Público
Público
jóvenes en red

Mara Jiménez (Croquetamente): "Los cuerpos son diversos, no todos son del tipo que nos venden como normativos"

Mara Jiménez, más conocida como 'Croquetamente'
Mara Jiménez, más conocida como 'Croquetamente'.

Mara Jiménez (26 años), también conocida como Croquetamente, es cantante, actriz, creadora de contenido y divulgadora. Actualmente cuenta con 170.000 seguidores en Instagram y 184.000 en Tik Tok, gracias, entre otras cosas, a sus vídeos titulados Gente gorda haciendo cosas, en los que habla sobre gordofobia.

Una de tus principales luchas es contra la gordofobia, ¿en qué momento decides ponerte delante una cámara para hablar y concienciar sobre este tema?

Fue realmente cuando entré en redes y vi lo que estaba pasando. Yo tardé muchos años en darme cuenta de todo el estigma corporal que había y de toda la gordofobia que nos rodeaba a las personas con sobrepeso. Entré en redes para contar mi historia con mi TCA (trastornos de conducta alimentaria) y con mis problemas de autoestima. Entonces empecé a darme cuenta de cuántas personas estaban denunciando esto y fue el momento en el que dije 'soy la primera que lleva viviendo esto toda mi vida y que no le he sabido poner nombre hasta ahora', era algo que había normalizado muchísimo y que pensaba que era lo que me tocaba vivir por el cuerpo que tengo. Ahí fue cuando empecé a incorporar este asunto en mis propios mensajes.

Para quien no lo sepa, ¿qué es la gordofobia exactamente?

"No podemos negar que hay una visión hacia las personas con sobrepeso que es muy distinta a la de las personas con normopeso"

La gordofobia es el estigma que se genera, el sesgo que hay con las personas gordas. Es decir, es toda la discriminación que se hace hacia las personas gordas, como insulto (que sería como lo más conocido), pero también como un sistema que se ha generado en torno a las personas gordas, las cuales no tenemos las mismas oportunidades que una persona con cuerpo normativo. No podemos negar que hay una visión hacia las personas con sobrepeso que es muy distinta a la de las personas con normopeso.

Al final, el hecho de que una persona reciba reproches sobre su aspecto , ¿puede influir de forma significativa en su autoestima?

Influye directamente no solamente en su autoestima sino en su salud mental y es algo que estamos obviando demasiado. Muchas de las problemáticas que encontramos de autoestima o de salud mental en las personas vienen por un estigma social, vienen por un condicionamiento de la sociedad. No podemos seguir obviando que para favorecer a un colectivo estamos perjudicando al otro y se lo estamos haciendo pasar muy mal.

¿Cómo les puede afectar esto a las personas más jóvenes y a los adolescentes?

En la adolescencia es cuando formamos nuestra personalidad, es cuando formamos nuestra autoestima, es cuando necesitamos a toda costa pertenecer a un grupo. Es algo psicológico, es algo científico, es normal, es algo que nos sucede a todas las personas del mundo. En ese momento, todos los estímulos que tú recibes del exterior te van a condicionar como ser humano, van a condicionar quién vas a ser en el futuro como persona adulta. En la gente joven sobre todo se ve en esa necesidad de ser aceptado. Entonces, voy a empezar a hacer todo lo que sea necesario para que mis iguales me acepten. ¿Qué va a pasar también con esto? Que se extrapola a las relaciones interpersonales. Como yo tengo una baja autoestima, como yo no me siento bien conmigo misma, no sé ponerle límites a los demás y no solo eso, sino que no sé discernir entre una relación sana y una relación de maltrato, por ejemplo, una relación de abuso.

"Pensamos que los niños y los adolescentes no sienten ni padecen y es al contrario, están en las edades más críticas"

El problema es que pensamos que los niños y los adolescentes no sienten ni padecen y es al contrario, están en las edades más críticas. Los niños y los adolescentes son los que más sufren el estigma corporal y lo vemos todos los días con los enormes casos de bullying que hay. Es apabullante la cantidad de casos de acoso que tenemos actualmente y no estamos haciendo nada para combatirlos de una forma efectiva.

¿Consideras que una parte de la sociedad se cree mejor y con la potestad de criticar a las personas gordas por el hecho de tener un cuerpo normativo?

Por supuesto, es que además lo vivo todos los días. Hay dos tipos de personas: los gordos que han conseguido adelgazar y que entonces ahora están en el 'eh, si tú también quisieras también podrías' y luego están las personas que son delgadas por naturaleza que se creen con el derecho moral de darnos lecciones a las personas que somos gordas. Es complicado, porque hay que ver si una persona consigue perder peso y lo puede mantener en el tiempo (y tendríamos que ver de qué forma lo mantiene no solo a nivel físico sino también a nivel mental). Lo que no podemos hacer es señalar al otro porque quizá el otro también lo ha intentado y quizá el otro no ha encontrado la manera de hacerlo, porque los cuerpos son diversos y no podemos seguir pensando que cualquier persona puede tener un cuerpo como el que se nos vende como normativo. La diversidad corporal existe desde los inicios de los tiempos.

¿Quién marca los cánones de normatividad?

Yo creo que aquí hay muchas piezas de un puzzle. Al final, esto es un sistema que se ha creado alrededor de la belleza. Yo pienso que la cultura de la belleza, las operaciones estéticas, los cosméticos y todo lo que envuelve a la belleza tiene su parte y luego creo que el imperio de las dietas restrictivas juega un papel absolutamente fundamental en esto. Pienso que hay mucho dinero de por medio, lo dice alguien que ha hecho dieta durante mucho tiempo y que se ha dejado muchísimo dinero en ello.

¿La presión por entrar en esa normatividad se agudiza en el caso de las mujeres o es igual?

Pienso que se agudiza, no podemos ser hipócritas. Es verdad que los hombres tienen una presión social sobre todo más hacia el músculo, el estar más musculado y más fuerte, pero en la mujer… al final los productos de belleza se enfocan en nosotras, los cánones de físico, la operación bikini... ¿Cuántos anuncios de la operación bikini vemos para los chicos? Muy pocos.

Comenzaste a viralizarte mucho a raíz de tus vídeos titulados 'Gente gorda haciendo cosas' , algunos de estos vídeos tienen más de tres millones de visualizaciones ¿cómo surge esta idea?

Estos vídeos son una inspiración de una creadora de contenido británica que se llama Cara Magby. El primer vídeo que hice fue una traducción literal de sus vídeos porque me hacían muchísima gracia y en ese momento mi comunidad era muy pequeña y dije 'va lo hacemos para echarnos unas risas y ya está'. Le pedí permiso, me dijo que sí, lo traduje, subí el vídeo y se viralizó. Entonces me di cuenta de que era un filón para hablar de la gordofobia de una forma súper ácida y que a la gente le llegaba de forma más directa, por eso decidí aplicar mis propias experiencias a ese formato.

Has contado en más de una ocasión que la inspiración te viene en la ducha ¿no es así?

Sí, no sé, al final es como todo, los artistas tenemos nuestros rituales y la inspiración no te puede venir del aire. Hay días en los que estás cero inspirado y días en los que te salen seis vídeos. Cuando estoy en la ducha es un momento en el que no tengo nada más que pensar o no tengo ningún otro estímulo que no sea estar conmigo misma y es donde las ideas me surgen. Entonces siempre salgo corriendo, dejo el móvil muy cerca, y empiezo a grabar audios para no olvidarme de los gags que se me ocurren.

¿Crees que las redes nos han instaurado un ideal de belleza muy difícil de alcanzar basado en estereotipos?

Por supuesto, pero no solo las redes sociales, también los creadores de contenido. Al final aquí las redes sociales son una plataforma y cada uno decide cómo la utiliza. Cuando seguimos a gente en redes sociales es porque nos inspiran, porque nos gustan, porque les admiramos (un peligro muchas veces). Y si tú como creador de contenido no tienes cuidado de lo que dices o de cómo lo dices puedes hacer muchísimo daño y lo peor es que la gente no se da cuenta y por dinero hacen cualquier cosa.

Al final, ¿cómo puede afectar tanto filtro y tanta perfección?

Está comprobado que afecta a nuestro autoconcepto. Sobre todo el tema de los filtros nos genera una distorsión con nuestra imagen. Por otra parte, esas vidas que vemos y que idealizamos pueden hacer que sintamos que nuestra vida no es tan buena como la del otro. Esto me lleva a sentirme frustrado por mi vida y si me siento frustrado por mi vida me siento frustrado conmigo mismo. Estas cuestiones afectan muchísimo más de lo que podemos imaginar porque no vemos algo que nos identifique, buscamos siempre algo que idealizar.

Pasemos a los medios de comunicación. Te leo, sobre la actriz Itziar Castro: "Teniendo en cuenta de que debe ser dificilísimo vestirte si tienes esta talla, va súper bien". Esto es un pie de foto del periódico 'El Mundo' en unos premios Goya. Otro... "Carlota Corredera vuelve a las andadas y recae en su peor vicio', esto es de 'cotilleo.es', en el artículo habla de que la presentadora ha engordado.

¿Crees que los medios de comunicación no están en absoluto concienciados y que perpetúan la gordofobia?

No sólo que no sean conscientes y que la perpetúen sino que la acentúan y no tienen ningún tipo de interés en cambiar esto y lo veo todos los días. Seguimos haciendo una prensa sensacionalista, una prensa machista y sumamente gordófoba. Los medios de comunicación tienen un peso importante en nuestra vida y al final cuando pones las noticias o lees un periódico estás buscando una información que tú no tienes. Claro, si los medios plasman una información de esa forma, el lector, el usuario, entiende esa forma de comunicarse como algo válido.

¿Pasa lo mismo con las series, el cine o los programas de televisión?

En el caso de la cultura se ve más el estereotipo de la persona gorda. Es como que se nos dan menos oportunidades. Es una realidad, porque dime tú una película o serie en la que el protagonista sea una persona gorda que no esté haciendo de persona gorda. O sea, que no esté hablando de 'estoy gorda y voy a explicar mi vida como persona gorda', no hay ninguna, ya te lo adelanto. Entonces, perpetuán mucho ese estereotipo de la caricatura de una persona gorda. De una persona menos talentosa, que está siempre en guerra con su cuerpo, que es el gracioso o la graciosa, el amigo del guapo… Es verdad que ahora se están abriendo un poquito más de puertas y el mensaje está siendo un poquito más cuidadoso.

@madredecroquetas

✨HUMOR✨ basado en hechos reales✌🏼 y sí, LLEVO UN CHICLE PEGAO’ A LA MUELA a propósito para el personaje😬 estoy segura que muchxs han vivido esto😏

♬ sonido original - Mara Jiménez

Al final, ¿qué pueden hacer los medios de comunicación, las series y el cine para combatir la gordofobia?

"Prefiero que me llamen generación de cristal a tener que tolerar cualquier cosa solo porque aquí se tiene que hacer humor de todo"

Primero informarse de lo que es esto, dar espacios como el que estoy teniendo yo ahora mismo y escuchar a personas que hemos vivido esto toda la vida y que lo seguimos viviendo. Luego tener interés por cambiarlo y a partir de aquí cuidar el lenguaje de una forma que sea accesible para todo el mundo. A mí este argumento de 'es que ya no se puede hacer humor de nada porque todo el mundo se ofende’, no me vale. Prefiero que me llamen generación de cristal a tener que tolerar cualquier cosa solo porque aquí se tiene que hacer humor de todo.

Así es Mara Jiménez de cerca, la joven que está detrás de @croquetamente.

Cuando no estás frente a la cámara, cuando dejas el móvil en la habitación, ¿qué es lo que te gusta hacer?

Me encanta leer, me encanta ir a la montaña, me encanta hacer deporte… la verdad es que soy una persona bastante tranquila.

¿Te gustan los animales?

Me encantan los animales, menos los reptiles que me dan un poco de miedo.

¿Eres más de perros o de gatos?

De perros, soy muy fan de los perros.

Si tuvieses que elegir un lugar en el mundo en el que perderte, ¿cuál sería?

Boí Taüll, está en Lleida . Es un valle precioso con un montón de pueblecitos pequeños, está perdido en la montaña donde nadie molesta, no llega ni el wifi casi y me perdería ahí sin duda.

Un consejo, un mensaje que quieras mandar a los lectores y lectoras de 'Público'

No paréis vuestra vida por nada ni por nadie. En este caso si es por vuestro cuerpo, por un complejo corporal, por algo que no os guste de vosotros mismos o que os han hecho creer que no es igual de válido que lo que tiene otra persona no frenéis vuestra vida por ello. Os lo dice alguien que le ha frenado durante más de 12 años, he estado en pausa esperando tener un cuerpo diferente para ser feliz, sin permitirme ser feliz en el cuerpo que tenía. No os paréis porque la vida no para y cada día que pasa es un cartucho que hemos quemado. Tenemos que decidir cómo queremos vivir; si queremos vivir frustrados por no cumplir con lo que la sociedad espera de nosotros o si queremos vivir al límite, al 100%, experimentando los cambios que vengan porque van a venir y abrazándolos en cada etapa.