Público
Público

Testa retrasa su salida a Bolsa ante la incertidumbre política y de los mercados

La socimi de pisos en renta de Santander y BBVA, segunda firma inmobiliaria que atrasa su salto al parqué tras Azora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vista de los paneles informativos de la Bolsa de Madrid.- EFE/Javier Lizón

La inmobiliaria Testa Residencial, que tenía previsto salir a cotizar mediante una oferta primaria y secundaria de acciones ha decidido cancelar la venta de nuevas acciones y limitarse a cotizar a través de un listing de su capital en el Mercado Alternativo Bursátil, dijo el martes una fuente con conocimiento de los planes de la empresa.

"Testa ha decidido no salir al Mercado Continuo por los vaivenes del mercado causados por la actual situación política", dijo la fuente.

De esta forma, con el fin de no perder la condición de socimi, que establece un plazo para que la firma salte a Bolsa, Testa Residencial saldrá a cotizar al MAB antes del 30 de septiembre, si bien no descarta saltar al Continuo en una segunda fase.

La socimi de alquiler de viviendas propiedad de Merlin, Santander, BBVA y Acciona, tenía previsto emitir una acción nueva por cada 14 antiguas para la colocación previa.

La moción de censura planteada por el PSOE para tumbar el gobierno de Mariano Rajoy ha provocado tensiones y la incertidumbre ha afectado al mercado bursátil y al riesgo país medido por la prima que se paga por la deuda pública nacional.

La idea inicial de Testa era que los accionistas institucionales, que controlan más del 99% de Testa, no acudieran a la ampliación para dar entrada a nuevos inversores cualificados y también estaba previsto que vendiesen acciones propias en un porcentaje no desvelado.

Testa Residencial es así la segunda compañía después de Azora que decide demorar su prevista salida a Bolsa, si bien en caso de esta firma de gestión de activos inmobiliarios, atribuyó su aplazamiento a la OPA que Blackstone ha lanzado sobre Hispania, uno de sus principales clientes.

Las decisiones de Azora y Testa podrían así influenciar a otras firmas del sector que también tenían previsto saltar al parqué, como Vía Célere y Haya Real Estate, el servicer del fondo estadounidense Cerberus. En este caso, la firma lo tiene actualmente condicionado al cierre de contratos de gestión de activos que actualmente negocia con BBVA y Sareb.