Público
Público

En 2010 murieron 173 personas menos en las carreteras

Los fallecidos por accidente de tráfico bajan un 9,1% con respecto a 2009, el menor descenso en cinco años

AGENCIAS

El número de fallecidos en accidentes de tráfico durante 2010 fue de 1.730, un 9,1% menos respecto a los 1.903 del año anterior, lo que supone el descenso más reducido de la mortalidad en las carreteras de los últimos cinco años.

Así se refleja en el balance anual de siniestralidad vial hecho público este lunes por el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha dicho que en 2010 hubo 7.954 heridos graves en accidentes, y ha subrayado que el año pasado fue el séptimo consecutivo en el que bajó el número de víctimas mortales.

En el último lustro la cifra de muertos en accidentes respecto al ejercicio anterior se había reducido en un 13% en 2009; en un 20,4% en 2008; en un 9,1% en 2007 -igual que el año pasado-; y en un 9,5% en 2006.

Se trata de un descenso de 173 personas muertas con respecto a 2009, que fue el primer año desde 1964 en el que el número de fallecidos anual bajó de los 2.000.

'Desde el punto de vista de la seguridad vial es un año alentador, un año, si quieren, positivo', afirmó Rubalcaba durante la presentación del Balance de Siniestralidad Vial de 2010.

Los accidentes más comunes son las colisiones y las salidas de vía

Respecto a los datos totales de la década, el ministro resaltó que se ha producido un descenso de un 57,5% en el número de fallecidos, que fueron 4.000 en 2001. Asimismo, los heridos graves ha pasado de 19.000 a 8.000 en la década, lo que ha supuesto una caída de un 58%.

'Hemos cumplido con creces un plan exigente de la Unión Europea en materia de seguridad para la década', agregó el titular de Interior.

Los accidentes más repetidos a lo largo de 2010 fueron las colisiones frontales, frontolaterales y las salidas de vía, según los datos ofrecidos por el ministro, que señaló que con gran frecuencia los tres se producen por exceso de velocidad.

Además, las carreteras convencionales siguen siendo las vías más peligrosas, pero en los últimos 10 años se ha producido un descenso de casi el 60% de los accidentes ocurridos en las autopistas.

Han muerto 167 personas menos en las carreteras que el año pasado

El descenso de la siniestralidad en las carreteras españolas se ha debido, entre otros factores, a la introducción del carné por puntos y a la reforma del Código Penal.

'Si no hubiéramos puesto en marcha un conjunto de políticas entre todos hoy, desgraciadamente, tendríamos que decir que habría 10.000 personas que habrían perdido la vida en nuestro país en estos siete años', concluyó Rubalcaba.

Más noticias