Público
Público

Más Madrid Rita Maestre: "El acuerdo entre Sánchez y Ayuso tiene mucha burocracia y pocos médicos"

La portavoz del Grupo Municipal Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, durante la entrevista con 'Público'. FERNÁNDO SÁNCHEZ
La portavoz del Grupo Municipal Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, durante la entrevista con 'Público'. / FERNÁNDO SÁNCHEZ

Hace apenas dos meses, Rita Maestre (Madrid, 1988) daba un paso adelante en su carrera política convirtiéndose en la líder de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital. Después de un proceso participativo que ha durado más de un año, la estructura que nació de la mano de Manuela Carmena, llegando a ser la formación más votada en las elecciones de 2019, cambia algunos rostros y se reinventa para seguir aspirando a ser la opción que desbanque al Partido Popular.

A las 13.30 horas, con un ojo puesto en el encuentro que mantenían en la Real Casa de Correos Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez, Maestre recibe a Público en su despacho, ubicado a unas calles de distancia de donde tenía lugar este cónclave. En todo momento con la mascarilla puesta, la cara visible de la oposición en Cibeles y heredera de Manuela Carmena se ha mostrado tajante frente a la gestión del PP y Ciudadanos en la pandemia de la covid-19.

La peor crisis sanitaria del último siglo ha dejado ver las costuras de la Comunidad de Madrid: escasez de personal en Atención Primaria, un plan de vuelta al colegio tardío, falta de rastreadores, pelotazos urbanísticos, masificación del Metro de Madrid, restricciones extemporáneas y segregación aporofóbica en los barrios del sur de la capital. Todo ello en un momento en el que los contagios vuelven a repuntar y se confirma la llegada de una segunda ola.

Ha querido la casualidad que esta entrevista se esté articulando mientras Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez se citan en la Puerta del Sol. La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha convertido en el ariete del PP contra las políticas nacionales de Sánchez. ¿Aplaude Más Madrid la actitud proactiva del Gobierno nacional? ¿Servirá para desbloquear la tensión existente entre administraciones?

La reunión de Sánchez y Ayuso ha sido completamente decepcionante. Ha sido un acuerdo con mucha burocracia y pocos médicos. Lo que han anunciado es la puesta en marcha de un espacio de coordinación que entendíamos que debía llevar en marcha mucho tiempo.

El encuentro ha servido para que el Ejecutivo central avale las medidas segregadoras e ineficaces de Díaz Ayuso. Por lo tanto, no va a solucionar los problemas de Madrid, porque lo que la región necesita no son palabras ni espacios de coordinación, no son ruedas de prensa, no son banderas… sino médicos, auxiliares de enfermería y profesores en los colegios.

¿Cómo se explica que llegados a este punto sólo se anuncie un espacio de coordinación?

Entiendo que forma parte de una batalla política entre ambas partes, pero la negligencia de Ayuso, su incapacidad, su mentira y su falta de responsabilidad está costando vidas en Madrid. La responsabilidad es de Ayuso. No me parece comprensible que la reunión la hayan preparado Iván Redondo y Miguel Ángel Rodríguez [jefes de Gabinete de Sánchez y Ayuso, respectivamente]. Esto no va de estrategia electoral, estamos hablando de cómo frenar una pandemia y una crisis sanitaria en Madrid que se va a convertir de nuevo en una crisis económica.

¿Cree que Ayuso debería pedir el estado de alarma?

Creo que en la discusión sobre estado de alarma sí o estado de alarma no cada uno ha ido ganando sus posiciones. Mientras tanto, lo que tenemos en Madrid es que desde hace cinco meses no hay rastreadores, ni refuerzo de las plantillas en los centros de salud. La responsabilidad es de Ayuso y del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, al que no hemos escuchado ni una sola palabra sobre lo que estaba pasando en su ciudad.

"Una reunión profundamente decepcionante que ha servido para que el ejecutivo central abale las medidas segregadoras e ineficaces de Díaz Ayuso"

Creo que las medidas que se han tomado son erróneas e ineficaces. Entiendo que, si hay que tomar medidas restrictivas, hay que tomarlas en el conjunto de la zona afectada, porque no se trata de que las 37 zonas confinadas tengan una tasa alta, mientras que el resto de Madrid está bien.

Si se aporta como solución el estado de alarma me parece bien, y si no es así me parece bien también. Lo importante es que las administraciones deben tomarse en serio la tarea de controlar el virus, y no se ha hecho en estos meses.

¿Considera suficientes las medidas adoptadas por Ayuso en materia de restricción de movilidad? ¿Está castigando doblemente al Madrid trabajador?

Lo que hace la presidenta de la Comunidad de Madrid es desresponsabilizarse de sus competencias y cargar la culpa del rebrote al relajamiento en el comportamiento de los ciudadanos, en las costumbres de la migración y en cómo son los hábitos de vida de los barrios del sur. Es decir, quien tiene que tomar las medidas ha echado la culpa al sur de Madrid.

La izquierda madrileña parece unida a la hora de sentenciar que el Gobierno de Ayuso es incapaz de poner coto al coronavirus, y que su gestión ha sido nefasta. Sin embargo, solo desde Más Madrid se ha promovido abiertamente una moción de censura. ¿Es factible conseguir que tres diputados de Ciudadanos se desmarquen de la línea que ha defendido Ignacio Aguado?

Lo que Mónica García [líder regional de Más Madrid] anunció en el Debate del Estado de la Región es la puesta en marcha de una mesa de emergencia en la que hemos llamado a las fuerzas políticas y a los agentes sociales: sindicatos, asociaciones de vecinos, es decir, al Madrid social, además del político.

No se trata únicamente de desalojar a Ayuso del poder, sino que es necesario desalojar sus políticas. No se trata de cambiar a Díaz Ayuso por otro señor del Partido Popular que vaya a hacer lo mismo, porque ella es una incompetente demostrada, pero el precio que estamos pagando tiene que ver también con un déficit de servicios públicos. Vivimos en una comunidad donde hay 50 médicos por cada 100.000 habitantes, cuando la media en España es de 75. Y esto no es de ahora, esto viene de antes.

Sin ser Más Madrid la fuerza que tendría que estar haciendo esto, ya que hay un partido que es el más votado en la Asamblea de Madrid (PSOE), nosotros estamos trabajando en la idea de evaluar cuáles son los siguientes pasos a dar de forma conjunta.

"No se trata únicamente de desalojar a Ayuso del poder, sino que es necesario desalojar sus políticas"

¿Creo que es factible que haya un cambio de gobierno? Sí, espero que Ciudadanos -que ahora mismo está diciendo que lo importante es la gestión y que hay que abandonar la política y centrarse en solucionar la pandemia- se dé cuenta de que parar al virus pasa por echar a Isabel Díaz Ayuso.

La portavoz del Grupo Municipal Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, durante la entrevista con 'Público'. / FERNÁNDO SÁNCHEZ

¿Por qué cree que Gabilondo no ha tomado la iniciativa? ¿Está a la altura el líder de la oposición?

Lo desconozco. No sé si tiene que ver con sus cualidades personales o con equilibrios que el PSOE está haciendo en otras esferas de la política. Lo que creo es que es negligente permitir que esta persona y su equipo sigan al frente de la pandemia. Todos tenemos que ser valientes y responsables.

Yo no soy quien para valorar la forma de actuar de Gabilondo ni me quiero meter en trifulcas de partidos, pero considero que todos deberíamos ser responsables. Más Madrid ha hecho su parte.

En este sentido, ¿defiende las manifestaciones que se están produciendo para protestar ante la decisión de Ayuso de confinar los barrios populares de la Comunidad?

Lo que ha pasado este fin de semana es que los vecinos de los barrios confinados han salido a decir que no es justo que ellos paguen el pato de administraciones que no han cumplido con su responsabilidad. Ni Almeida ni Ayuso han defendido a sus vecinos, sino que han trabajado en su contra. Las movilizaciones son comprensibles. Además, se han desarrollado con distancia de seguridad y en espacios abiertos.

Siendo Madrid una de las ciudades más castigadas por la pandemia, ¿considera que el Ayuntamiento está haciendo una buena gestión ante la crisis sanitaria?

Creo que en los últimos meses he escuchado al alcalde hablar del presidente del Gobierno, hablar de Errejón [Íñigo Errejón, diputado de Más País], de la oposición, de muchos temas… Le he escuchado hasta defender la presunción de inocencia de los implicados en la Kitchen de su partido, y no le he escuchado decir ni una sola vez la palabra rastreador ni la palabra personal sanitario.

"Almeida tiene que conseguir que su ciudad no sea de nuevo el centro de la pandemia europea y española"

Un alcalde tiene que defender a sus vecinos ante las administraciones superiores, tiene que exigir, tiene que pedir, que quejarse, tiene que proponer en público, en privado o como le parezca pertinente. Tiene que conseguir que su ciudad no sea de nuevo el centro de la pandemia europea y española; y no lo ha conseguido porque se está comportando como el portavoz del Partido Popular, y no como el alcalde del Ayuntamiento de Madrid.

¿Cómo actuaría Más Madrid?

No llevaríamos cinco meses en silencio sobre el hecho de que en Madrid no existan rastreadores ni médicos en los centros de salud. Habríamos trabajado de forma decidida y comprometida con nuestros vecinos.

Pese a la crítica, en el Ayuntamiento de Madrid la pandemia ha dejado momentos de unión. Discursos críticos pero basados en el respeto y en remar unidos para superar la situación. ¿Cuál es la diferencia del clima político que se vive a nivel municipal con lo que se percibe diariamente en la Asamblea?

Creo que no tiene que ver con una diferencia entre el Ayuntamiento, la Asamblea u otras administraciones. Es el papel que nosotros elegimos tener durante los durísimos meses de marzo y abril en los que, mientras el PP acusaba al Gobierno nacional de todo tipo de tropelías, nosotros decidimos arrimar el hombro y poner de nuestra parte para aprobar medidas que fueran buenas para Madrid.

Eso fue en marzo, ya que a todas las administraciones nos pilló por sorpresa; pero ahora estamos en septiembre y la situación ha cambiado mucho. Igual que creo que mi responsabilidad en marzo fue buscar esa unidad y transmitir confianza a los ciudadanos, ahora es señalar que no se ha hecho nada durante todos estos meses y que hay responsables directos, que están en el Ayuntamiento.

El pasado mes de abril Más Madrid presentaba ante el Consistorio los Pactos de Cibeles, un plan que aspiraba a integrar a todos los grupos del Ayuntamiento y que dibujaría la hoja de ruta para la gestión de la crisis del coronavirus en la ciudad. ¿Qué pasó con los pactos de Cibeles?

Los Pactos de Cibeles tenían que ver con la reconstrucción en materia de políticas culturales, económicas y sociales que necesita Madrid. El Ayuntamiento, finalmente, solo actuó de boquilla. Como ejemplo, basta citar las tarjetas monedero, que, además, han sido puestas en marcha sin el consenso de los grupos municipales, dejando fuera a las personas que reciben el REM y RIM o que están en trámites de conseguir el Ingreso Mínimo Vital.

Los acuerdos eran buenos y podrían mejorar la vida económica y cultural de la ciudad. Nosotros vamos a pelear para que esas medidas que acordamos todos los grupos se pongan en marcha sin ser manipuladas.

La portavoz del Grupo Municipal Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, durante la entrevista con 'Público'. FERNÁNDO SÁNCHEZ

A lo largo de la legislatura, en el Gobierno de coalición de la Comunidad de Madrid se han apreciado tensiones y peleas entre los socios. ¿Hasta cuándo durará el Ejecutivo?

Por el momento es una legislatura vacía. Recordemos que se trata de un Gobierno que no tiene Presupuestos, ni ha llevado una sola ley a la Asamblea, por lo que carece de actividad legislativa más allá de las promesas de bajar los impuestos. No solo es que PP y Ciudadanos se lleven mal, es que carecen de una visión y un rumbo compartido.

Creo que de esta legislatura podemos esperar inestabilidad, politiquería, noticias filtradas, whatsapps y ver quién sale en la foto. Y muy poco de lo que realmente necesita Madrid, que no es otra cosa que mejorar los servicios públicos.

Privatización de las residencias, pelotazos urbanísticos (como el caso del hospital de pandemias o lo ocurrido en IFEMA), recortes en Atención Primaria e incluso rastreadores de empresas privadas… ¿Cómo se puede revertir un modelo de gestión labrado durante más de 20 años por el PP madrileño?

El caso de la Comunitat Valenciana es un buen ejemplo. Van por su segunda legislatura, y pese a que en la primera no puedes revertir un modelo basado en favorecer sistemáticamente a las empresas privadas, empiezas a dar pasos. El Gobierno valenciano ha demostrado que se puede perfectamente revertir el modelo Alzira.

Los médicos se echan a la calle pidiendo recursos. Los primeros fueron los MIR y ahora los sindicatos principales imploran financiación y personal en Atención Primaria. Ayuso anunció una movilización de 80 millones de euros, menos incluso de lo prometido en el pacto alcanzado con Cs en 2015. ¿Es suficiente?

Lo que hace falta en primer lugar es algo que da hasta vergüenza de decir. Los médicos de Atención Primaria no pueden ir con contratos que vayan desde las dos semanas hasta los tres meses. La Comunidad de Madrid anunció que mejoraba los contratos para que los médicos se quedasen. Pero, de 250, en junio se quedaron 100. ¿Por qué? Porque se fueron a otras comunidades. ¿Por qué? Porque se iban a Castilla-La Mancha y tenían contratos de tres años.

Hace falta una movilización de recursos no sólo para garantizar personal, sino para asegurarse de que profesores, personal sanitario y personal que presta servicios lo haga con unas condiciones decentes. Si empieza por 80 millones me alegraré, pero es que hasta el momento no ha cumplido nada de lo que ha dicho.

Los problemas también han llegado a las aulas. Un plan tardío, con colas kilométricas entre los profesores para hacerse test serológicos, y con positivos que están siendo notificados por los colegios sin obtener respuesta. ¿Es seguro estudiar en los colegios madrileños?

"La seguridad la están garantizando más los equipos directivos, los profesores, las madres y los padres de los alumnos que el departamento de Salud Pública"

La seguridad la están garantizando más los equipos directivos, los profesores, las madres y los padres de los alumnos que el departamento de Salud Pública, que no coge el teléfono a los directores cuando avisan de un positivo. Quien tiene que avisar, descuelga el teléfono y te deja escuchando un pitido interminable.

La vuelta al cole ha sido caótica a pesar de tener cinco meses para prepararla, para pensar en el desdoble de las aulas, garantizar espacios abiertos o ampliar infraestructuras. Presentaron el plan y empezaron a contratar el 28 de agosto. Esa es la realidad de la educación en Madrid.

La portavoz del Grupo Municipal Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, durante la entrevista con 'Público'. FERNÁNDO SÁNCHEZ

Siendo el Metro uno de los principales riesgos de contagio, ¿por qué no se aumentan frecuencias? ¿Tiene sentido que el PP pida un protocolo al Gobierno para Barajas mientras desde la Comunidad desatienden un servicio del que hacen uso un millón de personas diariamente?

El transporte público en la Comunidad de Madrid es una cuestión fundamental que lleva años desatendida. Mientras siguen con la matraca del aeropuerto, donde por ahora solo ha entrado una persona contagiada en lo que va de septiembre, los ciudadanos madrileños van cada día como sardinas en lata. Es una negligencia muy poco respetuosa. Pides responsabilidad a la ciudadanía mientras llevas a la gente apiñada.

¿Ha hecho el Gobierno central los deberes?

Se colocó ante la segunda ola delegando en manos de las comunidades autónomas. Hay comunidades como Galicia, Andalucía, Asturias o la Comunitat Valenciana que, pese a ser de distinto color político, han reaccionado bien. La competencia era tanto de Ayuso como de Ximo Puig o Adrián Barbón [presidentes de Comunitat Valenciana y Asturias, respectivamente]: unos lo han hecho bien y otros rematadamente mal.

Sobre Más Madrid, después de un proceso participativo de más de un año, al fin hay un equipo fijo para afrontar los retos del partido. A título personal, usted sucede a Manuela Carmena y se pone a los mandos del partido que ganó las elecciones de mayo de 2019. ¿Qué cambia en la formación? ¿Cómo reformular un partido que dependía a nivel electoral en gran medida del personalismo de Carmena?

Lo que hemos hecho durante el último año fuera de foco es consolidar la formación en los barrios y distritos de Madrid. Cuando llegamos al Ayuntamiento no existía esta organización y actuábamos como una gestora en la práctica. Una organización progresista debe tomar sus decisiones de forma democrática. Debemos construir una alternativa al Gobierno del PP y Ciudadanos.

Lo que hemos hecho es consolidar en lo político lo que ha hecho Manuela Carmena como referente municipal. La forma de trabajar se fundamenta en la escucha y en encontrar soluciones a lo que preocupa a la ciudadanía. Ese espíritu carmenista es muy bueno en política, más en la política municipal. Y la política municipal es muy bonita, aunque se desprestigie su figura diciendo que es la política de las farolas o los alcorques.