Público
Público

Entrevista con la activista saharaui de derechos humanos Aminetu Haidar: "Esperamos que el Gobierno español pueda liderar el proceso de descolonización del Sáhara"

Aminetu Haidar, activista saharaui, en la Gran Vía de Madrid
Aminetu Haidar en la Gran Vía de Madrid, tras responder a las preguntas de 'Público'. Fernando Sánchez

"Todos seríamos más pobres sin Aminetu". Esta frase la incluía el Premio Nobel de Literatura, José Saramago, en una misiva enviada al aeropuerto de Lanzarote en noviembre del 2009. Aminetu Haidar cumplía una semana en huelga de hambre. Marruecos había denegado su entrada al Sáhara Occidental en avión al marcar en la casilla "nacionalidad saharaui". Fue devuelta por Marruecos, sin pasaporte, aceptada en connivencia por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (¡sin pasaporte!) y la activista inició su protesta. La solidaridad del mundo de la cultura español y la implicación internacional hicieron que su caso diera la vuelta al mundo. 32 días después, pudo regresar a su hogar en el Sáhara, cuando su salud parecía hundirse, cuando llevaba semanas abriendo telediarios. Venció David frente a Goliath.

Hoy es Haidar quien forma parte de la lista de personas y organizaciones candidatas al Premio Nobel de la Paz. Lleva a sus espaldas la lucha pacífica de toda una vida frente a la ocupación marroquí. Con tan solo 20 años, fue sometida a una desaparición forzosa que duró cuatro. No sería la única vez que sería detenida, secuestrada, ni las únicas vejaciones que ha sufrido. La conocida como la "Gandhi saharaui" ha sido galardonada en todo el mundo por su valentía en la lucha por los derechos humanos y por el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación: le reconoció la Fundación Robert Kennedy en el Senado de los Estados Unidos, el premio Silver Rose en el Parlamento Europeo, el de Coraje Civil de la Fundación Train... Hoy, que se vuelve a hablar en los platós del Sáhara Occidental, Aminetu habla en Público del pueblo saharaui. 

Nueva crisis bilateral entre España y Marruecos coincidiendo con la presencia de Brahim Ghali en un hospital español. Se ha hablado mucho de su figura. ¿Quién es Brahim Ghali?

Brahim Ghali es nuestro presidente, el secretario general del Frente Popular por la Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro (Frente Polisario). Es nuestro compañero y nuestro querido hermano. El presidente Ghali es un hombre fiel a sus principios, a los derechos del pueblo saharaui. Se ha entregado desde su juventud a defender los derechos de su pueblo. Ghali nunca ha pensado en sus propios intereses, en sus intereses personales. Siempre está preocupado, como el expresidente difunto Mohamed Abdelaziz, en los intereses y la defensa de los derechos del pueblo saharaui. Es un hombre que tiene una determinación y valentía notables y fuertes, una determinación de acero.

¿Qué valoración hace del chantaje llevado a cabo por Marruecos hacia el Estado español durante estos días, llegando incluso a instigar que miles de civiles marroquíes se lanzaran hacia la frontera de Ceuta a nado poniendo en peligro sus vidas?

No es algo nuevo para los saharauis, Marruecos siempre ha usado sus cartas para presionar a los sucesivos gobiernos españoles mediante el chantaje. El Gobierno marroquí, que es una dictadura, nunca ha respetado a sus ciudadanos a su pueblo, imaginemos cómo puede respetar a otro pueblo que es vecino.
Los españoles, a Marruecos, no pueden considerarle amigo. No pueden llamar amigo a un vecino que está haciendo deliberadamente chantaje y es un verdadero riesgo contra los intereses españoles y la seguridad de España

Ghali declaró ante la Audiencia Nacional antes de marchar a Argelia. ¿Cree que prosperarán las denuncias contra el presidente de la RASD?

"Felicitamos la valentía de nuestro presidente por haber aceptado declarar"

Como ciudadana del pueblo saharaui, como defensora de los derechos humanos felicitamos la valentía de nuestro presidente por haber aceptado declarar. Es un hombre que cree en la justicia. Nosotros creemos en la justicia, somos un pueblo que está oprimido, que estamos reivindicando nuestros derechos y reivindicamos justicia. Por ello, tenemos que respetar la justicia. Felicito a nuestro presidente Brahim Ghali por ello. Felicito a la justicia española por no estar instrumentalizada como la marroquí, que siempre has estado manipulada por el rey de Marruecos.

Reitero lo que ha dicho el fiscal y el juez en cuanto al caso de Ghali: no hay indicios y no hay pruebas. La justicia tiene que ser aplicada contra Marruecos que ha practicado genocidio contra nosotros como pueblo. Yo, personalmente, soy víctima directa de crímenes de lesa humanidad que ha cometido Marruecos contra todo el pueblo saharaui. He sido víctima de la desaparición forzada, un crimen de lesa humanidad; estoy siempre, como todo el pueblo saharaui, bajo la represión grave, la opresión, las detenciones arbitrarias, las torturas, la difamación de parte de los peones del régimen marroquí.

La Audiencia Nacional, precisamente, procesaba a una serie de altos cargos marroquíes en 2015 por torturas y desapariciones forzadas contra la población saharaui, cargos que no han colaborado con la Justicia española, por cierto. Usted declaró como testigo en el juicio. ¿Qué recuerda de su declaración?

"Hay fosas comunes y dentro de esas fosas se encuentran españoles con documentos españoles"

Declaré, como acabo de decir, que fui víctima a los 20 años, muy jovencita, de una desaparición forzada. Estuve casi cuatro años desaparecida, con los ojos tapados con vendas, sin juicio, torturada, amenazada diariamente, mi familia ignoraba totalmente mi paradero…

Declaré que exigimos la equidad y la justicia. Y que España es la potencia administradora con la responsabilidad de garantizar la justicia y garantizarla contra la impunidad de los cargos marroquíes responsables de esos crímenes. Lamento mucho que esos responsables sigan ejerciendo sus responsabilidades como altos funcionarios del Gobierno marroquí.

Nadie puede imaginar que los responsables que me secuestraron en 1987 en casa de mi familia a las tres de la madrugada fueron los mismos que dieron orden de mi detención arbitraria en el año 2005. Siguen en sus cargos, siguen disfrutando de la total impunidad. Y nosotros tenemos pruebas, el juez tiene que hacer prosperar la querella. Hay fosas comunes y dentro de esas fosas se encuentran españoles con documentos españoles. Los saharauis hemos de juzgar con pruebas a los criminales, a Marruecos, al Palacio Real, al rey de Marruecos, que es responsable de todos esos crímenes.

Ha hablado de su desaparición forzosa. ¿Cómo fue volver a ver a su familia después de tanto tiempo secuestrada?

Salí, como todos los compañeros que estuvieron conmigo, como muertos vivos, sin poder movernos, como cadáveres. Estábamos en una situación horrible, en una situación humana increíble… No puedo contar cómo vivíamos diariamente, bajo la tortura, la falta de higiene, de medicamentos, sin garantías, juicios, sin nada, amenazados…

Cuando nos liberaron fue un día de alegría, abrazando a nuestras madres y padres y hermanos. Como si fuera un día de nacimiento.

Después de haber sido víctima de tantas atrocidades, ¿no ha pensado alguna vez en abandonar su lucha por los derechos del pueblo saharaui?

Nunca, tampoco voy a pensarlo. Tengo la total convicción de que mi causa es justa. Además, he hecho un juramento a los mártires de la causa saharaui, a los que hemos dejado detrás de nosotros y a los que seguimos reivindicando que se revele el paradero de los desaparecidos. Nunca daré marcha atrás hasta que el Sáhara sea libre o hasta que yo sea muerta.

Aminetu Haidar, activista saharaui por los derechos humanos, durante la entrevista
Aminetu Haidar, activista saharaui por los derechos humanos, durante la entrevista. Fernando Sánchez

El pasado noviembre regresaba la guerra al Sáhara Occidental desde el alto el fuego de 1991. ¿Cómo ha cambiado la situación para la población saharaui en los Territorios Ocupados, donde los medios de comunicación no podemos entrar?

"Hemos creado una nueva organización que se llama Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí"

Desde que se produjo la ruptura del alto el fuego por parte de los marroquíes se ha incrementado la represión para los saharauis. Pero hay que recordar que nunca hemos tenido nuestras libertades fundamentales, como ejercer el derecho libre a la manifestación, reunión… Siempre hemos sufrido la confiscación de los derechos elementales, más básicos. Como activistas que hemos tenido el coraje de decir "no" a la ocupación marroquí, el coraje de sacar la información al extranjero para contrarrestar la propaganda marroquí, estamos pagando caros precios: detenciones arbitrarias, torturas, la expulsión del trabajo, vigilancia diaria de los agentes de la policía y nuestros hijos son víctimas de esta política represiva de Marruecos.

Antes de hablar del día 13, tengo que decir que hemos creado una nueva organización que se llama Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí. Queremos llamar la atención de la comunidad internacional que no está haciendo nada, la MINURSO no hace nada por nosotros, para ello tenemos que incrementar la resistencia pacífica y cambiar nuestra estrategia. Esto ha provocado a los marroquíes y nuevamente han sacado órdenes de detención contra nosotros e investigaciones. Han expulsado a algunas de sus trabajos, los miembros de la ejecutiva de la Instancia Saharaui hemos pasado tres meses de asedio policial en nuestros domicilios…

A mí me impidieron la salida hacia España hasta que el Alto Comisionado intercedió. Otros miembros de mi organización siguen bajo asedio policial, como Sultana Khaya, que es una activista conocida que ha sufrido durante los últimos meses toda la brutalidad que podemos imaginar. Incluso su madre, que es mayor, ha sido víctima de torturas, su hermana, su familia están bajo arresto domiciliario. Otra activista está en la misma situación, también miembro de la ejecutiva de nuestra organización, es Mina Baali, lleva tres semanas bajo arresto domiciliario en El Aaiún por sacar la bandera saharaui y reivindicar el respeto a los derechos del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia. Otro activista de nuestra organización, Lehsen Dalil, que además tiene nacionalidad española, ha sido torturado, tiene secuelas. Presentó su denuncia al consulado español y a la embajada. No soy optimista en este caso, ha habido muchos casos víctimas de tortura con nacionalidad española y el Gobierno español no dice nada, aunque lleven documentos españoles.

La situación se deteriora diariamente. Necesitamos un mecanismo que sea capaz de controlar la situación de los derechos humanos, la MINURSO no tiene estas competencias y somos las víctimas en un territorio aislado, cerrado, donde el acceso de los observadores internacionales, ya sean periodistas, juristas o solidarios, no está permitido. Así, los marroquíes pueden hacer lo que les da la gana.

¿Cómo valora el papel del Gobierno español en la actual crisis con Marruecos? ¿Qué le reclama al actual Gobierno español en relación al conflicto saharaui?

En primer lugar, como saharaui, agradezco la buena atención a nuestro presidente por motivos de un acto humanitario, lo agradecemos mucho. Pero esperamos no solo que el Gobierno de España asuma sus responsabilidades, esperamos que el Gobierno español pueda liderar, liderar no es solo asumir, el proceso de descolonización del Sáhara.