Público
Público

El 20% de los conductores se pasa al autobús por la crisis

Un estudio refleja que la situación económica ha mermado el uso del coche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las dificultades económicas que sufren los españoles están modificando decisivamente su uso del coche, hasta el punto de que casi un tercio de los conductores ha renunciado a utilizar a diario el automóvil en sus desplazamientos. Además, uno de cada cinco ha dejado de sentarse frente al volante para hacerlo en un vehículo público.

Según el estudio Los conductores españoles ante la crisis, desarrollado por la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), la consultora Gfk-Emer, y la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), la situación económica también ha provocado que se gaste menos en los talleres y en combustible. También que se cometan menos infracciones para evitar multas.

En concreto, un 28% de los encuestados afirma que ha dejado de usar a diario su coche. Las mujeres (31,2%) y los jóvenes de 18 a 29 años (31%) son los grupos que más han cambiado sus hábitos.

Gracias a ello, los medios de transporte público han ganado terreno al transporte privado y un 19% de los entrevistados asegura que en la actualidad opta más a menudo por esta solución. Asimismo, más gente se plantea ahora la posibilidad de compartir los viajes en coche con otras personas para ahorrar costes. En total, aumenta un 16% la tendencia a agruparse entre compañeros de trabajo o amigos en los viajes cotidianos.

Uno de cada cuatro entrevistados también reconoce que actualmente echa menos combustible en los depósitos de su vehículo con la intención de ahorrar. Junto a las gasolineras, los talleres han notado un descenso notable de su actividad en los últimos meses, ya que un 21% de los españoles ha reducido la inversión en el mantenimiento de su coche. Un hecho preocupante, ya que renunciar al cuidado del vehículo podría repercutir en los accidentes de tráfico causados por fallo mecánico.

Además, más de un tercio de los entrevistados (37,5%) admite que ahora realiza una conducción más económica, especialmente las mujeres (40,7%). Esta situación se concreta, por ejemplo, al dejar de circular por carreteras de peaje (22,7%), una opción por la que han optado mayoritariamente en Catalunya, Aragón y Baleares (38,6%). El 17,2% de los encuestados cambió su seguro por uno más barato.

La mitad de los conductores asegura que se ha incrementado su temor a ser multados. La mayor inquietud por las sanciones económicas se percibe en los entrevistados con edades comprendidas entre los 30 y los 49 años (53,5%). El estudio muestra que la crisis también influye en el carácter, pues el 30% de los encuestados afirma que ha afectado a la forma de comportarse al volante de los demás conductores.

 

Más noticias en Política y Sociedad