Público
Público

El Tesoro coloca 6.000 millones en un bono sindicado a 30 años con una demanda récord

El 84% de los títulos de deuda se lo adjudican inversores internacionales, sobre todo británicos, irlandeses, franceses e italianos

La secretaria general del Tesoro y Política Financiera, Emma Navarro, en una rueda de prensa en la sede del Ministerio de Economía. EFE

Reuters

El Tesoro español ha colocado el martes 6.000 millones de euros en un bono sindicado a 30 años (una emisión de deuda pública que no se realiza mediante subasta, sino que el Gobierno decide un precio y una serie de bancos se encargan de colocar los títulos entre los inversores), que ha contado con la menor rentabilidad y mayor demanda para esta referencia de su historia, informó IFR, un servicio especializado en renta fija de Thomson Reuters y el Ministerio de Economía.

La operación se ha cerrado con una demanda de 26.200 millones de euros, a un precio de 105 puntos básicos sobre midswaps (un tipo de interés de referencia en estas emisiones), desde un precio inicial que rondaba los 109 puntos básicos, agregó IFR.

Se trata de un diferencial 80 puntos básicos más estrecho que en la anterior sindicación a 30 años, que tuvo lugar en marzo de 2016, informó el Ministerio de Economía español en un comunicado.

Los títulos, adjudicados en un 84% a inversores internacionales sobre todo británicos, irlandeses, franceses e italianos, cuentan con un cupón del 2,70% y una rentabilidad del 2,726%, agregó Economía.

El primer bono sindicado del Tesoro español a 30 años en casi 2 años y el primero de un país europeo este año ha acabado con la inquietud de que habría un menor apetito por deuda a largo plazo en el mercado del euro en 2018.

La demanda casi duplicó los 13.500 millones de su anterior colocación a 30 años, el 8 de marzo de 2016.

"España no tiene presupuesto aprobado para este año y sigue con Cataluña en segundo plano y aun así su desempeño ha sido extraordinario, su capacidad de recuperación es notable", dijo un banquero.

"Se han beneficiado del hecho de que su rentabilidad sigue siendo favorable y que existe demanda estructural para este tipo de vencimientos dado que se espera poca oferta", agregó.

El Tesoro español ha contratado a Barclays, BBVA, Citigroup, HSBC, Santander y Societe Generale para la operación.

Es la segunda vez que España visita el mercado sindicado de deuda este año. En enero colocó 10.000 millones de euros con vencimiento en abril de 2028 que generaron una demanda de 43.000 millones, la mayor de su historia.

El Tesoro ya ha completado un 28,4% de su programa de emisión a medio y largo plazo para 2018 y cuenta con una vida media de la deuda de 7,49 años. 

Más noticias de Economía