas las opciones están abiertas", incluidas alianzas, combinaciones o acuerdos con otras compañías con el objetivo de que estas filiales sean más fuertes y la compañía siga siendo "dueña de su propio destino".

Modelo organizativo

La quinta de las iniciativas persigue responder a la necesidad de ganar agilidad en la implementación de los cambios necesarios para dar un mejor servicio a los clientes y aprovechar las escalas y sinergias del grupo, que incluye una modificación de la estructura del Comité Ejecutivo del grupo y que incluye la salida de Mariano de Beer y Bernardo Quinn de posiciones ejecutivas.

“En los últimos años hemos lanzado distintas iniciativas para capturar los beneficios de la digitalización, consiguiendo importantes avances hasta la fecha. Ahora, para ganar agilidad y acelerar la ejecución de nuestra estrategia, es el momento de evolucionar nuestro modelo operativo”, ha explicado Álvarez-Pallete. Por ello, continúa, se adaptará el rol y funcionamiento del centro corporativo a la nueva realidad, “poniendo el foco en aquellas actividades que aportan un valor diferencial al resto de unidades y que nos permiten capturar el valor de la escala, eliminando algunas duplicidades existentes con las estructuras de los países” y con “un mayor nivel de ambición en los planes de simplificación y digitalización de las operaciones”.

El presidente ejecutivo de Telefónica ha trasladado al consejo de administración su convencimiento de que Telefónica tiene ante sí una oportunidad enorme de crecimiento y ha explicado que se trata “de una revolución tecnológica, pero también de una revolución social que alterará nuestro futuro inmediato.