Público
Público

El alcalde que sobrevivió al acoso del rey del ladrillo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sólo tenía que poner la cifra. Ante él, un cheque en blanco y un constructor que le ofrecía 'progreso para el pueblo' y 'tranquilidad' como alcalde. Pero Manuel Fuentes (IU)optó por complicarse la vida. Cuando se negó, el orondo promotor le espetó: 'Vamos Manolo, ¿o es que vas a ser el único alcalde gilipollas de España'. Nervioso le contestó: 'Pues igual sí. ¡Vete de mi despacho ahora mismo que llamo al cuartelillo de la Guardia Civil!'. Sus problemas acababan de empezar.

Todos conocen esta historia en Seseña. La cuentan en los bares como una leyenda. Siempre en voz baja: 'Si el Tío Pocero se entera, te mete una querella', explica un vecino.

Más allá del mito

Pero la leyenda coincide con la denuncia que presentó a la Fiscalía Anticorrupción Izquiera Unida el 13 de julio de 2006. Denunciaron indicios de cohecho, prevaricación, malversación de fondos, fraude y trato de favor hacia el constructor. Las irregularidades se referían a la recalificación de 1,8 millones de metros cuadrados de terreno rústico en mayo de 2003 con la connivencia del anterior alcalde, José Martín Jiménez (PSOE).

El beneficiado fue Francisco Hernando, El Pocero, que proyectó allí 13.508 pisos, la mayor urbanización del país. La operación le iba a reportar 800 millones.Pero ocurrió lo imprevisto: ganó las elecciones Fuentes y se opuso. Lo consideraba inasumible para su municipio de 8.000 habitantes, que crecería con este proyecto un 500%.Entonces comenzó el acoso público. Según IU, fue cuando el actual alcalde no aceptó el chantaje y paró la concesión de 8.000 licencias para los pisos. Fuentes dice que no puede garantizar servicios básicos como agua, alcantarillado o luz, al ritmo que se construye.

El Pocero montó un periódico para desacreditarle. También recibió advertencias sobre su seguridad y los obreros de Hernando se manifestaban a diario en el Ayuntamiento. Luego llegó el acoso judicial: el actual alcalde ha declarado seis veces en los tribunales por las querellas de Hernando. Cree que Fuentes le ha injuriado en la prensa y por eso ha vendido menos pisos. Le pide 30 millones.

Ya cuenta con una condena de prisión menor y 4 millones por delitos contra la Hacienda Pública en 1992 y 93, que Francisco Hernando ha recurrido. En ayuntamientos como Villaviciosa de Odón y Boadilla del Monte fue declarado persona non grata porque sus alcaldes aseguraron en su día haber sufrido coacciones. 


Más noticias en Política y Sociedad