Público
Público
ENTREVISTA CON EL VICEPRESIDENT segundo DE la generalitat valenciana 

Héctor Illueca: "Vamos a hacer toda la fuerza para que la ley estatal regule los precios del alquiler"

Héctor Illueca, vicepresident segundo de la Generalitat Valenciana
Héctor Illueca, vicepresident segundo de la Generalitat Valenciana y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática. Comunicació Vicepresidència Segona GVA

El 21 de enero del 2020, el Consejo de Ministros hacía efectivo el nombramiento de Héctor Illueca (València, 1975) como director general de la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social. Este viernes, tomaba posesión como vicepresident segundo de la Generalitat Valenciana y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática. Este inspector de trabajo de profesión se había ido convirtiendo, poco a poco, en uno de los intelectuales de cabecera de Podemos y en las generales de 2019 fue el principal candidato de Unides Podem al Congreso. Estos días, tras la enésima crisis interna en la formación morada en el País Valencià, su antecesor en el cargo, Rubén Martínez Dalmau, dimitía. Por ello, Illueca asume esta nueva responsabilidad en el Consell del Govern valenciano. 

El viernes pronunciaba un emotivo discurso en su toma de posesión. ¿Qué implica para usted llegar al Consell de Govern de la Generalitat Valenciana?

Es un honor, tal y como lo sería para cualquier valenciano, formar parte del Govern de mi tierra. Es una experiencia que creo que será muy bonita, la estoy viviendo con muchísima ilusión y también con serenidad. Al fin y al cabo, mi vida ha sido una vida de servicio público desde diferentes ámbitos y esto es una manera de dar continuidad a esa trayectoria. Así que lo vivo con una mezcla de serenidad y de ilusión.

Reivindicaba la ideología en su discurso, algo sobre lo que hoy en día se intenta, muchas veces, pasar de largo. Se define como un hombre de izquierdas, republicano, feminista y eco-socialista. 

"Cualquier gobernante lleva a cabo su labor desde alguna ideología"

Cualquier gobernante siempre lleva a cabo su labor desde alguna ideología, lo que pasa es que muchas veces eso no se reconoce o se disimula. Yo creo que es importante decir siempre la verdad y no ocultar lo que uno es. Creo que es compatible todo eso con llevar a cabo una labor de gobierno desde la responsabilidad, lealtad institucional, eficacia e, incluso, desde el realismo. Pero esa labor siempre está impregnada por ideas e ideales que me acompañan siempre y sin los cuales soy una persona perdida. 

Llega a València, pero deja atrás la dirección general de la Inspección. ¿Qué se queda por hacer?

Quedan pendientes muchos proyectos, pero estoy convencido de que van a tener continuidad. Tengo mucha confianza en el equipo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y más allá de ello en el equipo del Ministerio que dirige Yolanda Díaz. 

Lo fundamental que queda es completar el refuerzo de la Inspección, darle más consistencia a su estructura, ampliar sus competencias... En definitiva, tener un mecanismo de intervención más fuerte y sólido en el mercado de trabajo para que este sea más equitativo, igualitario y, por cierto, también para que haya una competencia más leal entre empresas.

Ahora como vicepresident, asumirá la competencia de vivienda. ¿Qué puede aportar en este sentido? ¿Qué hay que hacer en el País Valencià sobre esta materia durante lo que queda de legislatura?

Recibimos una herencia extraordinaria, las políticas de vivienda más progresistas del Estado y no lo decimos nosotros, sino la academia. El objetivo fundamental es desplegar todo el potencial de la normativa sobre la función social de la vivienda y poner en marcha todas las herramientas para garantizar el derecho a la vivienda desde los poderes públicos, proporcionando a las personas que lo necesiten una vivienda adecuada. Nuestra normativa es extraordinariamente avanzada, prevé instrumentos contra los desahucios, de alquiler solidario... Tenemos en proyecto instrumentos para movilizar viviendas vacías y ponerlas en el mercado a precios asequibles. En definitiva, un abanico de políticas públicas que están todas enfocadas a garantizar el derecho a la vivienda de los ciudadanos. Vamos a tratar de desplegarlas todas, reforzando las que están en marcha y poniendo en actividad las que están pendientes. 

Habla de que las políticas valencianas de vivienda pueden ser guía o faro para la del resto del Estado. ¿Qué ejemplos puede poner sobre esto? ¿En qué puede ser modelo València sobre esta materia?

Es fundamental que la ley de vivienda estatal sea una síntesis de elementos muy importantes: bajar los precios del alquiler, transformar en permanente la protección de las familias frente a los desahucios... Aquí se ha hecho un esfuerzo gigantesco para poner en marcha políticas públicas novedosas que están siendo reconocidas desde la evaluación científica de las mismas. Confío en que esa futura ley estatal esté a la altura de los tiempos.

¿Van a poner tope a los precios del alquiler como hizo Catalunya?

No es un asunto en el que nosotros tengamos competencias. En ese sentido, esperamos que la ley estatal proceda a la regulación de los precios del alquiler. Vamos a hacer toda la fuerza que podamos para ello, para que regule los precios del alquiler, para que el alquiler sea asequible.

Arquitectura Bioclimática. ¿Qué puede aportar una administración pública en un asunto tan concreto?

"Los fondos europeos van a tener mucha importancia en la rehabilitación de edificios"

Para nosotros es fundamental transitar hacia otro modelo productivo. Un hecho que a veces se pierde de vista, nuestro modelo de vivir y producir es socialmente injusto y ecológicamente sostenible. El sector de la construcción es fundamental para la economía valenciana y del resto del Estado y es determinación del Govern del Botànic el introducir elementos de sostenibilidad que lo hagan avanzar hacia la economía circular, políticas de reciclaje... En definitiva, contribuir al cambio hacia un modelo productivo más sostenible. Los fondos europeos van a tener mucha importancia en la rehabilitación de edificios. La idea fundamental es introducir criterios de sostenibilidad en el sector de la edificación.

Uno de los problemas crónicos oara el País Valencià es la infrafinanciación. La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, visitaba esta semana València y ha evitado comprometerse con una mejora de la financiación autonómica. ¿Cumplirá el Gobierno estatal, del que forma parte Unidas Podemos, con su compromiso en esta materia esta legislatura?

"El modelo actual de financiación autonómica está agotado"

Confío en que lo haga, vamos a empujar por todos los medios para que sea así. Existe un consenso en todas las fuerzas que componen el Govern del Botànic y nosotros pondremos de nuestra parte para lograrlo. En todo caso, nuestra posición es clara, el modelo actual de financiación autonómica está agotado, es necesario revisarlo e introducir criterios que solventen algunas de las injusticias que hoy existen. La Comunidad Valenciana es la única que hoy presenta un saldo fiscal negativo a pesar de que su renta per cápita es inferior a la media, es una anomalía. 

Ahora bien, quiero insistir en una cuestión, el problema no es solo de distribución de los recursos entre los distintos territorios, sino un problema también de la cantidad de recursos que existen en la historia reciente del país, siempre se ha resuelto poniendo más recursos encima de la mesa. Estamos hablando de algo complejo, que incluye a diversos actores, nosotros vamos a empujar en esa línea y tratar de hacer realidad ese nuevo sistema de financiación que se traduzca en mejores servicios públicos para garantizar derechos sociales a la ciudadanía de nuestra tierra.

Usted entra en el Govern tras una nueva crisis en Podem. ¿Cómo se pueden solucionar los problemas crónicos de su formación en el País Valencià?

Dialogando. Comienza una nueva etapa y tengo mucha esperanza de que en el futuro inmediato hagamos un enorme esfuerzo todos, yo el primero, por dialogar mucho, escuchar mucho y por llegar a una síntesis política donde las diferencias políticas no resten, sino nos enriquezcan.

Somos una formación política joven, no tenemos la cultura política de un partido hecho con cien años de historia. A través del diálogo estoy convencido de que seremos capaces de construir un espacio amable que sea noticia por sus propuestas y no por sus peleas.

¿Asumirá el liderazgo de la formación? ¿Será el candidato en las próximas autonómicas a presidir la Generalitat?

No es el momento de hablar de eso. Ahora estoy centrado en liderar una labor política al frente de la Vicepresidència e impulsar políticas públicas decisivas para el bienestar de nuestra gente. A esto me voy a dedicar en los próximos meses. Tiempo habrá para que se decidan las candidaturas. En todo caso, lo decidirán los militantes del espacio de Unidas Podemos.

Yolanda Díaz visitará València el lunes y mantendrá reuniones con Ximo Puig, Mònica Oltra y usted. ¿Qué valoración hace del liderazgo de Díaz en su espacio político? ¿Cree que asumirá ser candidata a la Presidencia del Gobierno en las próximas generales?

"Yolanda Díaz representa una esperanza factible para millones de personas en este país"

Creo que Yolanda Díaz representa una esperanza factible para millones de personas en este país. Confío plenamente en su capacidad de construir un espacio amplio, transversal, con vocación de gobierno y al servicio de las clases populares y trabajadoras de nuestro país. 

He trabajado mucho con ella, ha sido un verdadero honor formar parte de su equipo. He aprendido mucho y estoy muy esperanzado con el proyecto que está construyendo.

Para este espacio del que habla, ¿debe Unidas Podemos buscar alianzas con otras fuerzas políticas como Compromís?

Siempre he sido de la cultura de la unidad, unidad desde la pluralidad. Si defendía esto cuando casi nadie lo defendía, ahora con más motivo. Me siento parte de un espacio, que es Unidas Podemos, pero me siento parte también de un espacio más amplio que Unidas Podemos y en el que se insertan todas aquellas fuerzas políticas que han sido claves en el cambio político valenciano y en el resto del Estado. Cualquier propuesta que vaya encaminada hacia la unidad, estoy convencido de que es positiva.