Público
Público

Desempleo Tres de cada cuatro mujeres en paro tienen que vivir con menos de 430 euros al mes

La desigualdad que sufren en activo se proyecta sobre la situación de desempleo. Un 46% de las paradas no reciben ninguna prestación.

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5

Una mujer sale de una oficina del Servicio Público de Empleo en Sevilla. REUTERS

A 31 de enero había 1.930.243 parados que percibían algún tipo de prestación de la Seguridad Social, según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo. Algo más de la mitad (en concreto, 1.038.800) eran mujeres, pero eso no significa que su coste para el Estado sea superior, porque en general cobran menos.

Las prestaciones por desempleo pueden ser contributivas o no contributivas. Las primeras dependen de lo que haya cotizado el trabajador y de las personas que tenga a su cargo, aunque este año no pueden exceder los 1.411,83 euros mensuales. Las no contributivas (el subsidio, la renta agraria, la renta activa de inserción, las ayudas del programa de activación para el empleo) tienen una cuantía de 430,27 euros.

Al cierre del mes pasado, 423.743 hombres percibían una prestación contributiva, mientras que otros 467.700 tenían derecho a la no contributiva. En el caso de las mujeres la diferencia era mucho más grande: había 435.412 beneficiarias de una prestación contributiva y 603.388 perceptoras de una no contributiva.

Eso significa que más de 600.000 mujeres cobraron por desempleo sólo 430,27 euros el pasado mes de enero, muy por debajo de la prestación media, que supera por poco los 800 euros mensuales.

La situación se agrava en los segmentos de mayor edad, debido a que han cotizado menos tiempo por la tardía incorporación de la mujer al mercado de trabajo en España. De las 130.973 mujeres de 60 o más años que percibían el desempleo en enero, sólo 25.531 (el 19%) tenían una prestación contributiva.

La relación se va invierte en los segmentos más jóvenes, de modo que en el tramo de edad de entre 20 y 24 años, por ejemplo, apenas un 20% de paradas con prestación (14.970 sobre un total de 35.772) necesitan el subsidio.

De todas formas, hay mujeres que están todavía peor, porque ni tienen trabajo ni reciben ninguna prestación. El Servicio Estatal de Empleo Público (SEPE) tenía registradas 1.925.313 trabajadoras en paro a finales del mes pasado. Como las que cobran algún tipo de prestación son 1.038.800, eso significa que un 46% están desprotegidas.

En el colectivo masculino, el porcentaje es sustancialmente menor (el 34,5%), pues en enero había 1.360.448 demandantes de empleo inscritos en las oficinas del SEPE y 891.443 de ellos tenían prestación.

Si se tienen en cuenta las mujeres que no perciben ninguna ayuda (886.513) y las que cobran el subsidio (603.388), resulta que 1.489.901 parados perciben a lo sumo 430,27 euros mensuales (tres de cada cuatro desempleadas) y sólo 435.412 superan esa cantidad.