Hoy interesa
Menu
Primer plano del rostro de Javier Milei, nuevo presidente electo de Argentina, durante su discurso de este pasado domingo. - Juan Ignacio Roncoroni | EFE
Primer plano del rostro de Javier Milei, nuevo presidente electo de Argentina, durante su discurso de este pasado domingo. - Juan Ignacio Roncoroni | EFE

“Con ustedes, el nuevo presidente argentino”: los momentos más locos de Javier Milei

Actualizado: Tiempo de lectura del artículo: 2min
Por

Histriónico o loco son dos de los adjetivos más empleados por los medios para definir y retratar al ultraderechista Javier Milei, presidente electo de Argentina, que este pasado domingo se impuso en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del país sudamericano.

Hasta hace un par de años, Milei era un completo desconocido para el gran público, pero en los últimos meses adquirió una gran popularidad en Argentina gracias al apoyo mediático recibido y sobre todo a su comportamiento siempre exagerado, teatral, errático, loco en definitiva.

Noticia relacionada>>>>>Ayuso insulta a Sánchez y las redes no salen de su asombro: “Luego se llenan la boca con la palabra democracia”

Payaso mediático

En su carrera por la presidencia de Argentina, Milei se ha convertido en un personaje que ha ido acumulando momentos muy locos –como él– en los medios de comunicación. Algunos analistas en Argentina lo han llegado a definir como “un payaso mediático”.

La legión tuitera, siempre atenta, ha recopilado alguno de esos momentos tan, tan locos. Dejamos por aquí algunos de ellos. No necesitan mucha más explicación. Simplemente con verlos uno ya se hace una idea de cómo es el personaje.

Noticia relacionada>>>>>«Han elegido a un señor con motosierra que escucha voces, no soy optimista»

Hace ya tiempo que el ciudadano medio en Argentina dejó de confiar en los políticos tradicionales. El descontento de los argentinos con la clase política tradicional es más que evidente. Javier Milei ha jugado esa baza a lo largo de su campaña electoral y ha sabido aprovecharse de esa decepción de los votantes con un estilo muy peculiar pero que le ha dado buenos resultados.