Público
Público

Villar Mir pacta la venta de hasta el 25% de OHL a la familia mexicana Amodio

La constructora se dispara un 56% en Bolsa pero no alcanza el precio pagado por el grupo mexicanos, que se convierte en el principal accionista de la compañía

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, junto a su hijo y sucesor en la presidencia de la compañía, durante la presentación del balance de resultados en febrero de 2015. REUTERS
El expresidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, junto a su hijo y sucesor al frente de la constructora, Juan Villar Mir Fuentes, durante la presentación de los resultados de 2015. REUTERS

AGENCIAS

El Grupo Villar Mir (GVM) anunció el jueves un acuerdo para la venta de hasta el 25% de OHL a la familia mexicana Amodio, que relevará al hólding del empresario español Juan Miguel Villar Mir en el timón de la atribulada constructora española. GVM dijo en un comunicado al supervisor bursátil que ha vendido un paquete de acciones de OHL equivalente a un 16% del capital social, con una opción de compra irrevocable de hasta un 9% adicional.

La transacción, que se ha cerrado por 50,4 millones de euros a 1,10 euros por acción, llega un día después de que OHL aparcara las negociaciones de fusión con Caabsa Infraestructuras, propiedad de la familia mexicana, aunque dijo que GVM todavía mantenía conversaciones con los Amodio sobre la posible venta de un paquete accionarial.

De ejercer de aquí al 20 de noviembre la opción de compra contemplada en el acuerdo a un precio por acción de 1,20 euros, los Amodio alcanzarían una participación del 25% en OHL, desbancando como accionista de referencia a Villar Mir, que hasta hoy tenía un 33,3% de la constructora a través de Inmobiliaria Espacio.

El porcentaje de los Amodio quedaría lejos del entre el 31% y el 35% que habría controlado de haber llegado a buen puerto el acuerdo de fusión anunciado el pasado 4 de febrero. No obstante, fuentes financieras indicaron que finalmente podrían hacerse con un 29,9%, y situarse así en el límite que obliga a lanzar una OPA, mediante la compra de las acciones restantes de Villar Mir, o bien tomando títulos del mercado.

Los hermanos Amodio. E.P.

Villar Mir vende el grueso de su histórica participación de accionista de control en la compañía que Juan Miguel Villar Mir fundó hace más de treinta años en el marco de las desinversiones que la corporación familiar viene realizando en los últimos años para reducir deuda.

OHL indicó que los Amodio entran en su capital con vocación de permanencia y con la pretensión de contar con una presencia proporcional en su consejo de administración, lo que la constructora considera una "relevante señal de confianza en el grupo".

Por otra parte, los Amodio, dueños de la mexicana Caabsa, trasladaron en un comunicado que decidieron realizar esta operación "convencidos de la posibilidad de devolverle en el corto plazo viabilidad a OHL, reactivar su capacidad financiera y su prestigio empresarial".

Indicaron que colaborarán activamente para reducir costes y mejorar la eficiencia operativa, buscando devolver el equilibrio entre tenedores de bonos y accionistas, restaurar la colaboración con los bancos y volver a una "senda de beneficios" que permita el fortalecimiento y crecimiento de la compañía.

"Estamos convencidos de poder aportar toda nuestra experiencia, valores y capacidad para apuntalar el futuro de OHL como un jugador de excelencia global", señalaron Luis y Mauricio Amodio Herrera.

Tras la entrada de la familia mexicana en el accionariado, la constructora subió un 56,7% en la sesión de Bolsa de este jueves. Los títulos de la compañía cerraron la sesión a 0,862 euros, con lo que, pese a la escalada, no alcanzaron el precio de 1,10 y 1,20 euros por acción que los Amodio han acordado pagar en las dos transacciones de acciones pactadas con Villar Mir.

Estos precios arrojan una prima que supone doblar (+100%) y más que doblar (+118%) la cotización de 0,550 euros a la que los títulos de OHL cerraron la sesión de Bolsa del miércoles la víspera de la transacción, si bien los actuales precios son resultado de los desplomes registrados en los mercados en los últimos meses a causa de la pandemia.

El mercado también aplaudió la conclusión del periodo de incertidumbre sobre la estructura accionarial de OHL desde que hace más de un año los Villar Mir aseguraran estar analizando ofertas de compra. Los inversores valoran asimismo la entrada de un socio industrial, con experiencia y en el sector y vocación de permanencia.

Más noticias de Economía