Público
Público
'La Mami'

Laura Herrero: "La sororidad es puro instinto para resistir al sistema patriarcal"

Laura Herrero
La directora Laura Herrero. ELAMEDIA

La cineasta revela en La Mami la importancia de un universo de comprensión y solidaridad entre mujeres. Un mundo que retrata a través de la relación de las trabajadoras de un antiguo cabaret mexicano con la mujer que se ocupa de los baños femeninos.

"Aquí los hombres sirven para dos cosas: para nada y para dar dinero. Para nada más". La que lo dice es 'La Mami', la mujer que se ocupa de los baños del Cabaret Barba Azul en la colonia Obrera de México D.F. A punto de cumplir 70 años de historia, a este local llegan todas las noches unas cuantas mujeres que bailan y beben con los clientes. Todas solteras o separadas de sus maridos, desesperadas muchas de ellas por conseguir dinero rápido para sacar adelante a sus hijos, se cambian de nombre para trabajar en este submundo degradado y degradante, al que la sociedad mira con desprecio y mucha ignorancia.

La realizadora española Laura Herrero Garvín conoció los baños del Barba Azul un día que paró allí de fiesta, en los años en que vivió en México D.F. Comenzó una investigación y estuvo visitando a la Mami y a las chicas durante tres años y finalmente las convenció para que participaran en una película documental, La Mami. Retrato de un mundo femenino seguro y solidario, el de los baños de mujeres del cabaret, necesario para enfrentarse y resistir al machismo en un país donde "la violencia contra las mujeres es brutal".

Ganadora de premios en L'Alternativa, Mención Especial del Jurado en el Festival de Málaga y en D'A Film Festival, Premio FIPRESCI a la Mejor Película en IFF Message to Man (Rusia) y Mención Especial en el Festival de Cine de Morelia y en el Festival de Guanajuato (México), La Mami muestra la rutina de este espacio y pone un acento especial en la relación de esta mujer, doña Olga 'la Mami', antigua chica de compañía, camarera y vencedora de canciones, con una recién llegada, una madre que necesita reunir dinero para el tratamiento de quimioterapia de uno de sus hijos.

¿Fue muy difícil convencer a la Mami y el resto de mujeres para que participaran en la película?

Convencerlas ha sido de lo más difícil de la película porque hacen un trabajo que está estigmatizado y juzgado por la sociedad. Las chicas estaban muy reticentes. Muy pronto entendí que tenía que hacer un proceso largo de investigación, estuve tres años visitándolas y trabajando con ellas y les ofrecí diferentes formas de participar.

¿La película se puede entender como una reivindicación de una sororidad necesaria?

Cuando entré en los baños del cabaret Barba Azul, pensé inmediatamente en lo importante que es esa especie de alianza, de comprensión, de escucha entre las mujeres. Necesitan aliarse para comprenderse y salir adelante. En su caso, bueno, en todos los casos, la sororidad es puro instinto, es la importancia de la organización para resistir al sistema patriarcal. Las colectividades y alianzas entre mujeres son esenciales para resistir al sistema machista. Este micro mundo habla de un mundo mucho más grande en el que se repiten estos esquemas.

Las mujeres de la película parecen desesperadas...

...Todas son solteras y están ahí por eso. Muchas han dejado a sus maridos o es este trabajo el que las ha permitido dejarlos. La vida las ha llevado hasta ahí y para ellas es una herramienta para cuidar a sus hijos solas.

¿En México este trabajo es de especial riesgo, no?

En México la violencia contra las mujeres es salvaje, los feminicidios están a la orden del día, los asesinatos machistas a mujeres son una realidad brutal.

Doña Olga 'la Mami'. ELAMEDIA

¿Su situación las ha llevado a desconfiar de todos los hombres?

Cuando la Mami dice que los hombres no sirven para nada más que para sacarles dinero, se refiere a los hombres que visitan el cabaret, pero también advierte a las chicas de la mentira del amor romántico. Allí, en el cabaret Barba Azul, ellas revierten el sistema patriarcal para aprovecharse de los hombres.

En una escena entran unas mujeres que estás de fiesta que las menosprecian, ¿es una denuncia del clasismo también?

Sí, hay algo de eso, y hay mucho de denuncia en la película. En La Mami se cruza no solo el tema de género, sino también el racismo y el clasismo. La sociedad coloca a esas mujeres en lugares prestablecidos, las prejuzga. Con este trabajo Yo he intentado ir más allá, mirarlas y escucharlas como a iguales y ver qué hay detrás.

El cine también ha hecho durante años un retrato despectivo de estas mujeres.

Sí. Muchísimas películas hacen folclore y moralina de este tema. Pero en el cine, cuando retratas al otro, tienes que intentar buscar humanidad. Habitualmente el que filma mira a estas mujeres que trabajan con su cuerpo desde una moral que luego se siente en la película.

Cuando en realidad son víctimas.

Sí, pero hay algo importante que es no revictimizarlas. Si las miras solo como mujeres buenas, les quitas también su poder de decidir. La Mami es dulce y es ácida, es buena y es una cabrona, mostrar las dos caras la humaniza mucho. Estas mujeres no tienen por qué ser simpáticas.

Una de las mujeres que participan en la película. ELAMEDIA