Público
Público

2.500.000 españoles usan la bici a diario

Los ciclistas aplauden que se construyan carriles bici para uso recreativo, pero lamentan que las ciudades no se habiliten para el tráfico cotidiano en bicicleta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sobre dos ruedas. Así se desplazan a diario 2,5 millones de españoles para acudir a sus lugares de trabajo, estudio o, simplemente, para dar un paseo y disfrutar del aire libre. Así lo pone de manifiesto el avance, al que ha tenido acceso Público, del próximo Barómetro de la Bicicleta 2010, la encuesta más completa sobre el uso de la bici en España, que está elaborada por la empresa de estudios de opinión Gesop. En este documento se muestra también que los núcleos urbanos se han convertido en los últimos años en el principal lugar por donde circulan los aficionados a la bici.

En consecuencia y, aunque la DGT estima que sólo el 1% de la población utiliza la bicicleta a diario, las ciudades españolas adoptan cada vez más medidas urbanísticas para adaptarse a la situación. Pero no todas lo consiguen como los ciclistas querrían y, cuando lo hacen, suelen centrarse sólo en aquellos que usan la bici como diversión y no como medio de transporte habitual. 'Siempre hay cosas que mejorar -afirma Xavier Corominas, secretario técnico de la Red de Ciudades por la Bicicleta-, pero todas las ciudades están progresando con sus proyectos ciclables'. Sin embargo, las asociaciones de usuarios tienen opiniones muy distintas según se circule por una u otra localidad.

En Madrid, Iñaki Díaz de Etura, portavoz de la asociación Pedalibre, lamenta que las vías ciclistas de la capital sean 'sinuosas y estrechas' y estén 'supeditadas al tráfico motorizado'. Los madrileños sí valoran, sin embargo, el acierto del Anillo Verde: 64 kilómetros de carril bici que bordean el casco urbano, aunque, como ocurre en muchas otras ciudades, esta infraestructura 'sólo es útil para usos lúdicos' y no para el día a día de la urbe.

Este problema lo acusan también en Zaragoza, ya que los 93 kilómetros de carril bici que hay construidos están destinados al ocio casi en su totalidad. Además, Ramón Lambán, de Con Bici (asociación en defensa de la bici), manifestó que otro de los defectos de la capital maña es 'la conflictividad que se genera con los peatones' debido a que los carriles bici están a la altura de la acera.

Los madrileños se quejan de que el Anillo Verde sólo sea 'de uso lúdico'

En el otro lado de la balanza está Sevilla, donde los que usan la bici como medio de transporte se muestran totalmente satisfechos con el Ayuntamiento de su ciudad. Juan Manuel Mellado, portavoz del colectivo A Contramano, aplaude la actuación institucional porque 'ha creado leyes que restringen el acceso de vehículos al centro del casco urbano y eso ha provocado un gran aumento del número de personas que han cambiado el coche por la bicicleta', explica.

Barcelona es la ciudad pionera en España en cuanto a implantación de zonas de pacificación del tráfico rodado se refiere. En la capital catalana abundan las zonas 30 (calles en las que los vehículos no pueden sobrepasar los 30 km/h.), pero, según Albert García, portavoz de la asociación Amics de la Bici, el Ayuntamiento 'se ha acomodado y aún le queda mucho por hacer'.

Conectar y señalizar mejor los carriles bici, crear un registro de bicicletas para disuadir a los ladrones y, sobre todo, 'considerar la bici como un vehículo más' son algunas de las demandas que defiende este colectivo.

A pesar de que todo tiene sus pros y sus contras, Barcelona, Sevilla y San Sebastián han sido calificadas por la Guía de la Movilidad Ciclista ProBici, que está elaborada por el Centro de Investigaciones del Transporte (Transyt), como las ciudades 'líderes en España' en cuanto a la situación de la bici se refiere. Y esto se debe, entre otras cosas, a que las tres, según el estudio, son las ciudades 'con más voluntad política' para impulsar el uso del pedaleo como modo de transporte.

Valencia ha sido una de las últimas ciudades en apuntarse a la moda del alquiler de bicicletas públicas. En junio comenzó a funcionar Valenbisi, firma que lanzó a la calle 2.750 bicicletas distribuidas en distintos puntos de la ciudad. Y la experiencia de sus antecesoras demuestra que la iniciativa será todo un éxito.

Los usuarios eligen vías de velocidad limitada antes que carriles bici

En Sevilla y Zaragoza, por ejemplo, este servicio está desbordado. En la capital andaluza cuentan con 2.500 bicicletas pero los usuarios superan ya los 70.000 porque, según Mellado, 'la gente hasta se va de marcha con ellas'.

Y en Zaragoza, Ramón Lambán también agradece 'el aumento de bicis que se ha notado en la calle desde que se instaló el servicio público'. Madrid, por su parte, continúa a la cola en implantación de este servicio. No sólo no lo tiene, sino que, -según Iñaki Díaz-, 'aunque estaba previsto para 2011, creemos que se ha visto afectado por los recortes de presupuesto'.

La intermodalidad es, según la Guía ProBici, la 'asignatura pendiente en casi todas las ciudades'. Así lo creen también la Red de Ciudades por la Bicicleta y las demás asociaciones de usuarios, que opinan que hay que instalar más aparcabicis en las bocas de metro y paradas de autobús para poder dividir las rutas diarias entre varios medios de transporte.

Estos colectivos reclaman también más espacio en los vagones para poder transportar las bicicletas, ya sea en el metro o en los trenes de larga distancia de Renfe. ¿El objetivo? Llegar con dos ruedas a cualquier lugar del mundo.

Más noticias en Política y Sociedad