Público
Público

ERE Vestas sólo garantiza recolocar a medio centenar de trabajadores de la planta que cierra en León

Podemos reclama que la multinacional danesa de aerogeneradores devuelva las subvenciones recibidas, mientras IU propone poner a Vestas bajo control público si no da fruto la negociación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Centenares de personas reclaman la continuidad de la planta de Vestas en León. EFE/J.Casares

La dirección de Vestas y el comité de empresa de la planta eólica de Villadangos del Páramo (León) han continuado este jueves las negociaciones para el cierre, en las que la multinacional danesa sólo asume la recolocación de "unos cincuenta operarios" y fuera de España, al no contar con vacantes en las fábricas de Lugo (Galicia) y Ciudad Real (Castilla La Mancha).

Según han informado a Efe fuentes sindicales, al margen de "otros diez o doce trabajadores que tienen más de 55 años y podrían optar a una prejubilación, el resto de los 362 integrantes de la plantilla se enfrentaría a un despido puro y duro".

En la pasada reunión, la dirección de Vestas anunció a los representantes de los trabajadores que la salida de los operarios de la planta leonesa se produciría entre el 8 de octubre y el 31 de diciembre de este año.

También  se han abordado nuevos informes técnicos con los que la empresa quiere justificar el cierre, que los sindicatos están pendientes de "estudiar en profundidad". El comité de empresa ha reiterado que está demostrado que los motivos del cierre son insuficientes y puramente económicos, y dejan claro que influye el coste de la energía, lo que claramente afectará a más plantas.

Los Gobiernos central y autonómico han exigido a la dirección de la empresa dar "viabilidad" a la planta leonesa con un nuevo plan industrial que "reoriente la producción de la planta hacia la demanda del mercado", a la que habría que añadir los paquetes de ayudas autonómicas, nacionales y europeas que Vestas ha venido recibiendo en los últimos años y que ascienden hasta los 13,5 millones.

De esta forma, el objetivo prioritario para el Gobierno central y el autonómico es que se mantengan los 362 puestos fijos de la planta leonesa, que sumados con los puestos indirectos llega a dar trabajo a más de 2.000 personas. Los cerca de 600 trabajadores, entre fijos y de empresas auxiliares dedicadas en exclusiva a proveer a Vestas, que se verían afectados mantienen levantado un campamento instalado ante la factoría hasta que consigan una solución a su problema.

Además de la de León, Vestas tiene otras dos plantas en España: una en Daimiel (Ciudad Real),  y otra en Viveiro (Lugo).

"Tiene que devolver el dinero".

Sobre el cierre de Vestas, el eurodiputado y responsable de la Secretaría de Europa de Podemos, Miguel Urbán, ha asegurado  que si la multinacional eólica Vestas cierra la planta de Villadangos del Páramo, en León, tiene que devolver el dinero de las ayudas que se le han dado. Una empresa que ha recibido dinero público por llevar su actividad a una determinada localidad "no puede irse" y si lo hace "tiene que devolver el dinero", ha dicho.

El asunto llegará a Bruselas la próxima semana, aunque el eurodiputado de Podemos afirma que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene un papel decisivo y debería impedir que Vestas "se vaya de rositas" de León. Urban ha recordado que los eurodiputados de Podemos, PSOE, IU y PP firmaron una carta conjunta en la que reclamaban al presidente de Vestas Mediterranean, Eduardo Medina, del que depende la planta de Villadangos, que no lleve a cabo el ERE en factoría leonesa.

Por su parte, el coordinador de IU en Castilla y León, José Sarrión, ha dicho que la única alternativa, si la multinacional eólica Vestas persiste en su decisión de cerrar la planta de Villadangos (León), es "nacionalizarla" y "ponerla bajo control público".

"Hay que pelear la batalla y presionar a la empresa para que no deslocalice", según Sarrión, quien no obstante ha insistido en que la nacionalización será la única forma de evitar la pérdida de empleos si las negociaciones no dan su frutos.

Eso sí, todavía hay trabajo por hacer ya que, tal y como ha recordado, el próximo lunes viajará a Bruselas con los sindicatos, que han solicitado a todas las fuerzas políticas que les acompañen con el fin de presionar a las instituciones europeas y recabar el máximo número de apoyos en el Parlamento Europeo.