Público
Público

Aguirre presume de limpieza política en el epicentro de la 'Gürtel'

Aguirre aprovechó para pedir "perdón" a los ciudadanos de la localidad por el comportamiento de algunas personas

YOLANDA GONZÁLEZ

Uno de los principales dolores de cabeza de Esperanza Aguirre desde el estallido del caso Gürtel lleva el nombre de Boadilla del Monte. En este municipio madrileño, el citado escándalo de corrupción se ha llevado ya por delante a dos alcaldes del PP. Primero, en febrero de 2009, cayó Arturo González Panero. Y hace poco más de un mes su sucesor, Juan Siguero, dimitía tras ser también imputado.

Ayer, la presidenta de la Comunidad se trasladó hasta Boadilla, donde la trama campaba a sus anchas, para celebrar el comité de dirección del PP madrileño. Concretamente, hasta la sede local del partido, para cuya inauguración, en el verano de 2006, fue contratada Easy Concept, una de las empresas de la red.

Aguirre aprovechó para pedir "perdón" a los ciudadanos de la localidad por el comportamiento de algunas personas que en su día integraron el partido. Y para presumir de mano dura y contra la corrupción.

"En el PP de Madrid no nos ha temblado el pulso de cortar todas las cabezas que han sido necesarias", dijo. "No vamos a aprovechar para decir como los socialistas el más eres tú", añadió haciendo un juego de palabras con el caso de los ERE falsos de la Junta de Andalucía. También, presumió de que el PP de Madrid ha actuado antes de que hubiera condena. "Creemos que hay que asumir todas las responsabilidades políticas".

Sobre las listas para el 22-M avanzó que intercalará "renovación y continuidad".

Más noticias de Política y Sociedad