Público
Público

Abren diligencias contra las Juventudes Socialistas por una campaña procondón

Les acusan de un delito contra los sentimientos religiosos por vincular el preservativo con la comunión

YERAY CALVO / AGENCIAS

"Que no te den una hostia, ponte condón" o "Bendito condón que quitas el sida del mundo". Estas expresiones, utilizadas en una campaña procondón, podrían acarrear una condena a las Juventudes Socialistas de Andalucía por un presunto delito contra los sentimientos religiosos.

Un juzgado de Sevilla ha abierto diligencias por una campaña a favor del preservativo -lanzada el 1 de diciembre con motivo del Día Mundial de la lucha contra el SIDA- en la que se utilizó a un sacerdote y se hizo un paralelismo entre la comunión y el condón. En la campaña, lanzada a través de las redes sociales y basaba en imágenes y un vídeo, se mostraba a un sacerdote sustituyendo la comunión por un preservativo.

"Quisimos vincular la campaña a las palabras del Papa en contra del uso del preservativo", explica Juan Carlos Ruiz, secretario general de la Juventudes Socialistas de Andalucía. "El ánimo era el de llamar la atención a los jóvenes, como cualquier campaña dirigida a este colectivo, con un tono más "transgresor", continúa. En su opinión, la alusión a la Iglesia no ofende "para nada" la sensibilidad religiosa. Además, recuerda que para ellos es igual de importante la lucha contra el SIDA como para los católicos las "cosas sagradas".

 

Detrás de la denuncia se encuentra la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (FECAPA) de Sevilla, que acusa a los jóvenes socialistas de un delito contra los sentimientos religiosos y la libertad ideológica y religiosa (ver vídeo de respuesta).

FECAPA les acusa de un delito recogido en el artículo 525.1 del Código Penal, según el cual "incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican".

"No queremos ni perseguimos causar un mal a nadie, pero sí que se respeten los sentimientos religiosos y la libertad de conciencia de los ciudadanos", ha asegurado el presidente de FECAPA, Carlos Seco, en una nota. Público.es ha tratado sin éxito de ponerse en contacto con la asociación.

Juventudes Socialistas asegura que no han recibido todavía ninguna notificación de la denuncia de la FECAPA, pero subrayan que la Justicia ya desestimó una semejante del centro jurídico Tomás Moro en la que prevaleció el derecho a la libertad de expresión y el fin de la campaña sobre la posible ofensa al colectivo.

Más noticias de Política y Sociedad