Público
Público

Alderdi Eguna El PNV pide a Sánchez que cumpla sus promesas con Euskadi y avisa de que su paciencia tiene un límite

Los nacionalistas vascos han aprovechado la celebración del Alderdi Eguna para decir a Sánchez que "las palabras deben convertirse en hechos". Además, han homenajeado a los presos del procés durante el acto.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, durante su intervención en en el Alderdi Eguna (Día del Partido). | Adrián Ruiz / EFE

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha pedido al Gobierno del PSOE que "cumpla" con Euskadi y haga efectivas las inversiones comprometidas y las transferencias pendientes y le ha advertido de que "el tiempo pasa y la paciencia se agota".

Ortuzar y el lehendakari, Iñigo Urkullu, han participado este mediodía en el Alderdi Eguna (Día del Partido), que ha reunido a miles de personas en las campas de Foronda de Vitoria. Desde un escenario con un gran lazo amarillo en un lateral, ambos han tenido un recuerdo para los políticos catalanes encarcelados, han reclamado su puesta en libertad y han pedido distensión y diálogo en Cataluña.

El líder del PNV, partido que ayudó con sus votos a que Pedro Sánchez llegara a La Moncloa, ha emplazado al Gobierno central a "pasar de las buenas palabras y los anuncios a los hechos, de las promesas a las transferencias". "Gobernar es algo más que hacer declaraciones, es hacer cosas, cumplir compromisos y asumir con valentía los problemas. Y eso pedimos para con Euskadi. Que cumplan ya. El tiempo pasa y la paciencia se agota", ha avisado Ortuzar.

En esta línea ha dicho al Gobierno que "urge culminar el Estatuto" y "poner en marcha todos los compromisos presupuestarios con Euskadi" y le ha pedido que "no se despiste con la ofensiva de la derechona, ni se le nuble la vista por unas encuestas que les dan no sé cuántos puntos por encima del segundo".

El PNV ha "demostrado que sabe arrimar el hombro" y ha sido "honesto y leal" pero "ser 'zintzo' (bueno) no quiere decir tonto" y los nacionalistas vascos "esperamos más del Gobierno de Pedro Sánchez", ha advertido.

Ha calificado de "desalentador" el panorama político nacional, que vive "una fase de navajeo" en la que PP y Cuidadanos (a quien no ha mencionado de manera expresa) "están a ver quién es más duro y quién marca más paquete españolista" y con un Gobierno que "se limita a resistir a base de anuncios y buenas palabras".

Sobre la situación política en Euskadi, Ortuzar ve a la oposición "sin fuelle y recurriendo a los típicos clichés y descalificaciones ramplonas" con el objetivo de que el Gobierno Vasco y el PNV "muerdan el polvo".

Ha defendido la honestidad de su partido, "libre de toda sospecha" de corrupción y que "no está sentado en ningún banquillo de los acusados", ha dicho en referencia implícita al llamado "caso de Miguel", una presunta trama de cobro de comisiones que afecta a exaltos cargos del PNV en Álava.

También ha hablado del acuerdo de bases alcanzado por su formación y EH Bildu para un nuevo estatus político, al subrayar su legitimidad, aunque ha deseado "ensanchar" ese consenso con "el máximo acuerdo", aunque no aceptará -ha dicho- "a quien solo quiera entorpecer o vetar".

Algo parecido ocurre con los presupuestos (el Gobierno PNV-PSE está en minoría en el Parlamento), ya que "no se trata de romper con unos para acordar con otros, se trata de sumar el máximo posible".

También el lehendakari, que ha recordado que este es el primer "Alderdi Eguna" sin ETA, ha pedido el cumplimiento íntegro del Estatuto, una "asignatura pendiente" y una "deuda" que debe saldar el Gobierno español.

Una vez que se cumpla el Estatuto el "reto" será llegar a un nuevo pacto estatutario con más consenso que el de Gernika, aunque haya que "lidiar con los maximalismos de unos y los maniqueísmos e inmovilismos de otros".

Ha rechazado que se pongan "líneas rojas o vetos" y ha censurado que haya partidos que "exigen divorcios o unidades inquebrantables" como paso previo a un entendimiento. Frente a todo ello, el PNV "perseverará" para avanzar hacia "la construcción social y nacional" y para convertir Euskadi en "una nación en Europa".

El lehendakari ha puesto además en valor la labor de su Gobierno, que "sin caer en fantasías" trabaja con "hechos y no palabras", lo que ha permitido, según ha argumentado, que el País Vasco tenga un 10 % de paro, presente la menor deuda de todas las CCAA, complemente las pensiones a 10.000 personas y dé a 60.000 familias una Renta de Garantía de Ingresos.

Más noticias en Política y Sociedad