Público
Público

Abusos en las empresas de reagrupación de créditos

GLÒRIA AYUSO

"Pague/ahorre hasta el 50% menos" , rezan algunos anuncios de empresas dedicadas a la reagrupación de créditos. Se erigen como una solución para las personas que se ven incapaces de hacer frente a sus deudas. La realidad es otra: se paga más y durante más tiempo. La Agencia Catalana del Consumo (ACC) ha detectado cláusulas abusivas en los contratos que dejan en total indefensión a los clientes de este tipo de servicios.

A diferencia de las entidades financieras, que actúan bajo la vigilancia del supervisor para asegurar los intereses del mercado y de los clientes, las empresas de reagrupación de créditos son actividades comerciales que hacen de intermediarias con los bancos. Sin embargo, dan a entender que son ellas las que conceden los créditos. La ACC alerta de que están actuando con manga ancha, aprovechándose de que no existe regulación.

Reclaman mucho a sus clientes, pero en las cláusulas de los contratos no se comprometen a nada. Para empezar, muchas incluyen en la letra pequeña su plena libertad para modificar las condiciones del acuerdo unilateralmente, de modo que en un momento dado pueden exigir el pago de una cuota superior. "Es un claro ejemplo de abuso que debe denunciarse", explicó ayer el director de la ACC, Jordi Anguera.

Suelen pedir comisiones de entre el 1 y el 5% de la cantidad, u honorarios que pueden ascender, según se ha comprobado en algunos casos, a unos 12.000 euros. Pero lo más preocupante, subraya la ACC, es que a veces el cliente desconoce qué cantidad está pagando por el servicio a la empresa intermediaria "hasta el mismo momento en que firma el contrato frente al notario".

Tampoco sabe con qué entidad financiera acabará cerrando el acuerdo la empresa. Sin embargo, ésta le prohibirá a él y a su familia realizar a partir de entonces cualquier gestión con el banco o la caja en cuestión. Se convertirá en la única representante y de enterarse de que su cliente ha realizado alguna visita para abrir una simple cuenta le cobrará como si lo hubiera hecho ella.

Servicios no prestados

En caso de que la entidad financiera deniegue la reagrupación y la empresa haya avanzado dinero al cliente, éste igualmente deberá devolverlo con una comisión que puede alcanzar el 30%. "Ésto abre la puerta a que pasado un tiempo en el que la empresa no tiene que dar cuenta de qué trámites ha realizado, pueda cobrar por servicios no prestados", explica la ACC.

La Generalitat ha sido la primera en investigar a 58 empresas, a las cuales les imputa 194 infracciones. Por el momento ha multado a la gran mayoría, 46, por cláusulas abusivas o publicidad engañosa. El importe total de las multas se eleva a 519.600 euros. 

Más noticias de Política y Sociedad