Público
Público

El amago de rebaja del IRPF a las rentas más altas acerca al Govern y el PP

Los conservadores suscriben un beneficio fiscal para los ricos que el resto de fuerzas critica

ALBERT MARTÍN VIDAL

El Departament de Economia de la Generalitat catalana planteó el domingo una rebaja en el IRPF a las rentas superiores a 120.000 euros que esa misma noche desmintió, asegurando que no emprenderá esa medida mientras siga en fase de contención presupuestaria. La maniobra, considerada un "globo sonda" por el resto de fuerzas parlamentarias, ha servido para confirmar una vez más que el PP es el único grupo del Parlament que aplaude las políticas fiscales de corte liberal del Govern de Artur Mas.

Ayer, mientras todas las fuerzas de la oposición mostraban su desacuerdo con una propuesta que llega en plena etapa de recortes en servicios como la Sanidad o la Educación, el PP aplaudía la idea. La presidenta de los populares en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, se mostró partidaria de esta rebaja fiscal y pidió que la reforma se acometa "de manera inmediata".

El acercamiento entre CiU y el PP arrancó con la práctica supresión del impuesto desucesiones, decidida por el Govern para que el 6% de la población, que coincide con las fortunas más altas, deje de pagar. Como ha ocurrido ahora, los conservadores fueron los únicos que defendieron una medida polémica que llega justo cuando la Generalitat se prepara para reducir su presupuesto en un 10%.

Y de cara a la aprobación de esas cuentas y contrariamente a las posiciones reiteradas por el PP, el PSC ya ha anunciado que no dará su apoyo al Govern convergente. Ayer fue el presidente del grupo parlamentario socialista, Joaquim Nadal, quien calificó de "nefasto" y de "grave irresponsabilidad" el hecho de que el Govern se plantee esta rebaja del IRPF cuando prepara recortes en los "servicios públicos".

El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, lamentó que "priorizar a quien tiene más es obsceno en un contexto de crisis, es indignante". Además, manifestó que "el país avanza hacia la inequidad y consagra los privilegios de los que tienen más".

Por su parte, el secretario general de ERC, Joan Ridao, afirmó por su parte que la propuesta es "inaceptable e indignante". "Ahora ya sabemos en qué consiste el Govern business friendly, en bajar los impuestos a los directivos", añadió.

Más noticias de Política y Sociedad