Público
Público

12 de octubre Las polémicas del 12 de octubre: Del "coñazo de desfile" al paraguas de Cifuentes 

Repaso a algunos de los momentos destacados de anteriores desfiles, que en 2016 se llegó a realizar sin gobierno de facto.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), en un desfile del 12 de octubre. Archivo EFE

El 12 de octubre en España, además de Fiesta Nacional, es un día con acumulación de polémicas. Desde los gobiernos de Zapatero hasta Rajoy y Cifuentes, ninguno ha estado exento de copar las portadas. 

Este año, el primero en el que Pedro Sánchez acudirá como presidente del Gobierno, está por ver aún qué polémica nos dejará para el recuerdo. 

La anteriormente denominada Fiesta de la raza española ha vivido desde ausencias en la Corona hasta presidentes abucheados. 

La etapa Zapatero

Corría el año 2003 y el gobierno del Partido Popular, presidido por José María Aznar, había desplazado tropas a Irak apoyando a EEUU en su búsqueda de armas de destrucción masiva. Esta invasión militar fue rechaza por el PSOE, que entonces tenía a la cabeza a José Luis Rodríguez Zapatero. Aprovechando el acto del 12 de octubre de ese año, cuando las tropas estadounidenses pasaron por delante de la tribuna donde estaba sentado, el socialista decidió no levantarse de su asiento en clara oposición a la guerra que se estaba librando en el país presidido por Saddam Hussein.

Tras su victoria electoral, Zapatero se convirtió en presidente y no tuvo ningún desfile calmado. En la mayoría fue abucheado y silbado por algunos sectores del público presente. En una conversación que captada por micrófonos cercanos, durante la celebración del 2009, apuntó: "Ya forman parte del rito". 

El "coñazo" del desfile

Mariano Rajoy también dejó una anécdota para el recuerdo. Cuando aún era presidente del Partido Popular, en el año 2008, un micrófono le pilló resignándose ante la idea de pasar la mañana viendo desfilar militares: "Este domingo tengo el coñazo del desfile... en fin, un plan apasionante", dijo Rajoy a Javier Arenas.  

Un año antes a este ataque de sinceridad, Mariano Rajoy había publicado un vídeo en el que animaba a manifestar el orgullo nacional: "Para que todo el mundo sepa lo que los españoles sentimos por España, y que sabemos proclamarlo sin aspavientos, pero con orgullo y la cabeza bien alta", aseguró el líder del PP. 

"Nada que celebrar"

En 2015, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, publicó un tweet en el que aseguraba que no había ningún motivo para celebrar nada, en alusión al derramamiento de sangre que se produjo en América Latina cuando fue 'descubierta'. 

Pablo Iglesias también ha demostrado en varias ocasiones su descontento con la festividad, no acudiendo desde que es diputado. Incluso tachó de "hipócritas" a ciertos políticos que acudían al desfile. 

El paraguas de Cifuentes

En la lucha por demostrar más patriotismo que nadie, Cristina Cifuentes, por aquel entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, decidió acudir al desfile del año 2016 con un paragüas que llevaba impreso la bandera nacional. No dejó indiferente a nadie y fue motivo de memes y bromas a la vez que de orgullo en sectores conservadores. Cifuentes dimitió de su cargo en la Presidencia el pasado mes de abril por su escándalo del máster en la Universidad Rey Juan Carlos

Ese mismo año se produjo la extraordinaria situación en la que España no tenía un gobierno de facto y acumulaba 295 días de negociaciones y elecciones en busca de pactos y mayorías para formar Ejecutivo. Fue entonces cuando los dos portavoces del PP y PSOE, Rafael Hernando y Antonio Hernando, fueron fotografiados juntos mientras compartían paragüas. Pese a la tensión que se percibía desde el Congreso de los Diputados, a ambos se les vio relajados en mutua compañía.

Los portavoces juntos en 2016. EFE

El accidente del Eurofighter en 2017

El episodio más desagradable de todos los vividos durante la festividad del 12 de octubre tuvo lugar el pasado año, cuando un piloto sufrió un accidente mortal en la base aérea de Albacete tras haber participado en el desfile. 

El piloto se llamaba Borja Aybar, y tras haber intentado sin éxito eyectarse del avión, acabó estrellado, falleciendo a los 34 años de edad. La comisión de investigación en busca de los motivos del accidente se demoró en el tiempo, algo que también fue polémico.

Más noticias en Política y Sociedad