Público
Público

El 14-D y la cuenta atrás para el apagón de TVE

El cese de la emisión de la televisión pública fue el pistoletazo de salida de una huelga que secundaron más de siete millones de trabajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

Más de siete millones de trabajadores secundaron el paro general del 14 de diciembre de 1988 convocado para pedir la retirada del plan de empleo juvenil y protestar contra la política económica del Gobierno, presidido por el socialista Felipe González. El Ejecutivo dio marcha atrás a sus medidas y se produjo el llamado 'giro social'. La convocatoria fue seguida por más del 90% de los trabajadores, según los sindicatos, pero para el Gobierno fue secundada por algo más del 50%. En este éxito fue clave TVE que cortó su emisión gracias a la actitud valiente de sus trabajadores. Muchos de ellos recibieron después cartas de despido, aunque los ceses nunca llegaron a producirse. 

Alentados por el realizador José María Fraguas de Pablo, todos los empleados gritaron juntos una cuenta atrás para paralizar la programación del ente público. De esa manera se coordinó la acción del comité de huelga, que estaba en Torrespaña, con la de los trabajadores que querían secundar el paro en ese edificio y los otros centros de RTVE. Se tomó como referencia el reloj digital de la señal del circuito interno de radiofrecuencia de TVE que se ve en todos los edificios y despachos de la empresa. Fraguas lo propuso en la asamblea previa que se realizó con asistencia de multitud de trabajadores en el estudio A4 del Pirulí y se aceptó.

La huelga fue seguida masivamente en toda España desde primeras horas con un éxito sin precedentes en el movimiento sindical español posterior a la Transición. 

Más noticias en Política y Sociedad