Estás leyendo: Aguirre se echa atrás

Público
Público

Aguirre se echa atrás

Afirma que "ni ahora" ni en 2008 quiso ir en las listas con Rajoy

M. J. G.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aclaró ayer su postura sobre las dos cuestiones que han generado, en estos últimos días, bastante polémica dentro de sus filas.

"Hace cuatro años, yo dije que, si para ayudar a Rajoy hay que ir en su lista, yo estoy disponible, y lo vuelvo a decir exactamente igual ahora", dijo Aguirre el martes en Onda Cero. Ayer, en rueda de prensa, matizó sus declaraciones. Aseguró que "ni ahora" ni en las elecciones generales de 2008 pretendió figurar en las candidaturas de su partido al Congreso de los Diputados y que lo que ocurre es que "algunos tienen muchos deseos de interpretar otra cosa". "Me preguntaron si iba a exigir ir y dije que no", insistió.

No opina sobre la posibilidad de que Gallardón sí acompañe a Rajoy

Lo cierto es que, hace cuatro años, la presidenta autonómica sí lo intentó. El 15 de enero de 2008, Aguirre, en una reunión con Rajoy y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se mostró dispuesta a renunciar a su cargo para acompañar al presidente nacional del PP. Todo con tal de impedir que el regidor lo hiciera. Ahora que se vuelve a hablar de este asunto y todo apunta a que la situación se puede volver a repetir, los periodistas quisieron saber si ella aceptará en esta ocasión que Gallardón vaya junto al jefe de la oposición. "No hablo de futuribles", señaló.

Por otro lado, también quiso dar por zanjado el conflicto con la candidata del PP de Asturias, Isabel Pérez-Espinosa. El lunes, tras la convención de Sevilla del PP, Aguirre dijo que ella no iba a hacer campaña en el Principado porque para ella Francisco Álvarez-Cascos seguía siendo la "mejor" opción.

Sus palabras cayeron como un jarro de agua fría en la dirección nacional, que vio cómo el discurso de unidad que había vendido en el cónclave se desinflaba en un solo minuto. Rajoy quiso enterrar el debate resaltando que todos sabían lo que pensaba su compañera de partido pero le recordó que hay que acatar las reglas.

Dice que no irá a un mitin de Cascos porque sólo va a los del PP

Aguirre comprendió el mensaje. Ayer reiteró su apoyo "entusiasta a todos los candidatos del PP", incluida Pérez-Espinosa. Y trató de explicar su comentario inicial: "Ella me pidió que fuera y le dije que quizá en este caso no era yo la persona más adecuada" porque había respaldado claramente al ex ministro de Fomento. Añadió que apenas tenía relación con Pérez-Espinosa porque la conoció en Sevilla. "No es una persona de la que tenga su móvil", confesó.

"Pero mi posición está clarísima, la he dicho hasta la saciedad y, qué casualidad, es la misma que la de Alberto Núñez Feijóo, pero, por lo que se ve, a algunos les interesa más que sea la mía en solitario", lamentó, incluyendo al titular de la Xunta en el lío cuando este no se ha expresado nunca en esos términos y, además, ha dicho que él sí irá a Asturias.

Aguirre afirmó que no pensaba acudir a los posibles mítines de Cascos. "Desde luego que no", sostuvo. Cuando le recordaron que lo podía hacer también en calidad de amiga, igual: "Soy muy amiga de muchos miembros del PSOE y no voy a sus mítines, sólo voy a los del PP".

Más noticias de Política y Sociedad