Público
Público

Aguirre lanza ocho campañas de publicidad antes del 22-M

Expertos del sector dudan de que se puedan desarrollar dentro de los plazos autorizados por la ley

PERE RUSIÑOL


El Gobierno de Esperanza Aguirre ha activado el proceso para lanzar ocho campañas de publicidad justo antes de los comicios de mayo. El coste de las campañas suma un mínimo de 11 millones de euros y los plazos son tan justos que expertos del sector dudan incluso de que algunas puedan emitirse dentro de los plazos autorizados por la ley.

La cascada de campañas publicitarias simultáneas se concentra sobre todo en la Consejería de Empleo, Mujer e Inmigración, cuya titular, Paloma Adrados, acaba de ser propuesta por el PP como candidata a la alcaldía de Pozuelo. Entre el 21 de diciembre de 2010 y el pasado 11 de enero, su departamento aprobó seis resoluciones de convocatoria de concursos publicitarios, ya sea directamente o a través de organismos autónomosvinculados a la consejería.

Solo dos de las ocho campañas estarían listas antes de los comicios

La primera resolución se redactó el 21 de diciembre para convocar una campaña sobre inmigración y cooperación al desarrollo por valor de 345.000 euros, mientras que la semana siguiente, el 28 de diciembre, se convocó otra para fomentar la conciliación de la vida personal y familiar por un precio de 813.559 euros.

Sólo en la primera semana del año, la consejería abrió otros tres concursos publicitarios: el día 4, para la prevención de riesgos laborales (un millón de euros); el día siguiente, para la integración laboral de las personas con discapacidad (490.000 euros), y el día 7, para la prevención de la violencia de género (480.000 euros). Finalmente, el 11 de enero se firmó la resolución que convoca la campaña publicitaria de emprendedores y actividades de Formación Profesional para el empleo, valorada en tres millones de euros.

El presupuesto suma un mínimo de 11 millones de euros

Coincidiendo con el comienzo del año, la Comunidad de Madrid ha iniciado el proceso para lanzar otras dos campañas publicitarias: una para dar a conocer las actuaciones en vivienda y rehabilitación (1,77 millones de euros) y otra de tres millones para Metro de Madrid. En total, casi 11 millones de euros. Y su coste es necesariamente superior porque habrá que agregar el plan de medios en algunas y la creatividad en otras.

Un portavoz del Gobierno regional aseguró que "el procedimiento es el mismo que se ha desarrollado en años anteriores". Y agregó:"Las distintas consejerías van convocando en tiempo y forma las campañas informativas que se desarrollarán a lo largo del año".

El portavoz eludió detallar cuándo está prevista la emisión de las mismas teniendo en cuenta que el 22 de mayo es la fecha de las municipales y autonómicas. La ley de publicidad institucional impide la emisión de campañas publicitarias institucionales desde el mismo momento en que entra en vigor el decreto de convocatoria de loscomicios; es decir, desde el 29 de marzo.

Fuentes del sector consultadas por Público subrayan que los plazos están tan ajustados que algunas de las campañas convocadas ahora difícilmente podrán llegar a emitirse antes de los comicios. De hecho, algunas llevan incorporado un plazo de ejecución de hasta un año, con lo que podrían ser heredadas tal cual por el nuevo Gobierno que salga de las urnas, que es el que deberá pagarlas.

Los plazos de presentación de ofertas oscilan entre el 25 de enero el único de los concursos en marcha que ha cerrado el plazo y el 15 de febrero. Las fuentes citadas estiman que al plazo de entrega hay que agregarle un mínimo de 35 días naturales antes de que la campaña pueda salir a la calle: este plazo incluye todos los trámites exigibles para abrir las plicas técnicas, estudiar las ofertas, hacer una propuesta de adjudicación y comunicarla, abrir un periodo para recursos, proceder a la adjudicación definitiva, comunicarla, producir efectivamente la campaña y comprar los espacios para emitirla.

Según este cálculo, solo dos de las ocho campañas publicitarias en marcha, que costarán un mínimo de 11 millones de euros, llegarían a tiempo para emitirse antes de la convocatoria electoral.

Antes de los comicios de 2007, el Gobierno de Aguirre adjudicó dos campañas que nunca llegaron a realizarse en los términos previstos y que costaron 3,25 millones de euros. Las dos empresas beneficiarias, MQM y Over MCW, se coordinaban con la ‘trama Gürtel', al igual que Swat, consultora que sugirió las adjudicaciones y que se embolsó 1,3 millones. Estos contratos están siendo investigados por el juez del ‘caso Gürtel'. En abril, MQM ganó otro contrato para organizar actos de Presidencia por 250.000 euros. Pero en sólo tres meses pasó facturas que suponían el 160% de lo previsto para todo el año. En medio, únicamente había habido la campaña electoral y la toma de posesión de Aguirre. 

Más noticias de Política y Sociedad