Público
Público

Sexo y coronavirus Lorena Berdún: "La masturbación compulsiva durante el confinamiento puede perjudicar el sexo con tu pareja"

La psicóloga y sexóloga Lorena Berdún reflexiona sobre el sexo, la masturbación, el porno y las relaciones de pareja durante el confinamiento por el coronavirus. / JERÓNIMO ÁLVAREZ
La psicóloga y sexóloga Lorena Berdún reflexiona sobre el sexo, la masturbación, el porno y las relaciones en el confinamiento por el coronavirus. / JERÓNIMO ÁLVAREZ

Lorena Berdún (Madrid, 1973)​ es psicóloga y sexóloga, aunque se dio a conocer entre el gran público cuando presentó el programa Dos rombos en TVE. Antes y después ha sido la voz y el rostro del espacio radiofónico En tu casa o en la mía (Los 40 Principales) y de otros formatos catódicos como Me lo dices o me lo cuentas y Sexo y etcétera, ambos emitidos en Telemadrid.

Actriz de teatro, cine y televisión, ha publicado seis libros, donde explica Cómo hacer el amor (bien) y se pregunta ¿Qué nos pasa en la cama? (El País Aguilar). Ahora ella es quien responde en Hoy es el futuro, donde aborda el sexo durante la pandemia del coronavirus y vislumbra cómo serán las relaciones de pareja tras el confinamiento. La de Bob Pop es ideal: lo cuenta en esta entrevista.

¿Hemos copulado más durante la cuarentena? Quien dice ayuntamiento dice roce, lamedura, frotamiento, mirada, succión…

No lo podemos saber, porque no hay estadísticas, pero hemos tenido más tiempo y cada cual lo habrá utilizado en su beneficio o no. Depende de cómo hayamos estado confinados...

¿Nos hemos querido más a nosotros mismos?

Aunque mayo es el mes de la masturbación, depende también de las circunstancias de cada uno. Las personas que han estado solas han tenido más posibilidades, mientras que quienes han vivido el confinamiento con sus familias e hijos seguramente les habrá resultado más complicado dedicarse un tiempo para sí mismas. En cualquier caso, siempre podemos encontrar ese huequito. Precisamente, en mi blog hablo de la Masturbación con cariño.

¿Es positivo practicar sexo entre nosotros? O sea, cada uno consigo mismo.

La masturbación es una práctica saludable, que tiene muchos beneficios, pero si nos acostumbramos a hacerlo como un mero desahogo, aparte de que se puede convertir en una conducta compulsiva, el gozo acabará perdiendo calidad, como es natural. Del mismo modo, una masturbación de "mala calidad" puede repercutir y perjudicar a la relación con tu pareja, porque habría una falta de costumbre de alargar los tiempos y de escuchar lo que te pide el cuerpo. Es más importante partir de un momento que te erotiza que de la necesidad de desahogo.

En el podcast dedicado a los contenidos pornográficos durante el confinamiento, hablamos del aumento del consumo de porno y de los riesgos, entre comillas, que conlleva masturbarse compulsivamente sin atender a tus deseos, porque repercutirá en tu mundo erótico.

Habrán aumentado las llamadas telefónicas, en el caso de los amantes clásicos, y las videollamadas, en el de los más avezados tecnológicamente o de los menos pudorosos.

Claro. Imagínate a las parejas jóvenes que llevaban meses sin verse… ¿Cómo sobrellevas la separación manteniendo la sexualidad? Quienes han pasado la cuarentena distanciados habrán recurrido a ese vínculo o "lazo" entre la pareja. Hay que buscarse la vida para seguir con el ritmo de la relación.

"En tiempos de encierro, reconecting parejil".

Estas semanas he aprovechado para publicar artículos relacionado con la pareja y el confinamiento. Se trataba de aprovechar la cuarentena para intentar manejar bien las relaciones, la convivencia, las distancias… Y mantener la conexión lo más viva posible. También hemos intentado abordarlo en los podcast.

¿El confinamiento aumenta o disminuye la libido?

Habrá dependido de cada pareja. A muchas les ha venido fenomenal para afianzar los lazos. Disponer de más horas es positivo, porque la falta de tiempo —o sea, de dedicación— es uno de los grandes cánceres de las relaciones de pareja. De alguna manera, las tareas distractoras del día a día —no sólo el trabajo, sino también de otras tantas miles de cosas que tenemos en la cabeza— se han anulado. Así, mucha gente ha podido dedicar más atención a lo que considera importante o prioritario en la pareja.

Bueno, a veces el teletrabajo es absorbente.

Por supuesto. Ahora bien, si te has sabido organizar, el tiempo que no hayas trabajado estás con tu pareja. Con horas por delante. Muchas personas pueden haberlo llevado regular, pero otras se han dado cuenta de con quien conviven. ¿Es con quien quieren? Y quienes no han tenido curro o no podían teletrabajar han tenido tiempo más que de sobra para redescubrir a su pareja, hacer cosas diferentes o simplemente fijarte en lo que tienes delante: "¡Pues esto me gusta!". O no...

¿Une más a las parejas o se corre el riesgo de ruptura?

Existen esas dos posibilidades, pero ya se verá. En todo caso, es un tiempo excepcional para revisar aspectos personales y de pareja que se pueden mejorar. La otra cara de la moneda es que el encierro agudiza la situación de las parejas en dificultades y con problemas. Al tratarse de una situación desconocida, inusual y estresante, si tú no estás bien, puede afectar a la relación con tu compañero o compañera. Sin embargo, nos daremos cuenta y nos hará preguntarnos si es la pareja con la que queremos estar.

Lorena Berdún habla sobre sexo, masturbación, porno y pareja tras el coronavirus. / JERÓNIMO ÁLVAREZ

¿Cómo serán las relaciones a partir de ahora? ¿Seguiremos comportándonos como antes en la intimidad?

Lo que será distinto en los próximos meses será la manera de relacionarnos con personas que no son del círculo más íntimo, por motivos obvios. El ligoteo cambiará en el sentido de la inmediatez, porque no debes acercarte mucho a la gente que no conoces bien, ni arriesgarte a intimar con desconocidos.

¿Contribuirá esta pandemia al ligoteo a través de aplicaciones de contactos o volveremos al estudias o estás en paro?

Las aplicaciones para conocer a gente seguirán funcionando como ahora, con la pequeña diferencia de que será más difícil —seguramente— intimar en las primeras citas. Igual en estos próximos meses tendremos que volver al mundo más analógico: quedar, conocerse poco a poco... Manteniendo la distancia de seguridad, por lo que en los comienzos de las relaciones igual se podría profundizar de otra manera, más emocional que físicamente. Con el tiempo, nuestro mundo no cambiará tanto como para que también lo hagan las relaciones.

¿Afectará el menor aforo en los locales de hostelería y espectáculos?

¿Para las relaciones? Bueno, seguiremos saliendo, aunque estaremos más alerta y pendientes. Quizás avancemos en las historias más despacio, pero en los locales con aforo limitado también hay gente que te puede gustar, ¿no?

¿Aumentarán las cenas y fiestas en casa, donde nunca falta una cama?

[Risas] Pues buscaremos la manera de relacionarnos, porque como seres humanos necesitamos hacerlo. Aun así, para conocer a alguien de cero es igual dónde quedes. Si no sabes nada de esa persona ni de su estado de salud, qué más da charlar en un piso o en una terraza… Hay que ser prudente.

¿Donde caben dos caben tres? ¿El poliamor será menos seguro?

La falta de seguridad puede darse con una persona o con dos. Hay que relacionarse con sentido común. ¿El poliamor? Pues depende… Si son tus parejas de siempre o conocidas, pues igual que en otro tipo de relaciones. A nivel sexual, erótico y de ligoteo, debemos tener precaución, algo ampliable a todas relaciones posibles, desde las esporádicas al poliamor. Simplemente, hasta que no pase el riesgo tendremos que ser más prudentes.

La sexóloga Lorena Berdún, cuando presentaba el programa de entrevistas ‘Sexo y Etcétera’. / TELEMADRID

Hay personas a las que las mascarillas les resultan sexis. De las máscaras antigás de las guerras mundiales a la FFP2/KN95: un fetichismo revisitado.

[Risas] Hombre, todo es susceptible de sacarle punta o gracia. A muchas personas les pueden poner las mascarillas, como a otras les excitan un zapato o un calcetín. Los fetichismos...

¿Atisba un futuro lúbrico o desértico? ¿A máquina o a mano?

No creo que cambie mucho la forma de ver el amor y el sexo. Cuando haya pasado la pandemia y la vida se haya normalizado, seguiremos queriendo abrazar a las personas, besarlas, acariciarlas...

No sé si en el sexo del mañana cabe algún consejo o se hace camino al f...

En la vida hay que actuar en función de lo que te pide el cuerpo en cada momento. Ahora debemos tener precaución y, poco a poco, se irá viendo cómo comportarnos. El futuro, con pandemia o sin ella, es absolutamente incierto, por lo que vivamos el momento.